Medidas de seguridad en el trabajo frente al coronavirus (Primera parte)

“Si nos quedamos solo en la mascarilla no integraremos la cultura preventiva”

Desde CCOO apuntan que más allá del riesgo biológico que supone el coronavirus, existen otros problemas laborales que se han agravado con la pandemia

Trabajadoras protegidas con mascarilla atienden a los clientes en una panadería de Valencia. EFE/ Juan Carlos Cárdenas

Mascarillas, geles hidroalcohólicos, distanciamiento social… La pandemia del coronavirus ha impuesto nuevas medidas de prevención y seguridad que deben establecer las empresas para evitar contagios y garantizar la protección tanto de trabajadores como de clientes. Nuevas prácticas a las que se han de acostumbrar los empleados valencianos que se reincorporan a sus puestos tras la etapa de confinamiento. Desde esta semana la Comunitat Valenciana ha visto como comercios y bares reemprendían su actividad y miles de personas han vuelto a trabajar. Según indican desde CCOO, las empresas estarían cumpliendo con los protocolos y las recomendaciones hechas por las autoridades sanitarias.

Sin embargo, “si solo nos centramos en las mascarillas y nos olvidamos de otros riesgos del trabajo, no estaremos integrando la cultura preventiva”, advierte Daniel Patiño, responsable de Acción Sindical de CCOO PV. Explica que se han establecido protocolos sectorializados pero que estos se centran en la vertiente del riesgo biológico y en la higiene, pero olvidan “la ergonomía y los riesgos psicosociales”, dos vertientes de la prevención de riesgos laborales que, según Patiño, se han agravado durante la pandemia.

“El trabajo se está haciendo con mascarillas porque hay una especie de psicosis de que la mascarilla es como un traje de superhéroe, pero no se están teniendo en cuenta otro tipo de consideraciones”, expone el responsable de Acción Sindical. Apunta que según los resultados una encuesta realizada por el sindicato junto con la Universidad Autónoma de Barcelona a 12.000 personas a nivel nacional, “casi la mitad de los asalariados han ido a trabajar sin las medidas adecuadas. Además solo un 15 % lo ha hecho siempre o la mayoría de las veces”. Advierte Patiño a su vez, que el 10 % de los encuestados ha empezado a consumir analgésicos opioides y un 12 % estaría consumiendo psicofármacos, “aspectos relacionados con la ergonomía y los riesgos psicosociales”.

“La pandemia lo que ha hecho es agravar estos riesgos que ya se venían denunciando”, expone Patiño y añade que son los que más accidentes de trabajo provocan. En la Comunitat Valencina, explica, la mayoría de los 10.930 accidentes de trabajo que se han producido hasta el 31 de marzo de 2020, “son por cuestiones ergonómicas”. “Lo que venimos a señalar para esta desescalada es que es necesario que los protocolos recojan los riesgos biológicos, pero que existen otro tipos de riesgos que también se deben contemplar como es la sobrecarga de trabajo o los riesgos psicosociales, que se van a agravar por la falta de seguridad en el empleo derivada de la crisis”, alerta el responsable de CCOO.

Apunta, además, que las nuevas medidas de seguridad que deben adoptar las empresas así como el cambio en los protocolos organizativos que serán necesarios, van a suponer una mayor carga de trabajo para los empleados. En esta línea, indica que el fomento del trabajo a distancia que ha sido necesario por motivo de la pandemia, pese a tener ventajas como la conciliación familiar, se ha instaurado sin contar con la regulación ni la organización necesarias. “Esta forma defectuosa de organizar el teletrabajo incide en el riesgo psicosocial”, advierte y asevera que “el teletrabajo no es esto”.

Señala Patiño que “hay gente que está trabajando en casa en unas condiciones que no son las adecuadas ya que los hogares no están diseñados para eso” y que en muchas ocasiones se da una “hiperconexión permanente” por lo que se debe regular el derecho a la desconexión y establecer una correcta organización de los tiempos de trabajo. “Un trabajo a distancia mal organizado y forzado no te permite conciliar la vida familiar”, apunta.

Por otro lado, expone el responsable de Acción Sindical de CCOO que desaconsejan “medidas preventivas como los test masivos o la toma de temperatura”. Indica que estas medidas “están rozando la fina línea de la vulneración de los derechos del trabajador” y que no suponen actuar de forma preventiva. Es partidario Patiño que sea el propio trabajador quien informe a la empresa en caso de presentar síntomas y quedarse en cuarentena. “Tiene que cambiar la cultura del presentismo, de hacernos los valientes y trabajar enfermos, porque aquí el riesgo es mucho mayor habida cuenta de la pandemia que estamos sufriendo”, asevera.

Por último, expone el responsable de Comisiones Obreras que si no se contemplan todo los tipos de riesgos asociados al trabajo más allá de los biológicos “en esa nueva normalidad se reproducirán los mismos problemas que en la vieja: un nivel de siniestralidad inaceptable en cualquier sociedad moderna”. Apunta que el año pasado en la Comunitat hubieron alrededor de 58.000 accidentes laborales y murieron 83 personas. “Al coronavirus hay que darle la importancia que tiene, pero ni la mascarilla ni el gel te van a proteger de riesgos que ya estaban y que si no tomamos medidas preventivas seguirán estando”, concluye.

coronito

Suscríbete a nuestra newsletter