Crisis coronavirus | Consejo de Ministros

El Gobierno se compromete a avalar el 80% de los créditos a pymes y autónomos

El Consejo de Ministros ha aprobado también la distribución de 300 millones de euros por comunidades autónomas para reforzar políticas sociales

Archivado en: 

María Jesus Montero, ministra de Hacienda, durante su comparecencia después del Consejo de Ministros. | Imagen: E3

El Consejo de Ministros ha aprobado este martes la puesta en marcha de un primer tramo de avales de 20.000 millones para garantizar la liquidez de las empresas más afectadas por la crisis del coronavirus, y la mitad de ese importe servirá para garantizar nuevos préstamos a pymes y autónomos.

La garantía cubre, en el caso de autónomos y pymes, el 80% de los nuevos préstamos y renovaciones de financiación, según ha explicado la ministra de Hacienda y portavoz del Gobierno, María Jesús Montero, en la rueda de prensa posterior al Consejo de Ministros.

Para el resto de empresas, ha detallado, el Estado garantiza el 70% de la nueva financiación concedida por los bancos y el 60% de las operaciones de renovación.

Este primer tramo de 20.000 millones forma parte del plan del Ejecutivo para llegar a disponer hasta los 100.000 millones

Montero ha explicado también que la línea de avales “tiene carácter retroactivo para operaciones concedidas desde el 18 de marzo” y servirá para afrontar necesidades de liquidez como financiación para pago de salarios, facturas, circulante u otros, incluyendo vencimientos de obligaciones financieras o tributarias.

El aval emitido tendrá una vigencia igual al plazo del préstamo concedido, con un plazo máximo de cinco años, ha añadido.

Montero ha recordado también que los autónomos y pymes podrán aplazar el pago de tributos como el IVA o el IRPF durante seis meses y durante los primeros tres meses a interés será “0”. La ministra ha explicado también que “los autónomos que tengan empleados a su cargo no tendrán que pagar la cuota de Seguridad Social de sus trabajadores”.

El Consejo de Ministros ha aprobado también la distribución de 300 millones de euros por comunidades autónomas para reforzar políticas sociales y de atención a las familias y para atender aquellos colectivos que están en situación de vulnerabilidad. También ha concretado que estos fondos “solo podrán utilizarse para situaciones derivadas del Covid-19”.

Montero ha señalado que a la hora de hacer el reparto por autonomías se tendrán en cuenta variables como la población.

Además, el Consejo  de Ministros ha aprobado otro fondo social de 25 millones para la alimentación de niños en situación de pobreza o vulnerabilidad. En concreto, para aquellos niños que eran beneficiarios de la beca de comedor, ha aclarado la ministra. Ha recalcado también que “estas ayudas se van a recibir mientras duren estas circunstancias”.

Como ya se había anunciado el fin de semana, el Gobierno pedirá prorrogar el estado de alarma hasta el 12 de de abril. “Es absolutamente imprescindible para ganar la batalla al coronavirus”, ha recalcado.

Esta solicitud se votará mañana en el Congreso de los Diputados y “esperamos contar con el apoyo de todas las fuerzas parlamentarias”.

Igualmente, después se convocará un Consejo de  Ministros extraordinario este viernes para aprobar de nuevo el estado de alarma.

La ministra ha recalcado también que son cosncientes de las incomodidades que genera esta situación para las familias españolas pero los expertos coinciden en que es una medida efectiva de lucha contra el coronavirus.

En su discurso, María Jesús Montero ha recordado que “tenemos que estar unidos y esperanzados de que las  medidas acordadas nos van a permitir salir victoriosos”.

También ha explicado que “son días de demostrar disciplina, tenemos que seguir en casa, protegiendo a nuestros mayores y ganando tiempo para nuestros sistema sanitario no se colapse”.

Ha mostrado su afecto y solidaridad para todas aquellas familias que han perdido un familiar por el coronavirus y ha vuelto a reiterar, nuevamente, su “apoyo a los profesionales sanitarios que están apoyando para esta situación pase lo antes posible”.

Ha indicado también que “espera que esta experiencia sirva para lograr una sociedad más humana y más justa”.

Montero ha tenido palabras de agradecimiento para aquellos colectivos que están cobrando el protagonismo que merecen cada día como los investigadores, que luchan para encontrar una vacuna; las Fuerzas del Estado, los trabajadores de tiendas y supermercados, los agricultores, los profesionales de limpieza o a los empleados de los servicios diplomáticos.

La ministra de Hacienda ha resaltado también el compromiso de aquellos empresarios que están poniendo sus empresas al servicio del país orientando su producción a aquellos productos necesarios para hacer frente a la crisis sanitaria.

Tampoco se ha olvidado de mencionar aquellos profesionales que están garantizando a los ciudadanos los servicios esenciales como telecomunicaciones, electricidad, gas u otros ya que “todos suman”, ha matizado.

De vuelta a España desde Italia

El Consejo de Ministros ha aprobado un acuerdo para exceptuar de la restricción de vuelos entre Italia y España a los repatriados (ciudadanos españoles o residentes en España), ha explicado María Jesús Montero.

Montero ha señalado que la evolución de la crisis del coronavirus Covid-19 ha hecho necesario modificar el acuerdo que se adoptó el pasado 10 de marzo para incluir la situación de esos ciudadanos entre las excepciones a la medida que se adoptó entonces.

En esa ocasión, cuando en España no se había decretado todavía el estado de alarma por el coronavirus, el Consejo de Ministros acordó prohibir todos los vuelos directos entre Italia, donde la pandemia ya se había extendido, y España durante 14 días, como medida de prevención para limitar la propagación y el contagio por el coronavirus.

La gran mayoría de los casos de coronavirus importados en España estaban vinculados a viajeros procedentes de Italia, que entonces había bloqueado parte de sus comunicaciones pero no había cerrado por completo sus aeropuertos.

Ahora, con el decreto aprobado, la prohibición se levantará, previa autorización del Ministerio de Sanidad, a los vuelos de aeronaves con ciudadanos españoles o que tengan su residencia en España, limitando su entrada a Madrid, Barcelona, Gran Canaria, Málaga y Palma de Mallorca.

Los que lleguen tendrán que guardar un periodo de cuarentena y serán monitorizados por las autoridades sanitarias.

Suscríbete a nuestra newsletter