Entrevista a Pedro Mujica, tecnólogo humanista

Mujica: “Que la Inteligencia Artificial lo pueda hacer no significa que deba hacerlo”

Las Naves presenta IANetica, un proyecto tecnohumanista para el desarrollo de una ética en la era de la Inteligencia Artificial y el Internet del Todo

Archivado en: 

Pedro Mujica, tecnólogo humanista e ingeniero superior en ciencias de la computación. Foto: Archivo E3.

Las innovaciones tecnológicas nos llegan a un ritmo vertiginoso que supera con creces nuestra capacidad para asimilar los avances. Inteligencia Artificial, Big Data, Internet de las cosas (IoT)… múltiples desarrollos entrelazados que nos llevan a la mayor Transformación Tecnológica de la historia de la humanidad. Sin embargo, se está creando una desigualdad notable y una brecha digital no solo por diferencias generacionales o de poder adquisitivo, sino además por la dificultad que supone acceder a la información adecuada en este complejo contexto tecnológico tan avanzado. Así lo explica Pedro Mujica, tecnólogo e ingeniero superior en ciencias de la computación, quien expone que el hecho de que la Inteligencia Artificial (IA) “pueda hacer tal cosa no implica que debamos hacerla o que sea lo mejor para el ser humano”.

¿Debemos seguir avanzando a este ritmo? ¿Se está haciendo un buen uso de la IA? ¿Queremos seguir en la misma dirección? Son preguntas que debemos plantearnos antes de “adoptar la tecnología tal cual nos llega”. Ese es el objetivo que persigue IANetica, un proyecto promovido por el centro de innovación Las Naves del Ayuntamiento de València, que “nace como punto de encuentro y debate para el desarrollo de una ética normativa en torno al buen uso que debe hacerse de la Inteligencia Artificial y el Internet del todo”, explica Mujica, el principal impulsor de la iniciativa.

Añade que la velocidad del cambio es “demasiado extrema como para poder parase a pensar desde el punto de la filosofía y la ética en si estamos llevando el camino correcto” y en “cómo deben usarse las nuevas tecnologías para que el ser humano siga conservando su esencia y sus valores. Hay que establecer debates poniendo encima de la mesa lo que podría pasar. La IA es una herramienta y lo que hay que aprender es a saber usarla”, señala Mujica. Esta es la esencia de IANetica, proyecto en el que se establecerá una línea de trabajo investigadora y colaborativa que incluirá una serie de acciones para comenzar a construir el movimiento TecnoHumanista, de caracter participativo y abierto, cuyo objetivo final es poner la tecnología y su desarrollo al servicio del ser humano.

Esta unión entre pensamiento y tecnología se denomina TecnoHumanismo, y surge de la aplicación de las ideas y tesis de las disciplinas humanas a las tecnologías más innovadoras y su desarrollo en esta década de 2020. Explica el experto en ciencias de la computación que hay tres fundamentos básicos del TecnoHumanismo. El primero de ellos es el humanismo como “actitud vital que concibe de forma integrada los valores humanos, con el contexto de un segundo renacimiento, donde la visión antropocentrica ponga la tecnología al servicio del ser humano”; el segundo sería la educación, “para lo que se debe fomentar el autoaprendizaje continuo y el conocimiento de la nueva sociedad digital”. Y por último estaría la solidaridad, “entender que debemos unirmos en una sola especie y superar todos nuestros conflictos para solucionar conjunta e individualmente los problemas a los que nos enfrentamos”.

“Cuando avancemos en el mundo del Internet del todo, de la hiperconectividad y de la inteligencia artificial trabajando en tiempo real, queremos estar preparados al menos con una base ética, con una reflexión ya hecha sobre los posibles usos”, expone Mujica y señala que en IANetica también se desarrollarán las bases para establecer unos derechos fundamentales como el derecho a la privacidad o a la desconexión (derecho al OFF),  se activará una red de colaboradores y se vertebrarán acciones claves como el lanzamiento de la web de IANetica, la creación de un libro colaborativo, ciclos de formación y talleres en torno al TecnoHumanismo, acciones con los medios de comunicación y posiblemente la creación de un gran evento para finales del 2020.

Por último, sobre la pertinencia de frenar los avances tecnológicos, indica Mujica que es algo difícil de conseguir y quizás poco recomendable, aunque no es parte del movimiento tecnohumanista, quizás lo que debemos hacer es debatir sobre las innovaciones que se logren. “Hay que ser cautos y tener marcos y protocolos que nos puedan ayudar. No frenar, pero sí poner bajo observación como va funcionando esa adopción tecnológica en la sociedad, algo que hasta ahora se ha venido realizando pero en lo que hay seguir insistiendo y trabajando con proyectos como IANetica, concluye el tecnólogo humanista que habla también de la importancia de educar a la ciudadanía en el positivismo mental y en el tecnooptimismo.

Suscríbete a nuestra newsletter