Coronavirus desescalada

¿Cómo afrontan los municipios valencianos la reapertura de las playas?

Control de aforo, parcelación del litoral e incluso drones de vigilancia, son algunas de las propuestas de los consistorios para garantizar la seguridad en las playas

Archivado en: 

Una agente de la Policia Nacional realiza labores de control en la playa de la Malvarrosa. EFE/Kai Försterling

Los municipios del litoral valenciano se preparan para la entrada en la fase 2 del plan de desescalada con la vista puesta en la apertura de playas. Hasta el momento, solo se ha permitido dar paseos o actividades deportivas en la costa de la Comunitat Valenciana, siempre con las debidas medidas de seguridad y la distancia social. De entrar el próximo lunes la región en la siguiente etapa, se flexibilizarían las actividades permitidas, y se podría tomar el sol, los baños recreativos o tumbarse en la arena.

Para ello, los ayuntamientos valencianos ultiman sus propios planes de contingencia y trabajan para garantizar la seguridad de los ciudadanos que decidan hacer uso de su nueva libertad en la siguiente fase de la desescalada. Se basan los consistorios en las recomendaciones hechas por la Generalitat valenciana, quien esta semana presentaba una guía para que los municipios puedan abrir las playas con las máximas condiciones de seguridad y evitar así más contagios por coronavirus.

Recomendaciones de la Generalitat

El documento ‘Playas Seguras’ elaborado por Turisme Comunitat Valenciana aúna aspectos de carácter organizativo respecto a la gestión de las playas, tanto marítimas como continentales, como el modo de configurar el órgano gestor, competencias y tareas básicas, sugerencias de medidas de seguridad para mantener la distancia social.

Entre las principales medidas que recomienda la gobernanza a través de un ente gestor de cada playa, además de la creación de un Comité de Seguridad en cada playa, con un máximo representante con autoridad encargado de coordinar los servicios implicados. El Plan de Contingencia de los ayuntamientos deberá estar basado en tres ejes: seguridad de aforos y accesos; servicios complementarios y transmisión de información clara y concisa.

Insta el documento de la Generalitat a controlar el aforo de las playas, aportando fórmulas para cuantificarlo en cada caso. Al mismo tiempo destaca la necesidad de controlar los accesos a las playas y reforzar la vigilancia para el correcto cumplimiento del código de conducta por parte del usuario o usuaria.

Municipio a municipio

Los municipios del litoral valenciano trabajan para adaptar las recomendaciones del Gobierno de España y de la Generalitat a las particularidades de cada playa. Hemos consultado con algunos de los principales destinos costeros de la Comunitat cuáles son sus planes para la reapertura de las playas.

Peñíscola se prepara para la apertura de playas en la fase 2. Foto: Ayuntamiento de Peñíscola.

De este modo, Peñíscola comunicaba ayer su voluntad de abrir las playas al baño de pasar a la fase 2 este próximo lunes. Señalaba el alcalde, Andrés Martínez, respecto a la posible parcelación del litoral que “estamos comprometidos con el cumplimiento de las recomendaciones de las autoridades sanitarias, contamos con más de medio millón de metros cuadrados de playas urbanas con alrededor de 70 accesos, que facilitarán, sin necesidad de barreras físicas, que los usuarios y bañistas puedan acudir a las playas de Peñíscola con seguridad y con la máxima normalidad posible”.

Para el control de aforos y accesos el consistorio valora la posibilidad de incorporar soluciones tecnológicas a este cometido y ha anunciado ya la voluntad de reforzar la información a los usuarios, tanto por parte de señalización, como por parte de un equipo de informadores en vía pública.

Por su parte, Cullera contará con drones en sus más de 15 kilómetros para controlar el aforo de las playas. El alcalde de la ciudad, Jordi Mayor, ha expresado la tranquilidad del municipio en cuanto a un posible problema de saturación. “El Ayuntamiento no prevé problemas de aforo puesto que contamos con unas de las playas con más extensión de arena de la costa valenciana”, explica.

El plan de apertura de las playas de Cullera también contempla intensificar las medidas de limpieza y desinfección en zonas comunes como por ejemplo pueden ser los lavapiés o el resto de las infraestructuras. Así pues, el plan persigue garantizar que la ciudad será un destino seguro este verano, que estará completamente preparada para recibir turistas y que protegerá la seguridad de los ciudadanos y ciudadanas, aseguran desde el consistorio.

