Crisis coronavirus

Los autónomos tienen poca confianza en el futuro y 300.000 prevén cerrar este año

Según el barómetro de ATA, 6 de cada 10 autónomos han vuelto a la actividad y 9 de cada 10 afirma que su facturación disminuirá en 2020

Archivado en: 

Lorenzo Amor, presidente de ATA

Los autónomos tienen poca confianza en el futuro y reina el “malestar y el descontento” en el colectivo, según Lorenzo Amor, presidente de la Asociación de Trabajadores Autónomos (ATA), tras analizar los datos de la situación de los autónomos en mayo. Una de las principales revelaciones del informe es que uno de cada diez autónomos españoles, en torno a 300.000, prevé cerrar su negocio este año, mientras que un 40,5 % duda si podrá continuar. Sin embargo, el 47,1 % afirma que seguirá con su actividad y no está entre sus pensamientos cerrar.

Esta encuesta ha sido realizada por la Federación Nacional de ATA a 3.077 autónomos entre los días 15 y 16 de mayo, con un nivel de confianza del 95 % y un margen de error del 1,8 %, teniendo en cuenta la heterogeneidad del colectivo. La encuesta no cuenta con datos regionalizados.

Según ha detallado Amor, 6 de cada 10 autónomos (59,9 %) ya han vuelto a la actividad tras el parón obligado por la pandemia de la COVID-19. De estos, un 22,1 % no han parado durante estos dos meses. Sin embargo, un 39,7 % afirman que en este proceso de desescalada aún no han podido iniciar su actividad. De estos, el 45,9% dice que no ha vuelto al trabajo porque su actividad no está permitida; mientras que un 29,3 % señala que la reapertura hubiera supuesto generar pérdidas y prefiere esperar. Además, un 19,4 % prevé retomar la actividad en las próximas semanas.


El 44 % dice que ha sido complejo adaptar su actividad a las medidas sanitarias y el 57,9 % afirma que la inversión no ha superado los 500 euros

De los autónomos que ya tienen su actividad en activo, el 59,1 % afirma que su negocio está funcionando al 30 %; mientras que solo el 5,8 % de los autónomos encuestados señala que su actividad funciona al 100 %.

Por otro lado, únicamente el 3, 8% de los autónomos se ha dado de baja en el Régimen Especial de Trabajadores Autónomos (RETA), aunque la facturación ha disminuido para el 90,6 % de los encuestados. A este respecto, hay un 4,6% que afirma que su facturación se ha mantenido igual a antes del estado de alarma y un 1,8 % de los autónomos que responde que ha aumentado.

lorenzo-amor

Lorenzo Amor, presidente de ATA

De los que han registrado un descenso, siete de cada diez (69,5 %) afirman que ha sido de más de 60 % y, de estos, el 37,1 % dice que el descenso ha sido del 100 %. Por el contrario, de ese 1,8 % de autónomos que afirma que su facturación ha aumentado, uno de cada dos (52,8 %) considera que este aumento ha sido como mucho del 20 %.

En cuanto a la morosidad, Amor ha precisado que los datos son similares a los de enero, aunque ha destacado que cuatro de cada diez autónomos (40,5 %) afirma padecer morosidad. Frente a este dato, el 54,4 % señala no verse afectado por la morosidad pública y privada dentro de esta crisis de la COVID-19.

Asimismo, respecto a la dificultad de adaptar el negocio a las medidas sanitarias, los autónomos se muestran divididos: el 44 % afirma que ha sido complejo adaptar su actividad a las normas que se han impuesto frente a un 46,4 % que considera que no ha sido un proceso complejo. Además, prácticamente seis de cada diez autónomos, el 57,9 %, señala que la inversión que ha tenido que hacer para adaptar su negocio no ha superado los 500 euros.

