Industria textil

Bonealive, ropa ecológica en pleno boom contra el cambio climático

Toda la cadena de suministro está certificada y sus fundadores apostaron por textiles fabricados con productos reciclados

En la imagen, Guillermo Villanueva, CEO de Bonealive, junto a Audrey Desormiere, CMO y responsable de comunicación. | Foto: Efe/Ana Escobar

En pleno boom contra el cambio climático y por la sostenibilidad y en un momento en el que muchos sectores productivos apuestan por la responsabilidad social y reducir la huella de carbono, la empresa emergente Bonealive comercializa ropa ecológica para demostrar que la industria textil no se queda atrás.

Cortavientos y mochilas impermeables realizadas con hilo de poliéster reciclado de botellas de plástico (con las que se evita la biodegradación de 15 botellas de 1,5 litros) y camisetas y sudaderas hechas con algodón orgánico tanto para mujer como para hombre y niño forman parte de su catálogo.

Fabricadas en España con los máximos exponentes en la confección de textiles sostenibles, esta marca social de ropa informal y deportiva se gestó en 2015 pero se hizo realidad dos años después con el impulso de la incubadora valenciana Lanzadera y de la mano del vizcaíno Guillermo Villanueva.

Su fundador explica que advirtió que consumían “marcas que creíamos que no estaban haciendo nada por contribuir a la lucha contra el cambio climático, a pesar de que precisamente se enfocaban a deportes de estar en contacto con la naturaleza” y por ello, ideó esta firma respetuosa con el medio ambiente.

Los productos de Bonealive se dirigen a “un público joven, dinámico, que le gusta la naturaleza y, sobre todo, que está cada vez más concienciado con el cambio climático y todo lo que ello supone”, define el responsable de la empresa. La empresa reza en su página web: “Cuando decidimos crear nuestra marca de ropa ecológica, teníamos claros dos conceptos: ser diferentes a los demás y devolver al planeta todo lo que él nos ha dado“.

Contrastar proceso

Para conseguir la primera premisa cumplieron al mismo tiempo con la segunda, por lo que trabajaron para conseguir “toda la cadena de suministro certificada” y apostaron por “textiles fabricados con productos reciclados”. Por ello, cultivan algodón orgánico sin pesticidas ni herbicidas, usan energías renovables y hacen “un uso responsable del transporte”, según los certificados que posee de Fair Wear Foundation (FWF) y OEKO-TEX, así como el reconocimiento de Forest Stewardship Council en el papel y cartón que utilizan.
Sin embargo, la actividad de Bonealive Company no se detuvo aquí, sino que la empresa dio un paso más en el sector de la ropa ecológica.
Detalla que entre los productos que ofrece la marca hay unos cortavientos “que están fabricados con botellas de plástico procedentes del consumo”, que se transforman en hilo de poliéster reciclado para confeccionar las prendas.


Promotion Lab es la segunda marca y está enfocada única y exclusivamente a empresas”, en la cual el equipo vuelca sus esfuerzos “a nivel comercial”, y ya trabaja con multinacionales

Villanueva recuerda que hace año y medio, la multinacional Iberdrola se puso en contacto con ellos para que les confeccionara “una colección en exclusiva para ellos con precisamente ese tipo de chubasquero”. Ello les hizo reflexionar: “Como tenemos un volumen de fábricas y de proveedores que nos permite hacer cualquier tipo de producto textil, lo que decidimos era que podía ser un buen momento para ampliar las líneas de negocio”.

De este modo se originó la segunda marca de Bonealive Company, Promotion Lab, “enfocada única y exclusivamente a empresas”, en la cual el equipo vuelca sus esfuerzos “a nivel comercial”, y ya trabaja con multinacionales como Grupo Vocento y Grupo Restalia, entre otros.
La metodología que siguen es reunirse con los clientes y “explicarles que la diferencia en precio no es tan grande con los beneficios que aporta en criterios de responsabilidad social corporativa (RSC) y sobre todo, en cuanto a la reducción de la huella de carbono que puede tener una empresa”.

“Creemos que es posible cambiar a través de los textiles ecológicos todo lo que tenga que ver con las uniformidades de empresas“, manifiesta Villanueva sobre el objetivo que persigue su nueva marca, la cual provee también a entidades nacionales de sectores diversos, desde aquellas que tienen trabajadores en una fábrica con uniformidad a empresas de restauración.

Suscríbete a nuestra newsletter