Resultados

Sareb ingresó 2.308 millones de euros en 2019, un 34 % menos

Tras siete años de actividad ha reducido el 51% el volumen de préstamos impagados y un 36% la cartera total que adquirió de las entidades financieras en crisis

Archivado en: 

Viviendas de Sareb

La Sociedad de Gestión de Activos Procedentes de la Reestructuración Bancaria (Sareb) ingresó con su actividad de gestión y venta de activos inmobiliarios y financieros un total de 2.308 millones de euros en 2019, un 34 % menos que en 2018. No obstante, la reducción de los costes operativos y la menor caída de los márgenes por la nueva estrategia de Sareb derivaron en una leve mejora del resultado antes de impuestos, que fue negativo en 864 millones de euros, frente a los 879 millones en 2018.

El resultado neto del ejercicio se situó en 947 millones negativos, después de que la compañía haya cargado en 2019 impuestos por valor de 83 millones de euros correspondientes a Activos Fiscales Diferidos que no se materializarán en el futuro. A cierre del ejercicio los recursos propios de la compañía se situaban en 1.659 millones de euros.

Del volumen ingresado en 2019, un total de 1.328 millones de euros provenían de la gestión y venta de los inmuebles, en tanto que 943 millones se correspondían con la actividad de los préstamos y 46 millones, con otros ingresos. Se trata del primer ejercicio en el que los inmuebles se convierten en la principal fuente de ingresos de Sareb, como consecuencia de la estrategia de negocio implantada en 2019.

Esta nueva estrategia, ha explicado, busca reducir la venta de préstamos en el mercado mayorista e intensificar su transformación en inmuebles mediante daciones y ejecuciones, así como impulsar la promoción residencial y la gestión urbanística de suelos. En cuanto al primer punto, la conversión de préstamos en inmuebles, Sareb transformó el año pasado 1.867 millones de euros, un 33% más que el año anterior, lo que supuso la entrada en balance de 21.140 inmuebles que figuraban como garantías de préstamos.

Los planes estratégicos implantados por la compañía en el ejercicio también derivaron en una contención de la caída del margen bruto, que se redujo un 17% en 2019, frente al 28% en 2018. Asimismo, los costes operativos se recortaron en 2019 y supusieron un total de 670 millones de euros, un 4% menos que en 2018.

Por otro lado, la actividad de la compañía le permitió avanzar en desinvertir ordenadamente la cartera adquirida a las entidades financieras que recibieron a ayudas públicas, y cancelar la deuda emitida en el momento de su constitución. Solo el año pasado, Sareb pudo amortizar deuda por importe de 825 millones de euros. En sus siete años de actividad, la cifra cancelada asciende a 15.676 millones de euros.

Además, desde que inició su actividad en 2013, Sareb ha reducido el volumen de préstamos impagados en un 51 %, en tanto que la cartera global ha disminuido en 18.507 millones, un 36%. En la actualidad Sareb tiene bajo gestión un patrimonio de 32.274 millones de euros, de los que el 60% son préstamos al promotor y el 40%, inmuebles de todo tipo.

En cuanto al programa de vivienda social, en la actualidad la compañía tiene cedidas a las administraciones un total de 2.336 viviendas. Además, recientemente ha lanzado una nueva iniciativa social con la intención de cuadruplicar esta cifra y llegar hasta las 10.000 viviendas, mediante contactos con ayuntamientos de menor tamaño, también necesitados de pisos para uso social.

Suscríbete a nuestra newsletter