Crisis coronavirus | Ciudadanos y empresas

València lanza una campaña sobre el aplazamiento del pago de impuestos

La demora corresponde al IBI, a tasas de vados, y de mesas y sillas y  se está estudiando la suspensión total en algunos casos este año

Ramón Vilar, concejal de Hacienda del Ayuntamiento de València en una imagen de archivo. | Imagen: E3

El Ayuntamiento de València va a lanzar una campaña informativa sobre el aplazamiento del pago de impuestos y tasas municipales previsto con motivo de la crisis económica derivada del coronavirus, tal y como ha anunciado el concejal de Hacienda de València, Ramón Vilar.
“El objetivo es que tanto empresas como particulares tengan conocimiento de las medidas que se han adoptado ya por parte del Gobierno de la ciudad”, ha indicado el edil en un comunicado.
Vilar ha señalado que se han habilitado varias líneas telefónicas como complemento de esta campaña informativa, con el fin de que se pueda consultar cualquier duda sobre los aspectos tributarios que puedan surgir a los ciudadanos y empresas.
Los teléfonos habilitados son: 962 081 360, 962 081 989, 962 081 353, de 8.30 a 14.00 horas, para informar sobre todos los temas tributarios, incluso de exenciones bonificaciones, aplazamientos y fraccionamientos ya previstos inicialmente en las ordenanzas.
Además, se llevará a cabo una campaña de información mediante envío de cartas a los domicilios.
El concejal ha señalado que con esta iniciativa el Ayuntamiento quiere “despejar cualquier confusión” que puedan estar sembrando los grupos municipales del PP y Ciudadanos”, a quienes ha pedido “responsabilidad”.
“La oposición debería saber que los recibos se envían a partir del 28 de febrero, momento en el que se desconocía el alcance de la pandemia, por lo que sería de agradecer que no generen más alarma entre una ciudadanía preocupada por la situación”, ha manifestado Vilar.
El periodo voluntario para pagar el Impuesto de Bienes Inmuebles (IBI) en València debía acabar el 30 de abril, pero el pleno aprobó el pasado jueves prolongarlo hasta el 10 de julio por la crisis sanitaria.

Además, Vilar ha destacado que en el pasado pleno se explicó que los recibos “estaban llegando a los domicilios porque se habían emitido antes de la crisis, pero todo el mundo podía acogerse al aplazamiento”.

“Nadie está obligado a pagar los recibos hasta la nueva fecha acordada, y quien tenga domiciliada su tributación también puede acogerse al aplazamiento, simplemente, tiene que devolver el recibo en el banco”, ha recordado el concejal.
Además del IBI, el aplazamiento en el pago corresponde también a tasas de vados, y de mesas y sillas, entre otros, y según el concejal, se está estudiando la suspensión total en algunos casos este año.
Vilar ha mostrado su agradecimiento a los servicios municipales que han hecho posible que el pago medio a proveedores del mes de marzo, “pese a las dificultades de las últimas semanas, pueda cerrarse una vez más en negativo”.
“Ahora es más importante que nunca que los proveedores del Ayuntamiento dispongan de liquidez, sobre todo cuando se trata de pymes y personas autónomas“, ha manifestado.
Suscríbete a nuestra newsletter