Oliva también se apoya en la tecnología para asegurar las 6 playas con las que cuenta el municipio. La empresa Comacreativa ha desarrollado una App para que los ciudadanos puedan conocer la saturación del litoral y poder comprobar así, los lugares con menos afluencia. Apuntan desde el ayuntamiento que “las playas de Oliva suelen estar desocupadas” lo que ayudará a garantizar la seguridad.

Señalan, a su vez, que reforzarán los servicios de limpieza, así como fijarán una distancia de 6 metros entre el mar y la primera línea de sombrillas, así como valoran cerrar las zonas de recreo infantil de las playas. Además, instalarán cartelería informativa y como otros consistorios contratarán a personal para circular por las playas y concienciar a la gente de las medidas de seguridad.

Dénia trabaja para reacondicionar sus playas después del paso de Gloria y para adaptarlas a las nuevas medidas de seguridad frente al coronavirus. Foto: Ayuntamiento de Dénia.

Siguiendo el recorrido hacia el sud de la Comunitat, en Dénia anunciaron ayer su plan de reapertura de playas. Entre otras medidas contará, al igual que Cullera, con drones para vigilar los más de 20 km de playas con los que cuenta la localidad. A su vez, se “zonificarán” las playas en tres tramos, el activo que será la primera línea de playa que contará con 5 metros de ancho; el de resguardo, para las sombrillas y hamacas; y el de reposo, la última línea de playa. Se colocarán 26 accesos principales a las playas y más de 150 carteles informativos. Además, se reforzarán los servicios de limpieza, para los que se ha invertido 45.000 euros más.

Por otro lado, se destinarán 10.000 euros a la compra de EPIS para los socorristas y se establecerá la figura del Agente de Sensibilización, cuya función será informar y vigilar el aforo en las playas. “Vamos a intentar que este verano intentar que sea lo más normal posible”, señala Vicent Grimalt, alcalde de Dénia, quien pide a la gente “responsabilidad” para cumplir con las medidas de seguridad y evitar más contagios por coronavirus.

ocupacion

Playa de Benidorm. Foto: Archivo E3.

Por su parte, el protocolo de apertura de las playas que está diseñando el Ayuntamiento de Benidorm, que se conocerá en próximos días, contempla el establecimiento de ‘parcelas’ en la arena para controlar el aforo. sí lo ha esbozado el alcalde de Benidorm, Toni Pérez, quien asegura que “no se me ocurre una idea mejor para garantizar la seguridad y los aforos en cada tramo de playa”.

A su vez, señalan desde el consistorio que se están probando diversas tecnologías en la playa de Mal Pas para “controlar el aforo, los flujos y las direcciones” de la población. “Abriremos las playas una vez podamos garantizar la seguridad de los ciudadanos”, exponen desde el Ayuntamiento y apuntan que se establecerán zonas para jóvenes y para personas mayores, y aseguran que se mantendrá el mobiliario de las playas como son las sombrillas y las tumbonas.

Por su parte, el Ayuntamiento de Alicante sigue trabajando en su propio plan de contingencia que espera tener listo este viernes. Trabajan junto con Campello y la zona de Elche para unificar las medidas a adoptar, siendo la limitación de aforos el principal objetivo perseguido.

Otras medidas que anticipan fuentes municipales a Economía 3 son alargar el paseo litoral hasta los 6 metros para garantizar el distanciamiento social. A su vez, será obligatorio en todo momento el uso de chanclas y se desinfectarán los baños cada dos horas. Por último, se plantean desde el consistorio alicantino prohibir fumar en la playa para evitar contagios y la acumulación de colillas en la arena. Indican las mismas fuentes que deben consensuar con la Generalitat las medidas que esperan aprobar en breve.

La Policía Local de Alicante en el dispositivo especial desplegado para garantizar que se cumplen las medidas de la fase 1. Foto: Ayuntamiento de Alicante.

Por último, el Ayuntamiento de Torrevieja también ultima su plan de reapertura que se centrará en el control del acceso, sobre todo, en las playas más concurridas de la localidad, que son las urbanas. Para ello, el consistorio baraja, más allá de la posible utilización de tecnología, la contratación de personal adicional que realice funciones de vigilancia y sensibilización de la población. “Ha de ser un trabajo conjunto con la ciudadanía”, resalta Antonio Vidal, concejal de playas de Torrevieja, quien expone que el ciudadano debe ser responsable y para ello el trabajo debe centrarse en la concienciación.

coronito

Suscríbete a nuestra newsletter