El 72 % de empresas necesitan ayudas fiscales por la pandemia, según Randstad

El 72 % de empresas necesitan ayudas fiscales por la pandemia, según Randstad

El 72,2 % de las empresas necesitan contar con ayudas fiscales por parte del Gobierno para afrontar la actual situación de crisis originada por la pandemia de coronavirus, según un estudio de Randstad con 450 empresas de todo el país. Otras de las medidas deseadas por las compañías para superar este situación son el aplazamiento de las cargas fiscales y cotizaciones, elegida por el 56,8 % de los empresarios, la provisión de ayuda económica directa por parte de la Administración (54 %) y la flexibilización laboral (47,1 %).

Otras opciones menos mayoritarias entre las compañías son la asunción por parte del Estado de los costes del trabajador (40 %), el aumento de préstamos y avales públicos (31,3 %) y el aplazamiento de los pagos de las facturas (29,4 %).

Valentín Bote, director de Randstad Research, ha subrayado que es «significativo» que las medidas que las empresas más señalan como necesarias en esta situación estén relacionadas con el alivio de las cargas fiscales. «En un momento en el que las empresas suponen el motor de la recuperación económica, las administraciones deberían considerar, al menos de manera temporal, el peso fiscal que los empresarios están soportando en una situación en la que la mayoría no está pudiendo llevar a cabo su actividad con normalidad», ha indicado.

«Por otro lado, y en lo referente al ámbito del empleo, casi la mitad de las empresas están demandando mayor flexibilidad laboral, algo de lo que se está dando cuenta el Gobierno con el aumento de los plazos de los ERTE», ha señalado. Según este estudio, los empresarios opinan de una manera similar independientemente de la región en donde lleven a cabo su actividad.

Preguntados por sus preocupaciones y amenazas de cara al futuro, la mayoría de los empresarios señalan la incertidumbre economía en el país (80,9 %) como la principal. La económica no es la única, ya que también destacan su preocupación por el futuro de la situación económica en su sector (50,1 %) y el panorama político (37 %). Otras preocupaciones que los empresarios han querido expresar son las complicaciones y demoras de proveedores y clientes (34,3 %), posibles cambios legislativos (20 %), contratación (8,3 %) y seguridad digital (7,4 %).

En cuanto a las amenazas financieras generadas por esta situación, el 79,1 % de los empresarios señalan como la principal la caída de la facturación y las ventas, y más de la mitad destacan la posible bajada de la rentabilidad de sus negocios (50,3 %) o la morosidad (48,3 %).

El estudio de Randstad también ha tenido en cuenta las previsiones en los próximos seis meses por parte de los empresarios. La mayoría de las empresas prevén un acusado decrecimiento de la crisis tanto en la economía en general como en su sector. Así, el 91,7 % de los empresarios prevén una situación económica negativa en España, el 89,7 % en el caso de Europa, el 75,6 % en su sector y el 74,5 % en su empresa.

La situación, por el contrario, es ligeramente más positiva en cuanto a la percepción de la generación del empleo en el próximo medio año. Cerca de la mitad de los empresarios (49 %) confían en que el empleo crecerá o al menos se mantendrá estable en los próximos seis meses en sus empresas, mientras que 31,7 % piensa igual en lo referente a su sector.

coronito

Mercedes-Benz-EQ-electricos
camina-a-Galicia-300

Dejar una respuesta

*

Este sitio usa Akismet para reducir el spam. Aprende cómo se procesan los datos de tus comentarios.