Datos acutalizados

La Renta Agraria de España cayó 8,4 % en 2019

Destaca la subida del valor de los piensos (+4,7 %) y de los fertilizantes y de los servicios de intermediación financiera

Archivado en: 

En términos corrientes, la Renta Agraria de España se situó el pasado ejercicio en 26.234,5 millones de euros, un 8,4 % por debajo de la cifra registrada en 2018 e inferior también a la de 2017 (29.152,2 millones) y 2016 (27.646,8 millones), aunque superior a las registradas entre 2005 y 2015.

Así se desprende de la segunda estimación de la Renta Agraria difundida hoy por el Ministerio de Agricultura, Pesca y Alimentación (MAPA), que corrige ligeramente al alza el primer cálculo que publicó en diciembre pasado (26.179,6 millones de euros, -8,6 %).

El cálculo de la renta agraria -que mide la remuneración de todos los factores de producción (tierra, capital y trabajo)- en términos constantes por unidad de trabajo por año (UTA) cayó un 8,6 % (un 9,9 % en la primera estimación del MAPA).

La bajada del valor de la renta agraria de 2019 se ha producido en un contexto de bajada del 1,3 % del volumen de la producción vegetal y de sus precios (-5,7 %), frente al aumento del 1,3 % de la producción animal -ganado, carne, lácteos y huevos- y de sus precios (+2,1 %).

Entre los productos intermedios utilizados por los agricultores y ganaderos para su actividad, destaca la subida del valor de los piensos (+4,7 %) y de los fertilizantes y de los servicios de intermediación financiera (+4,6 % en ambos casos), sobre todo propiciado por el alza de sus precios más que de su consumo.

La Renta Agraria nacional también contabilizó un incremento de impuestos como el IBI y del valor de las amortizaciones de maquinaria, edificios y plantaciones agrícolas del 3,1 % respecto a 2018.

Suscríbete a nuestra newsletter