Alicante-Elche

El aeropuerto alicantino se prepara la llegada del brexit con más controles

Los pasajeros británicos representaron el año pasado el 39,42 % del total de los 15 millones de usuarios de las instalaciones

Laura Navarro, directora del aeropuerto Alicante-Elche. | Foto: Efe/Pep Morell

El aeropuerto de Alicante-Elche, una de las principales puertas de entrada y salida de británicos en España con casi 6 millones de viajeros en 2019, afronta el año de transición del brexit preparado y con una subida del 6 % en el número de pasajeros británicos, unos 350.000 más.
En una entrevista, la directora del aeropuerto alicantino, Laura Navarro, ha informado de que los 5.931.952 viajeros británicos con que se cerró 2019 suponen el 39,42 % del total de los 15 millones de usuarios de las instalaciones situadas en la pedanía ilicitana de El Altet.

El aeropuerto ultima la adecuación de sus instalaciones ante las novedades que previsiblemente conllevará la salida del Reino Unido de la UE, y entre otras iniciativas ya se han reforzado los equipos automatizados de control de fronteras, que incluyen análisis biométricos y de trazabilidad por parte de la Policía Nacional. Además, tras el próximo verano acometerá obras para mejorar la Aduana para atender lo más ágil posible a los viajeros y también las mercancías que proceden o se dirigen a los aeropuertos británicos.

laura-navarro-aeropuerto-alicante

Navarro está a la espera del resultado de las negociaciones entre Londres y Bruselas para saber las condiciones definitivas en que quedará a partir del 1 de enero de 2021 el tránsito de viajeros y mercancías con las islas. El Reino Unido es un país ajeno al tratado de libre movimiento de Schengen, y el Alicante-Elche trata de estar listo ante “todos los escenarios posibles”.

En 2019, batió el récord de pasajeros con los referidos 15 millones y tiene en el mercado británico su principal mercado, seguido muy de lejos por el español, que supone entre el 10 y el 11 %. Para ello, mantiene frecuencias regulares con 23 destinos “british“: Aberdeen, Belfast, Birmingham, Bournemouth, Bristol, Cardiff, Doncaster, East Midlands, Edimburgo, Exeter, Glasgow, Glasgow Prestwick, Leeds Bradford, Liverpool, Londres Gatwick, Londres Luton, Londres Stansted, Londres Southend, Manchester, Newcastle, Newquay, Norwich y Southampton.

En algunos casos, como Londres-Gatwick, Alicante-Elche llega a tener ocho frecuencias diarias en verano a través de seis compañías aéreas, y en el caso de Manchester hay seis vuelos al día con otras tantas aerolíneas diferentes. Para la directora del aeropuerto, Alicante-Elche “se ha preparado convenientemente” para tratar de minimizar los efectos del brexit agilizando la operativa y acortando en lo posible las filas de espera. Además, ha expresado su convicción de que el turista británico seguirá escogiendo la Costa Blanca alicantina como destino vacacional y de segunda residencia.

El récord absoluto de los 15.047.840 pasajeros de 2019 del aeropuerto alicantino supuso un incremento del 7,6 % con respecto al ejercicio anterior, unos datos que han sido posibles gracias a que se superó la barrera de los 100.000 vuelos (el 4,8 % más). Con 52 años de vida, este aeropuerto es solo superado en España por el Adolfo Suárez-Barajas con 61 millones de usuarios anuales, el Barcelona-El Prat (52), Palma de Mallorca (29) y el Málaga-Costa del Sol (19), y se sitúa por delante de los de Gran Canaria (13 millones de pasajeros), Tenerife Sur (11) y Valencia e Ibiza (8).

Aunque la cifra de más de 15 millones de usuarios supone “hito” y un aumento significativo con respecto a la actividad de hace tan solo unos años, por ejemplo en 2015 eran 10,5 millones de viajeros, el Alicante-Elche todavía tiene “capacidad de crecimiento” porque la actual terminal (inaugurada en 2011) puede asumir entre 19 y 20 millones de usuarios anualmente.

Suscríbete a nuestra newsletter