Desescalada coronavirus

El informe que cortó el pase de fase pedía más PCR y seguimiento de contactos

Pedía asimismo un "seguimiento estrecho" de la situación epidemiológica para valorar "de forma continua" el impacto de la desescalada en la transmisión del virus

Salvador Illa, ministro de Sanidad. Foto: Archivo E3.

El informe del Ministerio de Sanidad que impidió que la Comunitat pasara íntegramente a la fase 1 de desescalada el 11 de mayo pedía “un esfuerzo” para hacer más pruebas de diagnóstico por PCR (como mínimo al 80-100 % de casos sospechosos en 24 o 48 horas) y el seguimiento de sus “contactos estrechos”. Así lo recoge el informe de seis páginas fechado el 8 de mayo y que el Ministerio ha colgado, a última hora de este lunes, en su página web, junto al del resto de comunidades autónomas, en el que pedía asimismo un “seguimiento estrecho” de la situación epidemiológica de la Comunitat Valenciana para valorar “de forma continua” el impacto de la desescalada en la transmisión del virus.

En concreto, solicitaba “especial atención” en las zonas de cada provincia donde se concentraban más casos: los departamentos de Castellón y La Plana en Castellón; los departamentos de València ciudad y su área metropolitana, y los departamentos de la conurbación Alicante-Elche. Sanidad también pedía hacer diagnóstico con PCR “al menos a un porcentaje importante” de los casos que permanecieran con síntomas de los más de 2.000 que la semana anterior a la entrega del informe habían quedado “en seguimiento sin realización de pruebas”.

Otra de las “recomendaciones de mejora” era que se debía dar seguimiento al establecimiento del circuito diagnóstico en atención primaria previsto para los siguientes días y estudiar sus indicadores en las fases de implementación: proporción de sospechosos con prueba diagnóstica y tiempo de disponibilidad de los resultados. El informe, que está firmado por la directora general de Salud Pública, Calidad e Innovación del Ministerio de Sanidad, Pilar Aparicio, permitió una desescalada “fragmentada” y que pasaran a la fase 1 los 10 departamentos de salud de la Comunitat que tenían una tasa de incidencia menor de 1’5 casos por cada 10.000 habitantes o tenían “salvedades” de movilidad y sociodemográficas.

Además, alertaba de que todavía había departamentos con tasas superiores o alrededor de 50 casos por cada 100.000 habitantes en los catorce días anteriores, y de que hasta el 30 de abril se habían hecho en la Comunitat 115.377 PCR, lo que supone una tasa de 23,08 por cada mil habitantes. El Ministerio afirmaba asimismo que era “importante” garantizar que a todos los pacientes sospechosos que se detectan en Atención Primaria se les realiza un test diagnóstico para confirmar o descartar la COVID-19, ya que si la proporción de positivos detectados la semana anterior se mantuviera, indicaría que hay “una circulación considerable del virus en la Comunidad, con el riesgo de un nuevo aumento de casos si no se controla”.

El informe indicaba que la situación epidemiológica había mejorado en los últimos días, y como muestra el índice de reproducción estaba por debajo de 1 desde el 15 de abril, pero añadía que en los catorce días anteriores se habían diagnosticado más de 1.000 casos en Alicante y Valencia, y casi 200 en Castellón. El segundo informe del Ministerio, elaborado el 15 de mayo y que permitió el pase a la fase 1 de los otros 14 departamentos de salud, indicaba que la situación epidemiológica había mejorado, con una tendencia favorable en el control de la transmisión del virus, y que la Comunitat contaba con recursos suficientes en Atención Primaria y Salud Pública para detectar y diagnosticar nuevos casos.

No obstante, lanza algunas “observaciones especiales”, como que el departamento de La Plana presenta una carga hospitalaria de pacientes COVID-19 por encima del resto de hospitales, y pide reforzar la vigilancia y observar la evolución del departamento de La Ribera, ante el incremento de casos de la última semana. Otras recomendaciones son asegurar la realización de pruebas PCR al 100 % de sus casos sospechosos en un plazo de 24-48 horas y el seguimiento de sus contactos estrechos, y poner especial atención en las zonas de cada provincia donde se concentran los casos.

En cuanto a las residencias u otros centros sociosanitarios, aconseja prestar atención a los departamentos de La Plana, Valencia-La Fe y Alicante-Sant Joan, cuyo porcentaje del total de residencias con casos supera el 15 % (el porcentaje total de la Comunitat es del 7,8 %).

coronito

Suscríbete a nuestra newsletter