Impacto de la crisis

Los concesionarios abrirán el lunes con descuentos agresivos y más higiene

Reanudan su actividad con más medidas de higiene, descuentos "agresivos" y facilidades de pago

Archivado en: 

Una “nueva normalidad” llega el lunes a los concesionarios de vehículos que, cerrados desde el 14 de marzo por el estado de alarma por la COVID-19, reanudan su actividad con más medidas de higiene, descuentos “agresivos” y facilidades de pago con los que recuperar unas ventas en caída libre.

El Boletín Oficial del Estado (BOE) publica hoy que los concesionarios de vehículos, así como las estaciones técnicas de inspección, pueden proceder a su reapertura “sea cual fuere su superficie útil de exposición y venta” en aquellas regiones incluidas en la Fase I de desescalada de la pandemia.

Los ubicados en zonas que se encuentren en la Fase 0, que es el caso de Madrid, solo podrán abrir si están por debajo de los 400 metros cuadrados de superficie, algo que ya se podía hacer desde el pasado 4 de mayo en toda España.

Sin embargo, debido a que la inmensa mayoría de los concesionarios superan esa superficie optaron por no subir la persiana y esperar a lo que decidiera este sábado el Gobierno.

Esta vuelta a la actividad les permitirá intentar recuperar el mercado. En abril se vendieron un 96,5% menos de turismos y todoterrenos que en el mismo mes de 2019. En total se matricularon en España 4.163 unidades, lo que supone la cifra más baja en un mes de abril desde hace 20 años.

Esas 4.163 unidades son las que habitualmente los concesionarios suelen vender al día en un mes normal, lo que muestra claramente la tarea titánica a la que se van a enfrentar las redes oficiales y los profesionales de la compraventa de vehículos.

Para alejar el miedo de los compradores a acercarse a los puntos de venta y para que sus trabajadores se sientan seguros las patronales Faconauto (de concesionarios oficiales de las marcas) y Ganvam (de vendedores de vehículos, reparación y recambios) se han dotado de guías de actuación.

Faconauto, que representa los intereses de 2.152 concesionarios, acaba de crear el sello “Concesionario protegido frente al COVID-19″ que exhibirán desde este lunes las instalaciones que se han formado y han adoptado medidas para evitar contagios del coronavirus.

Para obtener este distintivo, auditado por TÜV SÜD, los concesionarios deberán cumplir con el “Protocolo de protección y prevención laboral de los trabajadores para recuperar la actividad industrial y distribución en el sector de la automoción”, acordado el pasado abril por Faconauto y las patronales de fabricantes de vehículos Anfac y de componentes para la automoción Sernauto con los sindicatos CCOO y UGT.

Por su parte, Ganvam, ha remitido un comunicado -al que ha tenido acceso a EFE- a sus más de 7.000 asociados, en el que les habla de cómo volverán a levantar sus cierres.

Estas son las nuevas reglas a las que se deben adaptar compradores y vendedores:

¿Qué cambia en la compraventa de un vehículo?

– Para acudir a un concesionario hay que pedir cita previa
– Antes de la entrada al punto de venta habrá geles desinfectantes con las que los clientes deberán limpiar sus manos.
– El comercial deberá informar al cliente, en un sitio visible, de las instrucciones que debe respetar
– Siempre se deberá mantener la distancia de seguridad: de dos metros o de uno si, por ejemplo, hay mamparas de separación en las mesas.
– La entrega de vehículos, tanto en venta como en taller, se realizará manteniendo la distancia mínima de seguridad, con los sistemas de protección adecuados (en el caso de que no sea posible la empresa proporcionará al cliente una mascarilla) y con una declaración responsable por parte de la empresa de que el vehículo (también los de cortesía y los de prueba) ha sido desinfectado, según el citado Protocolo.
– En las pruebas de un vehículo, el contacto con el cliente se minimizará al máximo. Solo podrán ir dos personas (el vendedor en la parte trasera) que deberán firmar una declaración responsable indicando que no les consta tener coronavirus ni sus síntomas.

¿Habrá más descuentos?

Sí. Las fuentes consultadas estiman que serán de entre el 15 y el 20 %, algunas marcas ofrecen mucho más para reducir su estocaje. Además también están previstas condiciones más ventajosas para los que financien las operaciones, como el pago aplazado de la primera cuota hasta septiembre que ofrecen algunas marcas.

¿Las entregas de vehículos serán más rápidas? 

Es lo lógico, ya que actualmente existe un estocaje de entre 150.00 y 200.000 vehículos nuevos, y de unos 225.000 usados, que son anunciados en las diferentes web de los concesionarios como de entrega inmediata.

¿Cómo ven las patronales la reanudación de la actividad?

El presidente de Ganvam, Raúl Palacios, ha asegurado a Efe que, desgraciadamente, no va a suponer la recuperación inmediata del mercado, a pesar del esfuerzo comercial que hagan las redes de distribución.

Ésta va a depender del grado de movilidad que se permita al ciudadano, de la confianza del consumidor en la economía (puede caer un 9 % al cierre de 2020), de si ha podido mantener su empleo (la tasa de paro podría llegar al 20 %) y de si habrá ayudas a la compra de vehículos, independientemente de su tecnología.

El director comunicación de Faconauto, Raúl Morales, ha indicado a Efe que en esta vuelta a la actividad hay dos temas esenciales: recuperar la confianza del comprador, y para ello tiene que sentir que visitar un concesionario es igual de “gratificante y seguro que siempre”, y la puesta en marcha de “medidas extraordinarias, muchas de ellas estructurales“, para asegurar la viabilidad del tejido empresarial.

Suscríbete a nuestra newsletter