Revista Economía 3

“El binomio unión y solidaridad ayuda a vencer al virus”

El presidente de IVEFA , Francisco Vallejo, se muestra convencido de que serán las empresas familiares la que sacarán adelante el empleo

Archivado en: 

Ilustración: Daniel Sirera

La incertidumbre ocasionada por la pandemia ha modificado nuestra actividad empresarial. Una de las asociaciones más trasversales de la Comunitat es IVEFA que agrupa a las empresas familiares de la Comunitat, un pilar que nos describe como tejido empresarial y como modelo.

– ¿Qué ha aprendido de esta crisis?

-Estoy convencido de unidos es más fácil salir de esta crisis porque se está demostrando que el binomio ‘unión y solidaridad’ ayuda a vencer al virus. Y cuanto más cerca estemos los empresarios, antes saldremos de esta crisis. También estamos aprendiendo que tenemos que ir todos encaminados en el mismo sentido y unificar los mensajes para que nuestra voz y nuestras reivindicaciones sean atendidas.

Pensamos que algunas de las medidas que ha tomado el Gobierno van bien encaminadas. Pero, en algunos momentos, se han tomado con cierta precipitación y descoordinación. Y no ha ayudado al tejido empresarial. Además, creemos que, hacen falta muchas más medidas, más concretas y más firmes para apoyar a las empresas.

-¿Qué valores salen reforzados dentro de las empresas de su sector?

-La empresa familiar ya tiene arraigados en su ADN valores como la protección y la cercanía con sus empleados. Son valores que ahora son más necesarios que nunca y las empresas familiares parten con ventaja.

También destaco la constancia y el esfuerzo. Para el empresario familiar la empresa es un hijo más. Por ello, perderla sería casi tan duro como perder a un miembro de la familia. Las empresas familiares tienen una visión más a largo plazo y este puede ser un motivo que refuerce a las compañías a sortear esta nueva crisis.

– ¿Qué mensaje, frase o palabra ha repetido más en estos últimos 20 días a su equipo y asociados?

-La palabra clave es responsabilidad, para que todos cumplamos las directrices sanitarias y empresariales marcadas por las autoridades; y con nuestros trabajadores, para que su seguridad prime por encima de todo, ya que el factor humano es lo que más nos tiene que importar en estos momentos. Colaborar para intentar reducir las pérdidas humanas.

No debemos olvidarnos de mantener el empleo, porque cuando esto acabe, volverán a ser las empresas familiares las que lo saquen adelante en la Comunitat y de España.


Reportaje completo en la REVISTA ECONOMÍA 3

Suscríbete a nuestra newsletter