Crisis coronavirus

Climent anuncia una línea de ayudas a la contratación pública por ayuntamientos

El conseller de Economía ha anunciado también un plan de ayudas para el mantenimiento de la ocupación de las empresas

Archivado en: 

El conseller Climent, durante su comparecencia ante la Diputación Permanente

El conseller de Economia Sostenible, Rafael Climent,  ha anunciado en su comparecencia en la Diputación Permanente de Les Corts, que actualmente se está trabajando junto con los sindicatos y la patronal en dos nuevas líneas de ayudas para el futuro más inmediato; una línea de ayudas a la contratación pública por parte de ayuntamientos y un Plan de ayudas para el mantenimiento de la ocupación de las empresas.

“Desde el inicio, estamos en contacto permanente con asociaciones de empresarios, sindicatos, personas autónomas, cooperativas, comercio y Sistema Valenciano de Innovación poniendo en marcha medidas máxima urgencia para atenuar los efectos y mantener la salud del sistema productivo valenciano, de los sectores más afectados y para paliar los efectos de los colectivos económicos y personas más vulnerables”.

El compromiso de la Conselleria, ha subrayado “es asegurar que las personas sin ocupación continúan percibiendo su prestación y que los que, por impacto de la actual crisis, han perdido su puesto de trabajo la vean reconocida en el mínimo de tiempo posible”.

Para ello, se han simplificado los trámites administrativos, se ha reforzado la atención telefónica, telemática y se ha aumentado la plantilla con funcionarios de Labora para “agilizar al máximo” la resolución de las solicitudes recibidas de Expedientes de Regulación Temporal de Ocupación (ERTE) y así las personas afectadas “puedan percibir las prestaciones por desempleo lo más pronto posible”.

Actualmente, ya se han resuelto 54.766 expedientes de ERTE, un 85,3% del total de los presentados.

57,5 millones para personas trabajadoras autónomas

Para ayudar las personas trabajadoras autónomas, uno de los colectivos que más está sufriendo la crisis, el Consell aprobó el Decreto Ley 1/2020 estableciendo un régimen de ayudas urgentes, incluidos los socios de cooperativas de trabajo asociado.

Estas ayudas, dotadas con 57,5 millones de euros, prevén una ayuda individualizada de 1.500 euros en concepto de lucro cesante para las personas trabajadoras autónomas obligadas al cierre a consecuencia de la declaración del estado de alarma; y de 750 euros para el resto de casos.

Según ha detallado el conseller, un total de 126.665 han solicitado estas ayudas que “prevemos que se puedan empezar a resolver a mitad del mes de mayo para proceder al pago”.

Ayudas a las rentas más bajas y a la conciliación familiar

Asimismo, el conseller se ha referido al Decreto Ley 3/2020, convalidado ayer por Les Corts, de apoyo económico a los trabajadores por cuenta ajena con rentas bajas, afectadas por un expediente de regulación temporal de ocupación (ERTE) y a los que han reducido su jornada laboral por conciliación familiar.

Estas ayudas complementarias a los ERTE¡, que cuentan con un presupuesto de 30 millones de euros, contemplan una ayuda de 150 euros por persona y según ha explicado Climent “beneficiarán a 200.000 personas y empezarán a pagarse la próxima semana”.

Climent ha recordado que el Decreto incluye también ayudas urgentes para la conciliación de la vida personal, familiar y laboral de las personas que hayan ejercido el derecho de reducción de su jornada laboral para la atención a menores, mayores o dependientes a cargo suyo, y que cuentan con una dotación global máxima de 3 millones de euros.

La cuantía de la ayuda individualizada para los trabajadores y trabajadoras que se hayan visto obligados a reducir su jornada ascenderá a 300 euros si la reducción es de entre el 50% y el 60% de la jornada, a 450 euros si la reducción es de entre el 61% y el 80% y a 600 euros si la reducción de jornada es de entre el 81% y el 100%. Entre 5.000 y 10.000 personas trabajadoras con reducción de jornadas se beneficiarán.

