Crisis del coronavirus

Presidente Aerte: “En esta crisis sanitaria se está criminalizando al sector”

José María Toro ha destacado el "importante esfuerzo de contención" en la entrada del virus que se realiza en los centros para mayores

Archivado en: 

El presidente de la Asociación Empresarial de Residencias y Servicios a Personas Dependientes de la Comunitat Valenciana (Aerte), José María Toro. Foto: Archivo E3.

El presidente de la Asociación Empresarial de Residencias y Servicios a Personas Dependientes de la Comunitat Valenciana (Aerte), José María Toro, ha asegurado que tiene la sensación de que en esta crisis sanitaria por el coronavirus “se está criminalizando al sector”.

El dirigente de Aerte, que reúne a 200 residencias de las 327 que hay actualmente en la Comunitat Valenciana, entre ellas la de Alcoy (Alicante), ha destacado el “importante esfuerzo de contención” en la entrada del virus que se realiza en estos centros, y ha recordado que en la actualidad, según cifras ofrecidas por la Conselleria de Sanidad, hay personas afectadas en 24 centros.

“Hablamos de que hay 327 residencias en la Comunitat Valenciana, con lo cual la incidencia estás siendo baja en el sentido de que hay pocos centros ahora mismo con casos de coronavirus, un 6 o 7 por ciento del total”, ha dicho.

“Me da la sensación de que se está criminalizando al sector, por las noticias que salen en Madrid o por el proceso que se está viviendo hasta ahora”, ha agregado y ha precisado que son “un sector de servicios sociales. No somos sanitarios, no somos hospitales, sino residencias de personas mayores”.

Según José María Toro, “es verdad que en función de cuantas personas hay en un centro, algunos tienen más personal de enfermería o tienen médico, pero no somos centros sanitarios La situación que se está produciendo es una crisis sanitaria y nosotros no tenemos los medios para atenderla”.

A su juicio, “se está derivando la atención y desviando el foco. La gestión de esta emergencia tiene bastantes elementos que podrían ser mejorables y me da la impresión que se ha puesto a las residencias como un elemento de mala gestión”.

José María Toro se ha referido a la comparecencia este lunes de la ministra de Defensa, Margarita Robles, quien informó de que el Ejército había encontrado en residencias a personas muertas en sus camas. “Ese fue el titular, pero durante su comparecencia dijo que la mayoría de las residencias funcionan bien y esto era un caso puntual debido a la saturación de lo servicios funerarios “.

“Imagine la sensación de angustia que puede tener una persona que tiene a su padre o a su madre en una residencia”, ha lamentado Toro, quien ha subrayado el “esfuerzo de comunicación y transparencia” que están haciendo: “las familias están perfectamente informadas, prácticamente todos los días se les pasa información sobre las personas que están en las residencias o si ha habido algún caso, aunque sea con síntomas y no se haya confirmado que es coronavirus”.

Según ha indicado, se está llegando a “un nivel de transparencia y de comunicación impresionante y aunque parce que el problema está ahora en las residencias, de los miles de personas que han fallecido solo lo han hecho en residencias el 10 por ciento”.

También ha señalado que debe tenerse en cuenta que los residentes de estos centros “no son solo mayores, que ya es un factor de riesgo elevado, sino que tienen enfermedades crónicas y son gente muy débil. Por eso nuestra lucha ha sido la de evitar que el virus entrara en los centros, porque eso era fundamental”.

El president de Aerte ha criticado que Sanidad no le ha dado el material suficiente para poder trabajar y lo han hecho con el que tenían ellos almacenado, y en el caso de materiales como mascarillas, batas o guantes “el Ministerio cierra el mercado, no puedes comprar, requisa todos los stocks y sin embargo no te da. No tiene mucho sentido, lo lógico sería que si tu requisas el material sea para repartirlo de manera adecuada”.

Según Toro, han tenido que asumir esta situación “prácticamente solos. No hemos tenido apoyo de nadie, ni del Ministerio ni las Consellerias de Sanidad o Igualdad. Fuimos de los primeros en aplicar protocolos y hacer actuaciones concretas y compra de material para hacer frente a la situación y la administración siempre ha ido por detrás”, ha asegurado.

“Parece que el problema son las residencias”, ha afirmado Toro, para quien es ingente el “nivel de exigencia informativa” que tienen. “No vivimos más que para hacer papeles cuando no tenemos el mismo personal que normalmente y estamos en una situación de emergencia”, ha explicado.

La gente “está muy comprometida”, ha dicho Toro, quien reconoce a continuación que también están teniendo un índice de absentismo elevado y eso supone no poder contar con los recursos humanos con los que se cuentan normalmente.

A su juicio, la Conselleria de Sanidad “lo que tiene que hacer es asumir su responsabilidad: atender sanitariamente a las personas que lo necesitan y las que están en las residencias son beneficiarias de la Seguridad Social. Nosotros no somos un recurso sanitario y Sanidad tiene que estar a disposición de esas personas para darles la atención que precisan”.

“Si nos pueden dar material, elementos de coordinacion con Salud Pública y podemos trabajar, nosotros lo haremos, y si llega un momento en que la situación se desborda es bueno que Sanidad asuma su responsabilidad e intervenga porque supera la esfera de acción que tenemos nosotros”, ha finalizado.

Suscríbete a nuestra newsletter