Revista Economía 3

Hidraqua completa su certificación en gestión ambiental

La compañía logra implantarla al 100 % en sus empresas participadas: Aguas de Alicante, Aigües d’Elx, Agamed, Aigües de l’Horta, Aigües de Paterna y Aigües de Cullera,

EDAR del Vinalopó .

Hidraqua lleva años trabajando en iniciativas destinadas a la protección del medioambiente, la lucha contra el cambio climático, la economía circular o la preservación de la biodiversidad, entre otros. Además de las medidas específicas que se han puesto en marcha en esta materia, la compañía y sus empresas participadas han trabajado en la implantación y certificación de sistemas de gestión ambiental.

Así, desde 1999 Hidraqua cuenta con la certificación ISO 14001, siendo pionera en el sector en la obtención de esta certificación. En concreto, su consecución supone la superación de una auditoría externa que acredita la gestión ambiental estratégica de la compañía, el análisis de riesgos y oportunidades, el cumplimiento de los requisitos legales, la optimización en la gestión de recursos, la reducción de los impactos ambientales negativos derivados de su actividad, la comunicación ambiental y la mejora del desempeño ambiental, entre otros.

Esta certificación se ha obtenido de forma progresiva por sus empresas participadas: Aguas de Alicante, Aigües d’Elx, Agamed, Aigües de l’Horta, Aigües de Paterna y, recientemente, Aigües de Cullera, consiguiendo así dicho reconocimiento en el 100 % de las empresas participadas por Hidraqua en la Comunitat Valenciana.

Entre las acciones puestas en marcha para cumplir los objetivos ambientales destacan las relacionadas con el cálculo y reducción de emisiones, el uso eficiente de recursos, la reducción del ruido generado en las instalaciones, la correcta gestión de los residuos generados por la actividad de la empresa, la formación medioambiental a la plantilla y las acciones en materia de sensibilización ambiental destinadas a toda la ciudadanía. Así como la puesta en marcha de acciones encaminadas a la mejora ambiental de la mano de administraciones, organizaciones y entidades públicas y privadas con las que colabora de forma habitual.

amelia-navarro

Amelia Navarro

Amelia Navarro, directora de Desarrollo Sostenible y gerente de Sistemas de Gestión del Grupo Suez en la Comunitat Valenciana, ha destacado que “el compromiso real de cualquier entidad con el medioambiente se manifiesta a través del cumplimiento de los requisitos ambientales, de la evaluación de sus aspectos ambientales, del control operacional, del establecimiento de objetivos de mejora cuantificables con indicadores y de la concreción de dichos objetivos en acciones”.

“Además, el disponer de un sistema de gestión según una norma internacional con requisitos concretos, aporta sistemática para la mejora continua, procedimientos estandarizados para toda la organización, los registros necesarios y la realización de auditorías internas y externas”, indica Navarro. “La certificación externa de este sistema de gestión da garantías internas y a los grupos de relación de que se cumplen los requisitos de la norma y de que lo que se dice, se hace”.

Medidas versus realidad

Esta labor contrasta con el informe que la Sindicatura de Comptes lanzó hace unas semanas que revelaba que, pese a que la mayoría de los ayuntamientos apuestan por comprometerse con el medioambiente, estos retos se quedan, en algunos casos, en una mera declaración de intenciones, siendo muy bajo el porcentaje de ayuntamientos realmente comprometidos.

Estas afirmaciones parten del estudio realizado a municipios de más de 10.000 habitantes en el que se revela, por un lado que, a pesar de que el 73,2 % de los ayuntamientos se adhirieron a la Agenda 21, solo el 23,7 % de ellos dispone de un Sistema de Gestión Medioambiental (SGM). Es más, apenas el 3,1 % obtuvieron la declaración medioambiental del SGM. Además, en la segunda fase de este informe se ha efectuado una auditoría operativa sobre cuatro áreas: contaminación atmosférica, contaminación acústica, contaminación lumínica y tratamiento de residuos sólidos urbanos. Pese a que un gran porcentaje de los ayuntamientos auditados cuentan con medidas específicas en estas materias, el grado global de consecución ha sido del 37,1 %.

En paralelo a las certificaciones obtenidas, Hidraqua cuenta con un plan estratégico alineado con los Objetivos de Desarrollo Sostenible de la Agenda 2030 de la ONU. Se trata de un conjunto de objetivos cuantificables en este ámbito. Las medidas vinculadas son parte de las acciones que se incluyen en el sistema de gestión ambiental.

Así, por ejemplo, el 100 % de la energía consumida proviene de fuentes renovables, con lo que se evita una emisión anual de más de 40.000 t de CO2 a la atmósfera y se cuenta con medidas específicas de eficiencia energética y de generación de energía renovable en las instalaciones.

Además, Hidraqua valoriza el 100 % de los fangos obtenidos en depuración para agricultura, compostaje y energía. Por otro lado, apuesta por la eliminación de fitosanitarios, pesticidas y especies exóticas para la naturalización de las instalaciones vinculadas al ciclo integral del agua, entre otros.

Por último, cuenta con un equipo especializado en Sistemas de Gestión que trabaja en la implantación, mantenimiento y ampliaciones de alcance de distintos sistemas de gestión para ofrecer un servicio de calidad en los municipios en los que opera.

Así, Hidraqua y sus empresas participadas disponen de otras certificaciones como son, por ejemplo, la ISO 50001 en materia de “Gestión energética”, la ISO 22301 de Continuidad de Negocio, ISO 14064 vinculada a la medición, reducción y compensación de “Gases de Efecto Invernadero”, ISO 22000 de “Seguridad Alimentaria”, ISO 45001 en materia de “Seguridad y Salud Laboral”, el modelo efr de gestión de la conciliación; así como la ISO 17020 y 17025, de inspección y ensayo en laboratorios, acreditadas por ENAC. Además, de la certificación según ISO 9001 “Gestión de calidad” en la que Hidraqua también fue pionera en el sector.

Por otro lado, el Informe de Desarrollo Sostenible anual elaborado por la compañía se verifica externamente según el estándar internacional GRI.

Suscríbete a nuestra newsletter