Revista Economía 3

El virus empuja al consumidor hacia la compra online

Pablo Vañó, managing director de IPG Mediabrands Valencia, destaca que los consumidores volverán a una nueva normalidad, pero con unos factores primordiales.

Foto: Efe/ Domenech Castelló

La crisis del coronavirus ha supuesto un cambio en los hábitos del consumidor, ya que su comportamiento ha variado, igual que lo ha hecho su estado de ánimo. Las diferentes generaciones están cambiando cómo se comportan, compran y se comunican, además de cambiar los medios y el contenido que consumen. Pero ¿qué pasará cuando esto acabe?
El experto Pablo Vañó, managing director de IPG Mediabrands Valencia, destaca que los consumidores volverán a una nueva normalidad, pero con unos factores primordiales.

Uno de ellos es la distribución de la renta, que variará cuando finalice la crisis sanitaria y se espera un aumento del 40 % en el dinero destinado al ahorro y un 2 % en el gasto destinado a productos de alimentación, al tiempo que descienden categorías como los viajes, comer fuera o el retail.

Durante esta crisis han aumentado significativamente las transacciones a través de la web. Por eso, cuando esto termine se espera que las transacciones online sigan en aumento, “sobre todo para ciertas categorías como cuidado de la piel, maquillaje o cuidado personal, aunque el comercio físico seguirá teniendo relevancia especialmente para la categoría de alimentación”, precisa. Además, esto podría provocar que el uso de monedas y billetes se viera afectado a largo plazo, añade.

Vañó destaca que, con la vuelta a la normalidad, los consumidores “valorarán de manera positiva todo aquello que les proporcione seguridad a la hora de comprar o consumir”. “La salud cobra mucha importancia. El 70 % dice que trabajarán para aumentar su inmunidad física haciendo más ejercicio y comiendo de manera saludable”, comenta. También hay que tener en cuenta que esta crisis ha tenido graves consecuencias económicas para un segmento importante de la población, luego estas personas buscarán productos y formatos que les ayuden a ahorrar.

nuevo-consumo

Fuente: IPG Mediabrands

Por otro lado, el coronavirus ha hecho que muchos consumidores cambien su percepción respecto al medioambiente. “El 64 % afirma que después de la crisis consumirá productos que sean más eco-friendly”, detalla Vañó. Además, los consumidores buscarán sustituir las experiencias fuera del hogar por alternativas que las permitan disfrutar de actividades en sus hogares.

Comportamiento
En cuanto a los cambios de comportamiento en el consumidor, durante la cuarentena las compras de los consumidores han tenido dos momentos “claramente diferenciados”. “En un primer momento, ante el confinamiento surgió una fase de Panic Purchases, por el miedo y ansiedad ante lo desconocido, que disparó las ventas de productos, fundamentalmente de las categorías de higiene, aseo, desinfección y celulosas, así como productos no perecederos, conservas y alimentación seca”, explica.

Y un segundo donde “se produce un cambio significativo y se observa un cambio de inercia”. Así, las bebidas (cervezas y otros productos alcohólicos) fueron las que dispararon sus ventas, mientras que los de la primera fase disminuyeron.
Además, el aumento del teletrabajo ha implicado que muchas familias hayan tenido que adaptar las capacidades tecnológicas de sus hogares a estas nuevas necesidades y esto se ha reflejado en las ventas de dispositivos electrónicos.

Así, ha aumentado un 99,7 % el volumen de venta de portátiles respecto a la misma semana del año anterior. En la misma línea, la venta de impresoras multifunción ha crecido un 46,9 %. Esto ha traído consigo un aumento en los precios, de entre un uno y un cuatro por ciento, dependiendo del tipo de impresora.

La pandemia también ha provocado un “importantísimo crecimiento” del comercio electrónico y del delivery, que aunque ya estaban creciendo, se han reforzado más si cabe. En concreto, las búsquedas online durante estas semanas han crecido un 95 % sobre supermercados a domicilio; mientras que las relacionadas con la entrega a domicilio han aumentado un 75 %. Además, se trata de hábitos que persistirán cuando la situación se normalice.

Por otro lado, en el mundo del ocio y el entretenimiento se ha producido un incremento de todas las ofertas. En concreto, el consumo de televisión ha crecido un 40 %; mientras que el de contenidos de vídeo bajo demanda ha aumentado alrededor de un 120 % en todos los targets, con un incremento del 300 % en el segmento de 4 a 12 años.

En cuanto a plataformas digitales los video views han subido un 85 %, mientras que su tiempo de consumo ha aumentado un 74 %. También ha habido un gran repunte en las redes sociales, sobre todo Twitter para información e Instagram para entretenimiento.

“El contexto actual nos brinda una oportunidad única para que las marcas establezcan relaciones con sus consumidores más profundas y salgan reforzadas de esta situación. El momento de ganar relevancia”, asegura Vañó

Suscríbete a nuestra newsletter