Por otro lado, han preguntado sobre sus perspectivas futuras y nueve de cada diez autónomos afirma que su facturación disminuirá en 2020. De ellos, el 72,5 % cifra dicha disminución en más de un 40 %; mientras que solo un 1 % considera que cerrará el año con una facturación superior a la de 2019; y el 3,2 % de los trabajadores por cuenta propia cree que su facturación será similar a la del ejercicio anterior. Del 1 % de autónomos que opina que su facturación crecerá en el conjunto del año, el 35,7 % dice que el aumento no superará el 20 % en relación a 2019. Además, según el sondeo, el 33 % de autónomos prevé disminuir su plantilla en los próximos meses, aunque un 45,2 % sí tiene pensado mantener todos los empleos.


Amor: “Hay autónomos que se dedican a actividades estacionales que no pueden esperar más; se han quedado fuera y hay que buscar una fórmula e impulsarla cuanto antes”

En cuanto a las medidas para paliar los efectos de la pandemia, el 45,6 % dice haber accedido a la prestación de cese de actividad extraordinaria de las mutuas; mientras que el 53,3 % responde que no se ha podido beneficiar de la misma. Preguntados por el motivo, el 43,1 % afirma que no ha cerrado completamente el negocio y el 21,2 % que no cumplía con los requisitos. En cuanto a la ampliación de la prestación por cese de actividad hasta el 30 de junio, el 83 % de los autónomos encuestados se muestra a favor. Igualmente, el 70 % considera que se debería ampliar hasta después del verano para algunos sectores que no van a poder recuperar la normalidad a corto-medio plazo.

A este respecto, Amor ha indicado que, pese a haberse retrasado hasta el 30 de junio, “hay sectores de autónomos que se dedican a actividades estacionales que no pueden esperar más”. “Se han quedado fuera y hay que buscar una fórmula e impulsarla cuanto antes”, ha expresado Amor, que espera reunirse con el ministro de Inclusión, Seguridad Social y Migraciones, José Luis Escrivá, la próxima semana, tras aplazarse su reunión.

“Nuestra propuesta es que estos autónomos puedan darse de alta en cualquier momento del estado de alarma y, si pueden justificar que los ingresos en el segundo trimestre de 2020 están por debajo en un 75 % respecto al mismo periodo de 2019, puedan acceder a las ayudas por cese de actividad”, ha destacado.

En la misma línea, respecto a la solicitud de las líneas ICO, el 35 % de autónomos afirma haber pedido financiación. De ellos, únicamente a uno de cada dos, al 51 %, ya se la han concedido. De este 51 %, el 23,4 % asegura que le han concedido el préstamo sin problemas y con condiciones ventajosas; el 20,4 % que, aunque se lo han concedido sin problemas, no consideran las condiciones ventajosas y un 7,2 % afirma que le han concedido un importe menor al solicitado.


El 70,3 % de autónomos que han realizado un ERTE confiesan que no podrán mantener toda la plantilla durante seis meses

En cuanto al nuevo tramo de avales, Amor ha señalado que “el problema es ir tramo a tramo”. “Ha llegado el momento de poner a disposición los 100.000 millones. Llevamos dos meses y el crédito solo ha llegado a 400.000 autónomos, cuando la demanda es mucho mayor. Consideramos que hay que ampliar las líneas de 100.000 millones. El crédito es la principal vacuna que puede salvar muchas actividades empresariales y va a ser fundamental en los próximos días”, ha subrayado.

Respecto a las medidas llevadas a cabo por los autónomos empleadores respecto a sus trabajadores, el 52 % afirma haber realizado un ERTE, el 25 % afirma que mantiene el 100 % de la plantilla sin ERTE y un 16,6 % ha reducido la plantilla. Además, el 70,3 % de autónomos que han realizado un ERTE confiesan que no podrán mantener toda la plantilla durante seis meses, y el 28 % contesta poder mantener a toda la plantilla durante los próximos seis meses.

En cuanto a las medidas de las que se han beneficiado, destaca que el 45,6 % ha recibido la prestación extraordinaria por cese de actividad y el 25 % el aplazamiento de pagos a la Agencia Tributaria, mientras que el 21 % ha realizado un ERTE. Sin embargo, los autónomos suspenden las medidas puestas en marcha por todas las administraciones públicas estatales, autonómicas y locales.

coronito

Suscríbete a nuestra newsletter