Apoyo a empresas

En su intervención, el titular de Economía Sostenible ha detallado las acciones llevadas a cabo en apoyo a los sectores productivos, haciendo hincapié en que muchas de ellas, no tienen únicamente un carácter paliativo sino que, “desde los primeros indicios de la crisis, nos hemos anticipado de manera proactiva y hemos llevado la iniciativa para preparar la recuperación de nuestra economía cuando esta situación extraordinaria acabe”.

Una de las primeras medidas, fue el arranque, desde Ivace Internacional de dos nuevos servicios; el primero orientado a la búsqueda de proveedores alternativos, al haberse limitado la capacidad de suministro de muchos países y el segundo para acercar a las empresas nuevas oportunidades de negocio generadas y posicionar en la Comunidad Valenciana como proveedor alternativo.

Hay que destacar que Ivace Internacional ha prestado alrededor de 300 servicios a empresas exportadoras valencianas desde el inicio de esta pandemia.

Además, se ha implementado un tercer servicio basado en la confección de agendas virtuales con empresas importadoras y se ha modificado la convocatoria de ayudas de apoyo a la promoción exterior de la Comunidad Valenciana, eliminando el límite a los importes máximos subvencionables.

Climent ha explicado también que han empezado “una ronda de contactos con los clústeres industriales para analizar la situación de los varios sectores e intentar adelantarnos;  queremos que el máximo número posible de pymes industriales valencianas, y en el mínimo plazo posible, preparen y apliquen planes de reestructuración y adaptación que permitan afrontar las consecuencias de la crisis de la mejor manera”.

Así pues, se ha puesto en marcha Digitaliza Teletrabajo, dotado con un presupuesto de 5 millones de euros, que contempla ayudas a la implantación de soluciones innovadoras que facilitan el teletrabajo y favorezcan el desarrollo del comercio electrónico en las pequeñas y medianas empresas.

A estas, se suma una nueva línea de ayudas que tendrá un presupuesto de 5 millones de euros y que estará destinada a las empresas valencians que han invertido para adaptarse a la actual situación de crisis originada por la COVID-19.

Además, se ha iniciado una acción piloto con el clúster del textil para conocer sus necesidades y perspectivas de futuro e iniciar la puesta en marcha de un plan de acción para todo el tejido industrial.

Comercio

En el ámbito del comercio, junto a la regulación de aspectos como la venta no sedentaria o las zonas de gran afluencia turística, se ha iniciado un programa en coordinación con la Red de Agencias para el Fomento de la Innovación Comercial (Red Afic), para impulsar las ventas del comercio de proximidad.

Igualmente, se han elaborado guía de recomendaciones y buenas prácticas en materia de comercio, así como guías para los comercios valencianos sobre prácticas seguras para que en el actual momento de desescalada, nuestros comercios puedan llevar a abrir y retomar su actividad en total seguridad para todos y todas.

En este sentido, también desde el Invassat se ha elaborado un guía para las empresas de Medidas preventivas frente a la exposición al coronavirus.

A juicio del conseller, “en momentos de incertidumbre, la información es fundamental y nosotros desde el primer momento pusimos a disposición toda la información para poder resolver cualquier duda que tuvieran”.

En este sentido, la conselleria habilitó el 16 de marzo el teléfono gratuito 900 35 31 35 para resolver todas aquellas dudas de índole laboral o empresarial que hasta el 6 de mayo, ha atendido un total de 23.319 consultas, de las cuales ya se han  resuelto 23.311.

Además, el 25 de marzo  se habilitó un asistente virtual, ‘Carina GVA’, para reforzar la atención y la resolución de dudas sobre la COVID-19 a comercios, empresas y personas autónomas o paradas.

También se ha multiplicado la edición de guías informativas, infografías y videos para resolver las numerosas dudas.

Suscríbete a nuestra newsletter