Instan a ayuntamientos y Diputación a pasar de las "buenas palabras" a los hechos

Altur alerta de que el sector hotelero de Castellón puede desaparecer sin ayudas

La asociación reitera la necesidad de un plan estratégico para paliar la perdida de la temporada de verano y evitar cierres de establecimientos en 2021

Archivado en: 

Altur pide medidas para incentivar el sector hotelero de Castellón.

La buena noticia social que supone la posibilidad de abrir parcialmente establecimientos hoteleros y hosteleros al entrar en la fase 2 de la desescalada se da de bruces con la realidad que han de afrontar los empresarios del sector que ven con una gran incertidumbre y preocupación su futuro. Un futuro que puede acabar con el sector, como apuntan desde la patronal Altur-Hosbec, de no ponerse en marcha un plan estratégico con ayudas y medidas económicas que palien los efectos del cierre prolongado y el casi seguro descenso de turistas. Un plan que también reclaman desde Ashotur y Ashocas.

El presidente de Altur-Hosbec Castellón, Alexis de Pablo, fue claro al realizar el balance de estos poco más de dos meses de Estado de Alarma, “el sector hotelero de la provincia se siente abandonado por las administraciones provinciales y municipales” y advierte que es preciso implementar ayudas económicas y medidas urgentes que permitan a las empresas salir de “esta crisis”, de lo contrario “ el sector está en peligro de desaparecer”. De Pablos añade que los empresarios “dan por perdida la temporada de verano”.

Las dos patronales del sector en la provincia, Ashotur y Altur, concretan las medidas que son precisas para aliviar la situación del sector, incluso los primeros las registraron hace apenas 72 horas en la Subdelegación del Gobierno. Medidas que pasan por las fiscales anunciadas por la Administración, la exención del IBI e IAE, además de las ayudas directas para fomentar los viajes de los turistas como hacen otros gobiernos, moratorias al alquiler o el IVA super reducido.

De Pablo lamenta que las buenas intenciones de las administraciones, ayuntamientos y Diputación, se hayan quedado en palabras, “que no se hayan traducido en medidas concretas aún. No vale suplir esa deficiencia con campañas de promoción turística. No es la prioridad”. Añade que “las empresas hoteleras somos los principales contribuyentes a la economía y el empleo de nuestras localidades”. Sin embargo,  “nos hemos sentido solos y abandonados”.

El presidente de Altur ve con preocupación la temporada estival. “El verano que tenemos por delante será, como poco, un desastre, ya que sea cual sea la ocupación que finalmente tengamos, no servirá para paliar las graves consecuencias que sufriremos en nuestras cuentas de explotación”. Y añade que el otoño no mejorará. Por ello, “es probable que la mayor parte de nuestros hoteles tengan que cerrar para evitar la acumulación de más pérdidas económicas. Y veremos el impacto en el 2021″.

La preocupación que vive el sector movió a Ashotur a registrar ante la Subdelegación del Gobierno una serie de peticiones para rescatar el sector. Plantean las concesión de microcréditos rápidos de 25.000 euros, una moratoria en el pago de alquileres durante el estado de alarma y gradual hasta diciembre, a la para que dar salida a los arrendamientos, máxime cuando los locales han estado cerrados y el inquilino no ha podido obtener beneficio alguno.

La recientemente constituida Ashocas, que agrupa empresarios de hostelería de la provincia, también ve con preocupación el futuro de este sector. Como Ashotur y Altur también plantea medidas de alivio a ayuntamientos y Diputación y espera que desde Costas se autorice la instalación de chiringuitos playeros. De momento sólo algunos consistorios han contemplado la exoneración del pago de impuestos y la ampliación de los metros para instalar terrazas.

Las perspectivas son negativos y a ellas se suma el que los festivales musicales que marcan el verano castellonense están en el aire, como el Arenal Sound, cuando no cancelados, como el tradicional FIB.

Suscríbete a nuestra newsletter