Crisis coronavirus

Puig señala como “básico” que los ERTE en turismo vayan más allá de junio

El sector tendrá menos de un mes para pactar la nueva normativa de los expedientes de regulación temporal

Playa de El Saler (Valencia). | Foto: Efe/Kai Försterling

Con el anuncio de Pedro Sánchez de que habrá temporada de verano, uno de los retos de la Comunitat Valenciana será captar todo el turismo posible en esta campaña reñida entre provincias y autonomías. Esta semana se celebrará la Comisión Interdepartamental del sector, donde Turisme CV presentará propuestas.

Al margen de estas iniciativas, el tejido empresarial pasa por contar con medidas de flexibilidad laboral más allá del 30 de junio, fecha acordada por el Ministerio de Trabajo y los agentes sociales.  El president de la Generalitat, Ximo Puig, ha vuelto a subrayar la necesidad de contar con este instrumento para las empresas.

Concretamente, el jefe del Consell ha apuntado a regular y dar seguridad jurídica al sector para contar con los ERTE como instrumentos de incorporación paulatina de la plantilla; así como poder sacar provisionalmente a algunos trabajadores para atender la demanda.

El Gobierno, predispuesto

La patronal hotelera nacional Cehat ya firmó un acuerdo con los sindicatos para contar con un propio plan de desescalada. Las restricciones de movilidad limitarán notablemente la llegada de turistas extranjeros. De hecho, Puig ha hablado de turismo nacional y europeo en una temporada atípica para todos.

En este sentido, la ministra de Hacienda y portavoz del Gobierno, María Jesús Montero, ha indicado este domingo que el diálogo social abordará la posibilidad de que los expedientes de regulación temporal de empleo (ERTE) con la pandemia como fuerza mayor se prolonguen más allá del 30 de junio, en sectores con especial dificultad, “como el turismo”.

En rueda de prensa, Montero ha confirmado así la posibilidad de que los expedientes de regulación temporal de empleo (erte) tengan como causa el coronavirus a partir de julio, aunque termine en junio el estado de alarma, y ha indicado que esa opción podría no ser general, sino sectorial.

Destino seguro

Además de la articulación laboral, el sector turístico tiene el hándicap de la seguridad. Para trasladar y contar con ello, la Generalitat confía en poder mantener en verano las actuaciones que se están llevando a cabo desde la atención primaria para la detección y seguimiento de los contagios. Además espera que el Gobierno asuma el gasto que tiene pendiente con la Comunitat por la atención sanitaria a los desplazados de otras autonomías.

Las tres provincias valencianas cuenta con numerosas segundas residencias y su atención sanitaria ante cualquier posible rebrote supondrá el diseño de un dispositivo de refuerzo. Desde la Conselleria de Sanitat, se trabaja en la incorporación de 1.200 personas -no médicos- en Atención Primaria. Se tendrán que hacer números respecto al personal que se irá de vacaciones y el que está de baja por coronavirus.

Suscríbete a nuestra newsletter