Jornada sobre planificación patrimonial Economía 3

Marcelino Blanco (Andbank): “El impuesto sobre el patrimonio es confiscatorio”

El director de Planificación de la entidad enumeró claves como la importancia de considerar las deducciones por I+D y de las sociedades holding

Fotos: Joaquín P. Reina

La comunicación y la paciencia mejoran la relación entre la empresa y la familia

La comunicación, el sentido común y la paciencia son las tres recetas clave a la hora de establecer la relación entre la empresa y la familia”. Con esta frase Marcelino Blanco, director de Planificación Patrimonial de Andbank España, resumió ayer aspectos claves en el complejo mundo de la empresa familiar. Blanco abordó tanto la estrategia como la fiscalidad y legalidad en una jornada sobre Planificación Patrimonial organizada por la entidad  de banca privada y Economía 3.

Teniendo como escenario el Business World, Javier Gómez, director de Andbank España en la Comunidad Valenciana fue el encargado de abrir la jornada y de dar unas pinceladas sobre quiénes son. Concretamente, explicó que se dedican “exclusivamente a la gestión de patrimonios”. Además, “nos centramos en estar cerca de nuestros clientes para ayudarles y aconsejarles en oportunidades de inversión y en planificar toda su vida”. En su opinión, la clave para que una familia tenga un éxito importante está en “ser capaces de construir empresa y patrimonio familiar”.

La parte de análisis corrió a cargo de Marcelino Blanco. El director de Planificación indicó que el primer paso que hay que dar es “entender la relación que tienen las familias entre sí, la familia con la empresa y la empresa con otras empresas”. Blanco consideró  importante que “la entidad que asesora sea independiente para mantener una relación a largo plazo”.

“La formación, la objetividad, la adaptación a los mercados, la experiencia, la cercanía y la comunicación” son algunos de los aspectos básicos que deben primar entre la familia, la empresa y la entidad que gestiona el patrimonio definió Marcelino Blanco.

Igualmente, “asegurar la continuidad de la empresa, regular las relaciones entre los socios y entre los diferentes miembros de la familia, organizar la sucesión, analizar la estructura mercantil y fiscal, separar los patrimonios personales y empresariales y gestionar el patrimonio financiero de manera óptima y la posible transmisión de la compañía a terceros” son algunos de los objetivos más importantes que persigue la planificación patrimonial, tal y como enumeró Blanco.

El experto de Andbank también definió los riesgos de la empresa familiar y entre ellos se encuentran: “no instrumentar el gobierno empresarial y las relaciones familiares, la duda entre repartir resultados o capitalizar la empresa, la sucesión y la diversificación”.

En este sentido, Blanco puso sobre la mesa que “la inadecuada gestión de los riesgos nos puede llevar a la desaparición de la empresa”, aunque precisó que “no ocurre con frecuencia”.

Marcelino Blanco también incidió en que “la comunicación es importantísima”. Hay empresas donde los socios no se hablan, “con lo cual los problemas se van enquistando”.

jornada-anbbank-patrimonio-familiar

jornada-Andbank-patrimonio-familiar

Asimismo, Blanco señaló “el protocolo familiar como un pilar de la comunicación”. De hecho, incidió en que “no es más que una declaración de intenciones y solo puede tener relevancia jurídica si alguno de sus aspectos se incorporan a los estatutos de la compañía”. También calificó como muy importante “la planificación sucesoria y el establecimiento de un testamento para evitar los problemas familiares”.

Blanco reveló también que Andbank cuenta con una herramienta o Plan Financiero, que “nos permite hacer una proyección financiera y decirle al cliente si va a poder vivir de su patrimonio cuando se jubile”.

El director de Planifacación Patrimonial recordó que la pirámide de población se está estrechando por la base con lo que “tenemos que tener presente nuestra capacidad de ahorro”.

