Crisis COVID-19

La lucha contra el coronavirus también se libra con decretos y órdenes ministeriales

Guía actualizada de las medidas tomadas por el Consejo de Ministros hasta el 22 de marzo

El Gobierno ha aprobado un conjunto de medidas, a través de decretos y órdenes ministeriales, para hacer frente al coronavirus. Desde la declaración del estado de alarma, que tuvo lugar el pasado 14 de marzo, el Consejo de Ministros ha acordado más de 45 actuaciones en materia sanitaria; de seguridad, interior y protección civil; de transporte y movilidad; de la defensa; económicas y en otros ámbitos.

Este domingo, el presidente del Gobierno, Pedro Sánchez, anunció una prórroga del estado de alarma hasta el 11 de abril tras una videoconferencia con los presidentes autonómicos. Esta medida irá al próximo Consejo de Ministros y tras su aprobación irá al Congreso de los Diputados, donde se deberá ratificar. El estado de alarma es una de las vías constitucionales que puede usar el Gobierno con carácter extraordinario ante las consecuencias de pandemias como la del COVID-19 para limitar movimientos de personas e intervenir “locales de cualquier naturaleza”, como pueden ser los hospitales privados.

En cuanto a las medidas más destacadas, en materia sanitaria establecieron que cuando un medicamento, producto sanitario o cualquier producto necesario para la protección de la salud se vea afectado por excepcionales dificultades de abastecimiento, la Administración Sanitaria del Estado, temporalmente, podría establecer el suministro centralizado por la Administración y condicionar su prescripción a la identificación de grupos de riesgo.

Además, se considera como situación asimilada a accidente de trabajo de los periodos de aislamiento o contagio de las personas trabajadoras como consecuencia del virus COVID-19, exclusivamente para la prestación económica de incapacidad temporal del sistema de Seguridad Social. Asimismo, todas las autoridades civiles sanitarias de las administraciones públicas quedarán bajo las órdenes directas del Ministro de Sanidad, aunque las administraciones públicas autonómicas y locales mantendrán la gestión de los servicios.

El Real Decreto que declara el estado de alarma contempla la posibilidad de que los centros y establecimientos sanitarios de carácter militar y los centros, servicios y establecimientos sanitarios de titularidad privada contribuyan a reforzar el Sistema Nacional de Salud en todo el territorio nacional. Y se prevé la posibilidad de contratar a profesionales que no obtuvieron plaza, a los que tienen pendiente la realización de prácticas o los jubilados.

También establece la suspensión de apertura al público de todos los hoteles y alojamientos similares, alojamientos turísticos y otros alojamientos de corta estancia. Además, establece las condiciones para facilitar el transporte de mercancías y garantizar el abastecimiento y la entrega de productos adquiridos en el comercio por internet, telefónico o correspondencia. Así, el Ministerio de Transporte adquiere 8.000.000 de mascarillas para distribuirlas entre el sector.

En cuanto a las medidas de seguridad, interior y protección civil se restringen los movimientos de personas que no vayan a poder tener continuidad hasta el punto de destino programado, por resultar incompatibles con las medidas adoptadas dentro del territorio español, por no ser posible su continuación o por la necesidad de dar preferencia a movimientos más urgentes de personas o mercancías.

Respecto a transporte y movilidad, los miembros del Consejo Europeo acordaron el 17 de marzo aplicar una restricción temporal de viajes no imprescindibles desde terceros países a la Unión Europea y países asociados Schengen. Además, se suspenden las actividades de hostelería y restauración, pudiendo prestarse exclusivamente servicios de entrega a domicilio y, en los servicios de transporte aéreo no sometidos a contrato público u obligaciones de servicio público (OSP), los operadores de transporte reducirán la oferta total de operaciones en, al menos un 50 %.

En el ámbito de la defensa, el Real Decreto habilita a la Ministra de Defensa, Margarita Robles, para dictar instrucciones necesarias para garantizar la prestación de todos los servicios, ordinarios o extraordinarios, del Ministerio de Defensa para la protección de personas, bienes y lugares, y para garantizar la contribución del personal y establecimientos sanitarios de carácter militar al Sistema Nacional de Salud.

Línea de financiación a empresas y autónomos

Por otro lado, en las medidas económicas, dotan, con carácter excepcional, recursos presupuestarios con cargo al Fondo de Contingencia para atender los gastos ocasionados por las necesidades sanitarias que se presenten en las Comunidades Autónomas y mitigar las consecuencias sociales y económicas derivadas de esta pandemia.

Además, se asegura el derecho básico de alimentación de niños y niñas en situación de vulnerabilidad que se encuentran afectados por el cierre de centros educativos. El real decreto-ley articula una línea de financiación a determinadas empresas y autónomos que se consideran especialmente afectados por el COVID-19.

En la misma línea, se propone una flexibilización en materia de aplazamientos, concediendo durante seis meses la facilidad de pago de impuestos a PYMES y autónomos, previa solicitud, en unos términos equivalentes a una carencia de tres meses, entre otras medidas.

Suscríbete a nuestra newsletter