Crisis coronavirus

La Generalitat adquiere más de 10.000 tabletas con 4G para alumnos y enfermos

Puig anuncia acuerdos con las grandes operadoras de telefonía para una compra masiva de dispositivos móviles dirigidos a Educación y Sanidad

XImo Puig. | Foto: captura de imagen GVA

La Generalitat ha adquirido más de 10.000 tabletas electrónicas con conexión 4G destinadas a alumnos con mayores dificultades económicas de Secundaria, Bachillerato y Formación Profesional, y teléfonos móviles para que los enfermos puedan comunicarse con sus familias y para personas incluidas en programas de inclusión, que se concederán en concepto de préstamo.

Por otra parte, el president de la Generalitat ha avanzado que este jueves se celebrará otra reunión con los agentes económicos y sociales para disponer de una propuesta de apoyo a los trabajadores afectados por ERTE, con el fin de paliar la pérdida de poder adquisitivo, una medida que será aprobada en el pleno del Consell del viernes.

Las tabletas tienen un coste de dos millones de euros para la Generalitat, con la aportación de Telefónica y Huawei, y será también el Gobierno valenciano el que se hará cargo de los gastos asociados al tráfico de datos, según ha anunciado el president de la Generalitat, Ximo Puig, tras reunirse con los agentes sociales.

Con este material se pretende “contribuir a la mejora de la comunicación, sobre todo de los sectores más desfavorecidos de la Comunitat Valenciana que tienen una menor accesibilidad a internet y las tecnologías de la información y comunicación”, ha explicado por videoconferencia. Al sector educativo se destinará la mayor parte de las tabletas, unas 9.700, que se enviarán a los institutos y serán estos los que articulen su reparto a partir de criterios basados en la capacidad de renta de las familias.

Protocolo para conectar con familiares

En sanidad, dentro del protocolo de comunicación entre pacientes hospitalizados con coronavirus que no tienen acceso a dispositivos móviles o capacidad para utilizarlos y sus familias así como entre enfermeras o médicos y el portavoz que designen las familias para informarles de su estado anunciado por la Conselleria de Sanidad, se destinarán entre 500 y 1.000 tabletas y teléfonos móviles para facilitar a los enfermos la comunicación con su familia.

Para las personas que estén incluidas en programas de la Conselleria de Políticas Inclusivas y que esté en una difícil situación, se destinarán 500 tabletas, ha añadido Puig.El president ha señalado que se trata de una primera fase de este acuerdo con Telefónica, Huawei y otras operadoras de telefonía, a las que ha agradecido su colaboración, y ha avanzado que se continuará en esta línea con más actuaciones.
También ha resaltado el trabajo de las consellerias de Hacienda y de Economía y la Dirección General de TIC.

Respecto a las tabletas en el ámbito educativo, se quedarán en los institutos para que puedan continuar trabajando con ellas y servirán para reforzar el plan Mulan de la Conselleria, con el fin de que los estudiantes “no pierdan el curso” y la situación “no acabe siendo un lastre para su futuro”.

Prioridad para los alumnos que acaben ciclos

Según ha informado la Conselleria de Educación, los dispositivos serán propiedad de los institutos como dotación extraordinaria y mientras dure esta situación las usarán los alumnos que no tienen dispositivo electrónico ni conexión a Internet en casa. Se enviarán a casa de cada alumno directamente y cuando finalice el confinamiento se devolverán a los centros educativos.

Tendrá prioridad el alumnado de 2º de Bachillerato y 2º de los ciclos formativos de FP, que son los que requieren sacarse una titulación. Una vez cubiertos estos alumnos, si el centro cuenta con dispositivos, se repartirán entre el alumnado de la ESO con estas necesidades.

El número de tabletas que corresponde a cada instituto se determina en función de sus unidades educativas, además de un extra de unidades para los centros cuyo índice socioeconómico del alumnado sea más bajo. Así, un instituto con 4 unidades por nivel educativo recibirá unas 16 tabletas con conexión integrada, y si es de nivel socioeconómico bajo, recibirá unas 25.

El conseller Vicent Marzà ha comentado que con esta medida se evita que se genere una brecha entre el alumnado. Además la Consellería enviará también unos 1.700 ordenadores portátiles para los equipos directivos de todos los centros educativos públicos, para que puedan reforzar su trabajo a distancia de coordinación con el profesorado de sus centros educativos.

Suscríbete a nuestra newsletter