Negociación ERE

Ford Almussafes estudiará propuestas de los sindicatos pero pone en duda su coste

La multinacional analizará la inclusión en el ERE que las cuantías de las ayudas se revaloricen un 2% anual y aumentar las prejubilaciones a los nacidos en 1963

La dirección de Ford Almussafes considera que la propuesta de los sindicatos de que el Expediente de Regulación de Empleo (ERE) contemple que las cuantías de ayudas se revaloricen un 2% anual y aumentar las prejubilaciones a los nacidos en 1963 disparan el coste económico, pero las estudiará y dará su respuesta en otra reunión aún sin fecha.
Así lo ha indicado a EFE el representante de UGT, sindicato mayoritario en la planta, Carlos Faubel, tras la reunión, quien ha indicado que han trasladado a la dirección como “irrenunciables” aspectos como el mantenimiento de la indemnización y cotización a la Seguridad Social hasta los 65 años y no hasta los 63, como propone la empresa.

La dirección de la multinacional Ford en Almussafes presentó el pasado jueves una propuesta de indemnizaciones por despido y prejubilaciones para el ERE, que se ha reducido de los 410 afectados iniciales a 350, que los sindicatos han valorado aunque la consideran incompleta.

UGT ha propuesto también que el plan de prejubilaciones se abra a los nacidos en 1963 (57 años) ya que la propuesta de acuerdo planteada por la dirección de la factoría recoge como elegibles a los empleados de entre 58 y 63 años, y considera necesario que se incluya el seguro de vida hasta que los trabajadores afectados cumplan 65.

El sindicato UGT se ha mostrado dispuesto a flexibilizar el artículo 63 del convenio colectivo, que supondrá que los trabajadores de la escuela de aprendices puedan tener un contrato puente hasta que se les empareje con un jubilado parcial, y a ofrecer 50 o 60 plazas de recontratación con contrato relevo para los que se jubilen.

Por su parte, CC.OO. ha informado de que la dirección de la empresa ha anunciado que ha contratado a una empresa para desarrollar un programa de recolocación y reciclaje para todos aquellos trabajadores que salgan en este ERE y quieran adherirse al mismo, con una duración de seis meses.

Ha señalado asimismo que los empleados de la planta IP también podrán acogerse al programa y se les reconocerá la antigüedad del acuerdo que firmaron, y ha lamentado que la empresa no haya presentado en la reunión de este martes la tabla de indemnizaciones.

CC.OO. ha reiterado la necesidad de que se contemplen “bajas incentivadas, prejubilaciones y recontrataciones”, así como que se mantenga el seguro de vida hasta la edad de jubilación y un programa que reconozca la invalidez total y absoluta que dé a los trabajadores con problemas graves de salud una salida “digna” de la empresa.

Desde STM también han lamentado que la empresa no haya entregado las tablas con las indemnizaciones que propone para las personas nacidas entre los años 1957 y 1965, ni los datos con la pirámide de edad de la plantilla para facilitar la negociación.

Ese sindicato ha reiterado que “no puede haber ni una sola salida que no sea voluntaria” y ha reclamado que se respete el criterio de antigüedad, extender la jubilación a los nacidos en todo 1962 y mantener el Seguro de Vida a todas las personas que se acojan al Plan de Prejubilaciones, hasta los 65 años, así como revalorizar el complemento salarial y cotizaciones a la Seguridad Social con el IPC+0.5 % anualmente, hasta los 65 años.

Suscríbete a nuestra newsletter