La fiscalidad “que se nos avecina”

En cuanto al panorama fiscal que nos vamos a encontrar tanto en España como en la Comunitat Valenciana, Blanco expuso el anteproyecto de ley de medidas de lucha contra el fraude fiscal, que establecía algunas medidas para cambiar la fiscalidad. Entre las que se cambian se encuentra un anteproyecto que pretendía establecer un valor mínimo para los inmuebles de manera que tanto en los impuestos de patrimonio como en el de sucesiones ya no se declare el valor catastral o el de compra, sino que se publicarán unas tablas y según ellas habrá que declarar esos inmuebles.

Igualmente, Blanco señaló que se incrementaba la base estatal del IRPF en dos puntos para rentas superiores a 300.000 euros “y en la base imponible del ahorro podemos llegar hasta el 27% para bases imponibles del ahorro superiores a 300.000 euros”.

En cuanto al impuesto de sociedades, Blanco explicó que se va a establecer un tipo mínimo para grandes empresas que será del 15 % y a partir de ahí se aplicarán las deducciones que conocemos a día de hoy. Recalcó que “los bancos y las empresas de hidrocarburos pagaremos más impuestos, que a día de hoy ya los pagamos”.


En cuanto al impuesto de transacciones financieras subrayó que no cree que vaya a tener “un impacto muy relevante en las carteras de nuestros clientes ya que es  un impuesto que se va a aplicar en la compra de acciones cotizadas en el Ibex”

Blanco indicó también que “a partir de junio habrá contribuyentes españoles que tributarán al 52 %”. También recordó que en el impuesto de patrimonio se incrementa un 1 % a aquellos contribuyentes que tengan un patrimonio superior a los diez millones de euros. “Con lo cual, en la Comunitat Valenciana, si la norma se aprueba en ese sentido los contribuyentes pueden llegar a tributar al 4 %”.

Por otra parte, si comparamos la escala de gravamen del impuesto sobre el patrimonio con el escenario de tipos de interés que estamos viviendo ahora “resulta que llegamos a la conclusión de que el impuesto sobre el patrimonio es confiscatorio”, declaró.


También indicó que se han encontrado con clientes que no lo contemplan porque los desconocen, y es que “se pueden deducir los gastos de I+D hasta un 42%”

También recordó que el problema con el que se encuentran de manera recurrente es que “las empresas familiares que se han ido capitalizando con el paso del tiempo tienen en su activo inversiones financieras que, por definición, no son activos afectos, son actividad económica. Eso hace que estén sujetos al impuesto sobre el patrimonio y en un futuro no se puedan aplicar la bonificación por empresa familiar en el impuesto sobre sucesiones. Nosotros contamos con inversiones que permiten ese patrimonio financiero convertirlo en activo afecto a la actividad económica y que entre dentro de la exención del impuesto sobre patrimonio y de la deducción en el impuesto sobre sucesiones y donaciones”.

Blanco subrayó también que “actualmente cuando una empresa recibe de otra empresa en la que participa al menos en un 5 % en dividendos o vende esa participación, la renta que se obtiene está exenta sobre el impuesto sobre sociedades”. De todas formas, destacó que el Gobierno tiene previsto modificar esta exención por doble imposición de manera que “el 5 % del dividendo y el 5 % de la plusvalía tributen en el Impuesto sobre Sociedades“.

En este sentido, Blanco matizó que puede ser una reforma casi simbólica ya que este 5 % que pretende incluir el Gobierno en la base imponible del impuestos sobre sociedades va a ser de “dudosa aplicación” porque “ya lo han querido hacer en otros Estados de la Unión Europea y la propia UE se ha pronunciado que si sometemos a tributación ese 5 % sería ilegal”.


Blanco matizó que puede ser una reforma casi simbólica ya que este 5 % que pretende incluir el Gobierno en la base imponible del impuestos sobre sociedades va a ser de “dudosa aplicación”

Otra cuestión que  está sobre la mesa, tal y como manifestó Blanco,  es la unificación de toda la fiscalidad autonómica. “No es justificable que entre comunidades autónomas haya fiscalidades diferentes”. Con lo cual, reclamó que se unifique a nivel estatal y para ello “necesitamos el acuerdo de todos los partidos políticos”.

