La gestora de las rurales avisa de que la incertidumbre italiana contagiaría a España

La gestora de las rurales avisa de que la incertidumbre italiana contagiaría a España

El Instituto Valenciano para el Estudio de la Empresa Familiar (Ivefa), en colaboración con Caixa Popular y Cámara Valencia, organizó una jornada para abordar ‘Las perspectivas económicas y de los mercados financieros en 2020’. El encuentro fue inaugurado por el presidente de Ivefa, Francisco Vallejo, y por el director de Área Banca Empresa de Caixa Popular, Juan Gallur. También participó el director general de Gescooperativo SGIIC, Gonzalo Rodríguez-Sahagún, y de la subdirectora general de Gescooperativo SGIIC, Beatriz Gutiérrez.

SGIIC es la Sociedad Gestora de Instituciones de Inversión Colectiva del Grupo de Cajas Rurales creada en 1991, que gestiona más de 5.000 millones de euros distribuidos entre 52 fondos y 12 sicav.

Durante el evento, se analizó el escenario macroeconómico actual y las expectativas por países y zonas geográficas (Estados Unidos, Eurozona, España, emergentes y Japón); y se abordaron las variables que apoyarán su crecimiento y los principales riesgos. Asimismo, se repasó la evolución de los mercados de renta fija y renta variable y las expectativas por mercado, zona y sectoriales.

En el transcurso del encuentro, se puso de manifiesto que, en el escenario global, para 2020 se aprecia una mejora de la percepción sobre el ciclo económico, a pesar del debilitamiento global. Sin embargo, se presentan riesgos geopolíticos, como el efecto del petróleo en las relaciones con EE.UU. Irán, el brexit, o el coronavirus. En el caso de Estados Unidos, se detecta una desaceleración del ritmo de crecimiento, pero menor de lo esperado y no se ve recesión en el corto plazo. Mientras que en la Eurozona, se registrará un crecimiento moderado. Por su parte, en España, la actividad económica seguirá fuerte y crece por encima de los países de su entorno +2% 2019, +1,6% 2020, aunque cada vez a menor ritmo.

En cuanto a la incidencia del coronavirus, se hizo hincapié en que China supone un 17% del PIB mundial y que una ralentización de su crecimiento afectará a la economía global. En este sentido, a medio plazo, el Coronavirus podría provocar el descenso de la demanda en el mercado inmobiliario interno, lo que tensionaría la situación del sistema financiero chino.

En cuanto a las perspectivas en renta variable en España, se destacó que, a pesar de la volatilidad de los emergentes, la Bolsa española se verá respaldada por el sólido crecimiento de su economía. Sin embargo, la deuda pública se mantendrá estable, aunque la reducción del déficit y el crecimiento de la economía podría provocar una reducción de la prima de riesgo; y la incertidumbre italiana podría contagiar a España.

Por último, en referencia al crédito, el QE dará soporte a los bonos, aunque el efecto sobre las rentabilidades no se dejará notar tanto como en el anterior programa, debido a que los diferenciales de crédito se encuentran en niveles más estrechos.

Dejar una respuesta

*

Este sitio usa Akismet para reducir el spam. Aprende cómo se procesan los datos de tus comentarios.