Crisis coronavirus

La GVA reparte 700 dispositivos para que los pacientes se comuniquen con sus familiares

Ha habido 109 nuevos casos positivos de coronavirus, hasta los 7.443, con 637 fallecidos en total (35 más que ayer) y 1.103 altas (173 más)

Archivado en: 

Material sanitario llegado de China | EFE/Juan Carlos Cárdenas

La consellera de Sanitat Universal i Salut Pública, Ana Barceló, ha informado de que la Generalitat ha repartido un total de 700 tabletas y teléfonos móviles a los centros hospitalarios para que los pacientes que no tienen medios puedan comunicarse con sus familias. En concreto, han puesto 400 tabletas y 300 móviles, de distintas donaciones, a disposición de los centros hospitalarios.

En este contexto, Barceló ha precisado que desde Sanitat pusieron en marcha un protocolo para que las personas hospitalizadas pudieran comunicarse con sus familiares, que estaba pendiente de la llegada de material que necesitaban los centros hospitalarios. Así, el lunes, la Dirección General de Tecnología, de la Conselleria de Hacienda, repartió los 700 dispositivos.

Estos se han puesto a disposición de los departamentos y  centros hospitalarios para “cumplir con el protocolo de comunicación de aquellos pacientes que no tienen medios para comunicarse o familiares que quieren conocer situación del paciente”, ha detallado.


La ocupación de la UCI baja hasta el 62,89 %, con 357 camas libres

En cuanto a las cifras del coronavirus, hay 109 nuevos casos positivos (7 en Castellón, 41 en Alicante y 61 en Valencia), 41 menos que ayer. En total, ha habido 7.443 personas contagiadas desde el inicio de la crisis (876 en Castellón, 2.714 en Alicante, 3.849 en Valencia y 4 sin asignar) y 672 fallecidos, 35 más que ayer, de los que 78 han sido en Castellón, 283 en Alicante y 311 en Valencia.

Entre los contagiados, hay 1.887 personas ingresadas, 22 menos que ayer. De ellas, 228 están en Castellón,  44 en la Unidad de Cuidados Intensivos (UCI); 607 en Alicante, 143 en la UCI; y 1.052 en Valencia, 197 en la UCI. Así, la ocupación de la UCI continúa descendiendo, hasta un 62,89 %, con 357 camas libres, 5 más que ayer.

El número de altas ha sido de 173 desde ayer, con un total de 1.103 personas curadas (107 en Castellón, 371 en Alicante y 625 en Valencia. Además, ha habido 1.236 profesionales sanitarios que han dado positivo (161 en Castellón, 527 en Alicante y 548 en Valencia) y 2.179 en cuarentena. La bolsa de personal sanitario cuenta ya con 2.297 profesionales inscritos.


Ha habido 109 nuevos casos, hasta los 7.443, con 637 fallecidos en total y 1.103 altas

En cuanto a las residencias, hay 102 centros con algún positivo (12 en Castellón, 28 en Alicante y 62 en Valencia). Desde el inicio de la crisis, ha habido 837 residentes y 227 trabajadores que han dado positivo, aunque algunos pueden haberse curado, y 191 residentes fallecidos. Las residencias bajo vigilancia activa de personal sanitario suman una más, hasta 12 (3 en Castellón, 5 en Alicante y 4 en Valencia).

Respecto a las cifras, Barceló ha abogado por esperar hasta el fin de semana, aunque ha apuntado: “Espero que evidencien que nos encontramos en un escenario algo mejor que la semana pasada”. Además, respecto a otras autonomías, cree que la Comunitat se sitúa en la escala de las más bajas.

Tests rápidos a personas con síntomas

Por otro lado, respecto al Consejo Interterritorial que mantuvieron el lunes las autonomías con el Ministro de Sanidad, Salvador Illa, Barceló ha indicado que Illa informó de que hoy se publicará la lista para la utilización de tests rápidos, que “ofrecen la posibilidad de hacer muchos más diagnósticos, con resultados en 15 minutos”.

Estos tests rápidos se realizarán a personas con síntomas, prioritariamente, a profesionales sanitarios, sociosanitarios, residentes y servicios esenciales, que luego irán ampliando a otros sectores para “atender todas las necesidades”. Si la prueba da positivo, el paciente tiene COVID-19; si da negativo, será necesario hacer una prueba con PCR, cuyos resultados tardan 4 o 5 horas, para confirmar el negativo o convertirlo en positivo, ha detallado.

Además, en la reunión también hablaron de las medidas de desescalamiento, aunque Barceló ha señalado que no se concretó nada, pues es “muy complicado” al tratarse de una situación inédita. Además, las autonomías deben facilitar las infraestructuras de las que dispongan para proceder a aislamientos en caso de que dieran positivo personas que no pueden llevar a cabo el confinamiento en sus casas.

“Una cosa son los tests rápidos, que el Gobierno adquirirá más, donde tienen prioridad las personas con síntomas. Otra es la situación que se produzca por el levantamiento paulatino del desconfinamiento a las personas que se incorporen a su trabajo. Cómo se producirá esto y los tests que se llevarán a cabo lo determinará el Gobierno”, ha puntualizado.

Mascarillas y turistas

En cuanto a la necesidad de llevar mascarillas, ha apuntado que Illa anunció que se iba a hacer una compra masiva y ha precisado que la administración debería controlar el precio “si fuese necesario”. “La OMS también ha cambiado de posición en alguna ocasión, en principio no era necesaria. El Ministerio lo está valorando, para llevar a cabo una compra centralizada masiva para proveer a personas que tengan que incorporarse al trabajo en el proceso de desescalamiento”, ha afirmado.

Cuestionada por la posible llegada de turistas por Semana Santa, Barceló ha asegurado que las medidas de confinamiento van a ser “muy duras” para que no se produzcan desplazamientos y ha pedido a las personas que se queden en casa. “Tenemos que protegernos y proteger al resto de la sociedad. El sacrificio es de la sociedad en su conjunto, solo juntos vamos a poder superar esto. Pido responsabilidad, la misma con la que estamos actuando los valencianos en estos momentos, porque aunque los datos puedan abrir un hilo de esperanza, no podemos bajar la guardia”, ha subrayado.


Barceló: “Aunque los datos puedan abrir un hilo de esperanza, no podemos bajar la guardia”

En cuanto a los hospitales de campaña, ha señalado que no se han “relajado” en su construcción, pero ha admitido que ahora “no existe esa presión de tener que poner todo en marcha”. “Ahora tenemos más camas hospitalarias, siempre estamos planificando y nos está dando la razón la planificación”, ha garantizado. En cuanto a la antigua Fe, ha expresado que “prácticamente está preparada para entrar en funcionamiento, mañana o pasado”.

Por otro lado, la consellera ha asegurado que desde la Generalitat, de momento, están cubriendo todas las necesidades que tienen “sin dificultad” económica. Además, en cuanto a la compra de material, ha apuntado que contarán con el mercado nacional y autonómico cuando sea posible abastecerse por estos medios.

Asimismo, respecto al protocolo de partos, ha admitido que han recibido quejas de matronas y ha anunciado que están estudiando las alegaciones a las instrucciones para “ver si tiene cabida alguna modificación que permita, salvaguardando la salud de la mujer, la pareja, el recién nacido y los profesionales, atender a lo que solicitan”.

Suscríbete a nuestra newsletter