Impacto de la crisis

Ford reiniciará la producción en Europa con protección reforzada en sus instalaciones

La producción se reiniciará en la planta de motores de Valencia el 18 de mayo y la multinacional ordena fabricar los equipos propios de seguridad

El president de la Generalitat, Ximo Puig y el presidente de Ford Europa, Stuart Rowley, dentro de unFord Kuga híbrido enchufable cuya fabricación se lleva a cabo en la factoría de Almussafes (Valencia). | Foto: Efe/Kai Försterling

El próximo 4 de mayo es la fecha clave para la multinacional en Europa y, además, el 18 de mayo se reiniciarán los trabajos en la planta de motores. Ford ha confirmado este martes que la recuperación de la actvidad se hará con un enfoque por fases en la planta de montaje de
vehículos de Saarlouis y la planta de montaje y motores de Colonia en Alemania; la planta de montaje de vehículos de Valencia en España; y las plantas de motores y vehículos de Craiova en Rumania.

La producción se reiniciará en la planta de motores de Valencia el 18 de mayo, mientras que la fecha de reanudación de las plantas de motores de Dagenham y Bridgend de Ford en el Reino Unido se confirmarán más adelante.

“Tenemos que prepararnos para el nuevo entorno una vez que hayamos superado el pico inicial de la pandemia del Coronavirus en Europa, siendo la prioridad clave en nuestro plan de ‘vuelta al trabajo’ la aplicación de las medidas mundiales de Ford sobre distanciamiento social y fortalecimiento de los protocolos de salud y seguridad en el lugar de trabajo. Nuestros empleados necesitan saber que estamos haciendo todo lo posible para salvaguardar su bienestar en el trabajo“, ha asegurado Stuart Rowley, presidente de Ford Europa.

La producción comenzará a un nivel bajo, dando prioridad a los pedidos de vehículos ya vendidos a clientes por parte de los concesionarios, y se irá incrementando gradualmente durante los próximos meses antes de alcanzar la plena producción. Los planes de producción tienen en cuenta la preparación de los proveedores, las restricciones de movimientos de cada país y, la reapertura de los puntos de venta de concesionarios Ford en los principales mercados, así como la demanda de los clientes.

“Mantener la salud de nuestra plantilla es la principal prioridad al reactivar la producción y volver a trabajar en nuestras plantas“, ha afirmado Martin Hennig, presidente del Comité de Empresa Europeo de Ford. “Hemos acordado medidas de gran alcance para garantizar la mejor protección posible de nuestros empleados, que van más allá de las medidas prescritas a nivel nacional y se aplican a todas
nuestras plantas en Europa”.

Se implementará una lista completa de estándares globales de Ford sobre distanciamiento social y acciones de salud y seguridad de los empleados en las instalaciones de fabricación de Ford y otras instalaciones en toda Europa, incluidas, pero no limitadas a:

– Requerir que cualquier persona que entre a una instalación de Ford use una mascarilla proporcionada por la compañía, y un protector facial en áreas determinadas de manufactura donde no se pueda cumplir con el distanciamiento social

– Todas las personas que entren en las instalaciones de Ford deben comprobar la temperatura de su cuerpo al entrar con un equipo de escaneo que cumpla con las regulaciones y restricciones locales o nacionales.

– Completar una autoevaluación diaria online de salud que confirme que el empleado está en condiciones para trabajar antes de entrar en una instalación de Ford.

– Rediseño de las áreas de trabajo para asegurar que se mantengan las directrices de distanciamiento social adecuadas y regreso gradual al trabajo para reducir la densidad de empleados en los edificios.

La empresa también proporcionará a todos los empleados kits de protección personal en sus lugares de trabajo. Estos kits incluyen mascarillas, un termómetro reutilizable y otros artículos de higiene.

Ford fabricará mascarillas para su uso en sus instalaciones en toda Europa. Las máscaras faciales proporcionadas por la compañía deberán ser usadas por cualquier persona que trabaje o visite un edificio de Ford, en línea con los protocolos globales de la compañía. Al fabricar mascarillas para uso propio, Ford está ayudando a reducir la demanda de las cadenas de suministro de equipos de
protección personal que también son necesarios para los servicios médicos y otros sectores.

Los empleados en áreas no productivas también comenzarán a regresar a sus puestos de trabajo de manera gradual a partir del 4 de mayo, dando prioridad a aquellos que participan en actividades clave de planificación de reactivación y áreas críticas de negocio, o cuyas funciones laborales les exigen utilizar equipos especializados que sólo están disponibles en instalaciones de Ford, como aparatos de prueba de vehículos.

Otros empleados no relacionados con la producción que puedan trabajar a distancia seguirán haciéndolo por el momento, incluidos los empleados con jornada reducida.

“Este es un momento sin precedentes para nuestro negocio, pero está sacando lo mejor de nuestra gente en Ford, muchos de los cuales están comprometidos en apoyar a sus comunidades en una multitud de acciones en toda Europa. A medida que comencemos a reiniciar la producción, llevaremos ese espíritu positivo de compromiso y orgullo de vuelta al lugar de trabajo para el beneficio de nuestros clientes“, ha afirmado Rowley.

Suscríbete a nuestra newsletter