Crisis coronavirus | Abastecimiento

Mercalicante, un día dentro del gran centro de abastecimiento

La optimización en el reparto provoca que aparezcan nuevos hábitos como la concentración de compras en algunos días

Mercalicante ha extremado las medidas de seguridad e higiene.

Una de las frases que más hemos oído esta última semana es que el suministro está garantizado. Mercalicante es uno de los diferentes puntos estratégicos con los que cuenta la Comunitat para hacerlo realidad.

Parece que la palabra cotidiano se haya suprimido de nuestro vocabulario, sin embargo, Mercalicante ha sabido encontrar su normalidad en estos. Su operativa está llena de medidas de seguridad, pero también una operativa que ha sabido demostrar su flexibilidad.

“Todos los operadores del mercado mayorista están trabajando al 100%. El porcentaje de comercialización en el mercado mayorista tuvo un pico importante al principio de la semana pasada superando el 20% de la comercialización habitual, que ya se ha estabilizado hasta niveles normales”, explica su directora Dolores Mejía.

Una de las recomendaciones que ha dado el cluster de alimentación es “aumentar la logística de reparto para reducir el número de desplazamientos a nuestras instalaciones. Algunos de los compradores también hacen su encargo telefónico y solo vienen a recogerlo. En general, los usuarios están siendo responsables”.


Una de las recomendaciones que ha dado el cluster de alimentación es “aumentar la logística de reparto para reducir el número de desplazamientos a nuestras instalaciones.

El lado negativo que viven los proveedores es el de la hostería y la restauración. Con el decreto de alarma y el cierre mayoritario de establecimientos, donde se ha producido una disminución en la comercialización, según indican desde la dirección.

Optimizar reparto

Otro de los puntos clave de un día en este gran centro de abastecimiento alicantino es el reparto de mercancías que, desde Mercalicante, aseguran que transcurre con normalidad. Mejía apunta que “tanto para el aprovisionamiento como para la entrega a domicilio en los pedidos realizados por los comercios minoristas y los mercados municipales”.

mercalicante

La normalidad preside el cluster de la alimentación alicantino.

La empresa mixta pertenece a la red de mercas de España. Mercasa, la compañía cabecera, es un importante colchón y un seguro en estos momentos. La directora explica que se trabaja de manera coordinada con “Mercasa y con el resto de los 22 mercas que integran la red nacional para asegurar la logística alimentaria dentro del territorio nacional. Asimismo, para evitar la aparición de posibles incidencias se analizan los flujos de comercialización para asegurarse de que se está desarrollando el abastecimiento debidamente y que se están implementando las medidas de prevención necesarias”.

De cara a las próximas semanas, Dolores Mejía cree que la demanda se estabilizará “hasta alcanzar niveles de comercialización similares a los de otros años en esta época”. Esta línea de la demanda viene por un ajuste interno que desde Mercalicante se observa como un traslado de flujo que ha pasado de la hostelería, restauración y mercadillos, al propio consumo en casa.


La crisis del coronavirus también ha traído más trabajo en algunos segmentos. Es el caso de los minoristas.

Otro de los cambios que se viven reside en los hábitos. Desde el cluster se apunta a que las compras han pasado a estar más concentradas en algunos días de la semana. Un cambio lógico si tenemos en cuenta que se ha pedido una mayor optimización de las rutas de reparto. Menos viajes y más carga.

La crisis del coronavirus también ha traído más trabajo en algunos segmentos. Es el caso de los minoristas. “Nos trasladan que sus ventas están aumentando y que se está potenciando mucho la entrega a domicilio”, indica Dolores Mejía.

Medidas extras de higiene

De puertas adentro, las condiciones de higiene se han extremado. “En el caso de los empleados de Mercalicante siguen un protocolo en el que deben utilizar guantes y mascarilla en los puestos de trabajo más expuestos como, por ejemplo, la limpieza e higienización de instalaciones y los puestos en contacto directo con clientes, y los mayoristas deben utilizar guantes desechables para manipular los productos y cambiarlos durante la actividad laboral”, explica Dolores Mejía, directora.

Las medidas del merca no acaban aquí, pues, para facilitar el lavado de manos frecuente y superior a 20 segundos se han instalado en el interior del mercado puntos de agua con jabón y papel desechable. La directora especifica que “también se aconseja que las personas mantengan la distancia de seguridad estipulada por las autoridades. Se han controlado los accesos con el nuevo reconocimiento de matrículas y acceden sólo personas acreditadas a la actividad en Mercalicante”.

También se ha aumentado la periodicidad de las tareas de limpieza higienizándose con los productos clorados recomendados por Sanidad todas las estancias comunes, muelles, bandas de servicio y aseos.

La enumeración de medidas alcanza tantos a personal propio como el que acuden a Mercalidante. “Se ha recomendado a las empresas mayoristas que hagan turnos en su personal para asegurar el servicio en caso de baja de algún trabajador. Nuestro servicio como gestores de este clúster alimentario, también está garantizado gracias a los turnos programados y el personal que está teletrabajando”.

Y es que el día a día en este centro es ahora más importante que nunca y quizás por ese motivo, Dolores Mejía no duda en agradecer a “nuestros mayoristas, agricultores y transportistas para conseguir que este servicio esencial transcurra con normalidad”.

Suscríbete a nuestra newsletter