Crisis del coronavirus

Los sindicatos ven “insuficiente” el nuevo material médico que solo durará “unos días”

CESM y CSIF denuncian la falta de transparencia de Sanitat y alertan de la extrema situación de los facultativos sin haber llegado aún al pico de infectados en la CV

Trabajadores sanitarios del hospital La Fé de Valencia, en un momento de descanso. EFE/ Kai Försterling.

La Generalitat, ante la falta de material sanitario con el que hacer frente a la crisis del coronavirus, fletó dos aviones para traer los productos, en los que se ha invertido 11 millones de euros, desde China. El primero de ellos aterrizó este martes y su contenido ya ha sido repartido entre los centros hospitalarios valencianos. Se trata, en opinión de los sindicatos, un material “insuficiente” que se agotará “en un par de días”.

“Hasta hace prácticamente dos días estábamos desprotegidos. En estos momentos hay protección prácticamente en casi todos los centros. pero no la consideramos suficiente. La cantidad es suficiente para un día, día y medio como mucho”, expone Andrés Cánovas, secretario general del sindicato médico de la Comunitat Valenciana (CESM-CV). Añade, por su parte, Fernando García, portavoz de sanidad del CSIF que la consellera de Sanitat tiene cuantificadas las necesidades de material  pero “la información no la quieren dar porque no quieren que se sepa la carencia tan importante que tienen”.

Recalca Cánovas que “los médicos estábamos luchando contra una pandemia del siglo XXI con armas del siglo XIX. Ahora por fin nos han entregado armas del siglo XXI. Pero no todos están con estas armas”. Apunta que departamentos como el de pediatría aún estarían desasistidos e insta a la Conselleria de Sanitat a resolver la situación. “Aún estamos desprotegidos en algunas zonas”, sentencia.

“Los médicos están preocupados por la situación, sobre todo, por el tema de la carencia de material sanitario”, indica García y añade que si los equipos médicos no llegan desde China que sean las empresas valencianas las que empiecen a fabricarlos. “Dejémonos de historias de instrucciones y de protocolos y actuemos ya”, acucia el portavoz de Sanidad de CSIF.

En esta línea se expresaba ayer el president de la Generalitat, Ximo Puig, quien apuntó que “tratamos de conseguir todo el material sanitario que la Comunitat necesita por tierra, mar y aire, con todas las posibilidades que tenemos” y subrayó que la Comunitat Valenciana “tendrá garantizado” el suficiente número de respiradores “en el peor de los momentos”, bien sea mediante la compra a terceros países como China, Alemania o Finlandia, bien mediante su fabricación en industrias regionales reconvertidas.

En esta línea, Puig se refirió a firmas como Marie Claire, que se ha ofrecido para fabricar material sanitario y está a la espera de las correspondientes autorizaciones, o a institutos tecnológicos valencianos que, junto a Power Electronics, Celéstica y otras firmas están trabajando en la fabricación de respiradores, unos aparatos que, según Puig, “requieren una certificación más compleja”.

El personal sanitario al límite

“En estos momentos tenemos aproximadamente 1/5 de la plantilla contagiada, aislada o pendiente de test”, alerta Cánovas. Según las últimas cifras registradas por la Generalitat, los sanitarios que han dado positivo por coronavirus, son 551, de los que 8 se encuentran en la UCI. “Esperemos que haya una reducción de esos contagios aunque no creo que esa reducción sea inmediata”, indica el secretario general de CESM.

En la misma línea se expresa García quien tilda como “preocupante” la situación de los sanitarios. Más allá de los contagios, el portavoz de Sanidad del CSIF hace referencia a la falta de personal para hacer frente a la crisis del COVID-19. “Tenemos que evitar que el sistema colapse”, asevera y apunta que la capacidad de las UCIs se encuentra en su límite así como el estado de los facultativos. Una situación que se agravará en los próximos días, advierte, cuando llegue el pico de contagios por coronavirus.

“El personal sanitario y no sanitario están rotos, están cansados pero están al pie del cañón”, expone García e indica que están realizando jornadas laborales de hasta 98 horas semanales, cuando antes de la crisis la jornada se situaba en 37,5 horas. “La situación es cambiante y preocupante. Pedimos a la Conselleria que tenga responsabilidad y que prevea, porque no se ha previsto nada. Ha pillado a toda la Conselleria fuera de juego”, explica y califica la actuación del gobierno valenciano de “irresponsable”.

Pese a ello, señala que mantiene su confianza en el sistema público de Sanidad y apunta a iniciativas como la habilitación de hoteles medicalizados así como la aportación del sector privado para hacer frente a las futuras situaciones que se produzcan.

Falta de transparencia de la Conselleria de Sanitat

Por último, ambos sindicatos denuncian la falta de transparencia de la Conselleria de Sanitat. Ayer mismo, CESM presentó la denuncia por esta razón. “No puede ser que los profesionales médicos tengamos dificultades para informarnos. No existe un diálogo con la Conselleria”, lamenta Cánovas.

Del mismo modo, CSIF ha insisitido a la Conselleria de Sanitat en la importancia de la transparencia y ha hecho hincapié en la falta de información sobre el reparto por departamentos de salud del material que llegó de China y de la cantidad almacenada y disponible. A su vez, el sindicato presentó una queja a la Sindicatura de Greuges, la cuál, según ha podido saber Economía 3, se encuentra en trámite.

En la queja, solicitaban la intervención inmediata ante el riesgo para la seguridad que sufre el personal sanitario. La central sindical exponía en su escrito el peligro al que están expuestos los trabajadores por la falta de protección e insistió en el riesgo de contagio de Covid-19 y en que puedan ser, a su vez, vectores de transmisión para otros profesionales y pacientes. También aludía a la falta de información por parte de Conselleria.

Además, CSIF considera necesario que la consellera, Ana Barceló, y su equipo directivo visiten, en las mismas condiciones de prevención que el personal sanitario, los diferentes departamentos para que conozcan la realidad de los hospitales valencianos y la saturación y falta de medios de los profesionales. “Hay que reaccionar ya. El personal se está contagiando porque está tratando a los pacientes y no se les proporcionan equipos. La consellera debe estar con sus profesionales”, concluye García.

coronito

Suscríbete a nuestra newsletter