Crisis coronavirus | Estudio Ineca

El 70% de las empresas valencianas se protegieron temprano contra la COVID-19

Perfecto Palacio (CEV-Alicante) ha reconocido que “las empresas han reaccionado rápido y si no han podido hacerlo desde el inicio ha sido por la falta de equipos de protección individual”

Archivado en: 

Imagen:  EFE/Domenech Castelló

7 de cada 10 empresas de la Comunitat Valenciana implementaron en sus empresas antes o con el decreto de estado de alarma del 14 de marzo del 2020 medidas de prevención temprana contra la COVID-19 tal y como refleja la segunda encuesta Covid19, impulsada por Ineca y CEV  En este sentido, Perfecto Palacio, presidente de CEV-Alicante ha afirmado que “las empresas han reaccionado rápido, no han perdido el tiempo en cuanto a la implantación de medidas de prevención, y si no han podido hacerlo dese el inicio del estado de alarma ha sido por la carencia de equipos de protección individual”.

Por su parte, en el análisis por territorios, el director de Estudios de Ineca, Francisco Llopis indica que se aprecia que las empresas que están presentes en más de una provincia muestran porcentajes más elevados en el cómputo de empresas con medidas de prevención antes o con la declaración del estado de alarma. Así, por ejemplo, 65.

Más de doscientas empresas han participado en esta segunda encuesta, cuyo fin era conocer tanto el grado de actividad mantenida durante el estado de alarma y el de implementación de las medidas de seguridad sanitarias en las empresas de la Comunitat, para realizar una radiografía de la situación en la que se encuentra la región. El presidente de Ineca, Rafael Ballester, ha explicado que “la elevada participación nos ha permitido valorar muy positivamente el cumplimiento de las medidas sanitarias impuestas por el Gobierno y las diferentes medidas no obligatorias que los empresarios han decidido desarrollar en sus sociedades para preservar la seguridad de los empleados, proveedores y clientes”.

Por su parte, el presidente de CEV Alicante, Perfecto Palacio, ha señalado que “el grado de implantación de medidas de protección ha sido el mismo en sectores esenciales y no esenciales, por lo que hay que reconocer tanto el soporte que han dado a la sociedad los primeros como el esfuerzo por no parar y seguir activos de los segundos”.

La encuesta fue realizada entre el 29 de abril y el 5 de mayo y distribuida en las tres provincias de la Comunitat Valenciana a través de correo electrónico, páginas web y redes sociales como Twitter y LinkedIn, entre otros medios.

Al respecto, Llopis, ha detallado que 206 empresas han participado en esta investigación con cerca de 72.000 empleados, estando el 11% de estas firmas operando en las tres provincias.

Perfil de las empresas

El 73% de las empresas que han participado cuentan con una cifra de empleados inferior a los 55 trabajadores. El tamaño medio se sitúa en la horquilla de entre 40 y 70 trabajadores, salvo el caso de las empresas que tienen su actividad en la provincia de Castellón que triplican este tamaño medio y se sitúa por encima de los 150 trabajadores. Por el contrario, las sociedades de Alicante se presentan con el menor tamaño medio, en torno a los 40 empleados, según revelan los datos de la encuesta.

Respecto a la actividad, las empresas de Alicante muestran un promedio de actividad del 40%, frente al 56% de las empresas de Castellón o el 68% del de las empresas de Valencia. No obstante, su actividad ha oscilado entre el 19% del comercio al por mayor, pasando por el 75% del comercio de alimentación hasta el 100% de las empresas de suministro de agua.

Llopis señala que el estado de alarma ha dividido al tejido empresarial en dos grandes colectivos, de un lado las actividades esenciales y el resto, las no esenciales y con posibilidad de desarrollar la actividad. Con esta dicotomía, el 40% de las empresas participantes se engloban en la primera categoría, la de esencial, y el restante 60% en las no esenciales.

Los tres sectores con mayor presencia y que conjuntamente alcanzan a la mitad de las empresas son: Otros servicios (20%), Industria manufacturera (18%) y Actividades profesionales y técnicas (13%). Entre los sectores con un grado de actividad inferior a la media, que se sitúa en torno al 49%, se encuentran la hostelería, el comercio (sin alimentación), la educación, agricultura y transporte.

En cambio, los sectores que presentan un mayor grado de actividad  son aquellos que son esenciales o desarrollan el teletrabajo. Entre ellos se encuentran las financieras, la industria manufacturera, las actividades profesionales, la construcción y el comercio de alimentación

El promedio de empleados de las empresas participantes en la encuesta que están trabajando de forma presencial se sitúa en el 39% de la plantilla. Las cuatro actividades con mayor porcentaje de empleados trabajando de manera presencial son la industria manufacturera (63%), la construcción (63%), el comercio de alimentación (79%), la agricultura, ganadería, silvicultura y pesca (79%

Las medidas preventivas más utilizadas han sido el distanciamiento social y la restricción del contacto físico entre clientes y proveedores, aunque muchas empresas han adoptado el uso de mascarilla y guantes, la desinfección de los puestos de trabajo, el fomento de las reuniones virtuales y la aireación de las instalaciones como medidas habituales en su actividad diaria.

De los casi 72.000 empleados, solo destacan 439 casos de la COVID-19, sin que se hayan concretado ningún fallecido. Y de esta cifra, el 30,2% eran asintomáticos. Los casos de la COVID-19 se han presentado en 34 de las empresas participantes en la encuesta. Estas empresas contabilizan un total de 63.012 empleados, por lo que el porcentaje de afectados se sitúa en el 0,70%.

Como conclusión, el presidente de CEV Alicante ha afirmado que “evidentemente las empresas cuya actividad puede realizarse en teletrabajo han podido continuar en mayor grado, pero también hay empresas industriales o de construcción que han podido adaptarse mejor a la crisis por tener ya dispuestos procesos de respaldo y gestión en remoto de su actividad administrativa o comercial, por lo que es patente que la digitalización no solo hace que las empresas sean más competitivas, también las hace más resilientes”.

Respecto a la desescalada, la mayoría desea reactivar las actividades productivas prohibidas durante el estado de alarma, sobre todo las empresas pertenecientes a los sectores de la agricultura, comercio de alimentación, construcción y las actividades artísticas.

coronito

Suscríbete a nuestra newsletter