Blanco defendió la importancia de las sociedades holding e indicó que existen empresas y grupos familiares que sí que tienen posibilidades de planificación y de bonificación fiscal a través de sociedades holding, a través de inversión en entidades de al menos el 5% para que las plusvalías no tributen. Aclaró también que “si las empresas invierten en capital riesgo, las rentas que obtienen de dichas entidades están exentas de tributación con independencia del porcentaje que obtengamos”.

Desde Andbank siguen considerando que “la sociedad holding es una herramienta muy interesante para recibir dividendos de la empresa familiar y  destinarlos a otra sociedad que desarrolle una actividad más patrimonialista como puede ser la de alquiler de inmuebles“.

En el impuesto de sociedades también existe un régimen especial para empresas que alquilan viviendas y siempre y cuando el número de viviendas sea ocho o más existe la posibilidad de aplicar una bonificación en la cuota del impuesto de sociedades del 85%.

Blanco manifestó que “estas oportunidades hay clientes que no las aprovechan y nuestra misión es comentárselo para que se pongan en manos de su asesor y reestructuren su patrimonio de manera eficiente”.

Durante la entrevista que Blanco mantuvo con la directora de Economía 3, Ana Jover, confirmó que “la banca privada atiende tanto a personas físicas como a empresas”. De hecho, recalcó que en los últimos tiempos están teniendo muchas operaciones de venta de empresas jóvenes que han sido comprados por multinacionales.

El representante de Andbank también dejó claro que “no hay dos empresas iguales”. De hecho, “siempre que nos sentamos con un cliente lo que queremos es dedicarle tiempo para conocer sus ncesidades”.

Otras de las cuestiones que se trataron fue el relevo generacional. Para solucionarlo, Blanco propuso  “la comunicación entre accionistas y los que van a tomar el relevo”. A todo ello, hay que sumar también la confianza. En este sentido, Blanco aconsejó a las familias que inviertan en formación.


Blanco también propuso “el testamento como una herramienta buenísima para gestionar la continuidad de la empresa”

En esta misma línea, Blanco puntualizó que “una familia tiene una visión largoplacista ya que partimos de la base de que el patrimonio hay que conservarlo. Mientras que las empresas deben tener una visión cortoplacista porque la liquidez es la joya de la corona“.

Por ello, señaló que buscan inversiones que además de “ser buenas sean eficientes desde el punto de vista fiscal”.

Durante el coloquio mantenido con Ana Jover sobre la posible venta de la compañía, Blanco recalcó que “la empresa familiar tiene un componente emocional”. Es decir, “si los hijos no quieren continuar con la gestión de la actividad, el empresario debe asumir la venta”. Ante esta cuestión, “no se debe hablar de fracaso sino de decisiones bien tomadas o no tomadas”.

¿Y que se puede hacer para garantizar la supervivencia de la compañía?

Blanco aconsejó “la comunicación, la fiscalidad y la importancia de separar la empresa de lo emocional”. También incidió en cuestiones como el protocolo familiar, el testamento y la “separación de bienes para los matrimonios” para conservar el patrimonio.

Sobre la gestión de patrimonio para no residentes, Blanco confirmó que cuentan con clientes con residencia fiscal en España y clientes no residentes. “A la hora de abrir cuenta con nosotros intentamos que sus inversiones sean realmente eficientes en España”.”Lo que hacemos es ofrecerle activos que se considere que no estén situados en España, por ejemplo, fondos de inversión internacionales”.

Preguntado también sobre el cambio de fiscalidad de las Sicav, Blanco informó que “no es el fin de la banca privada, ya que las Sicav son una parte muy pequeña de la gestión del patrimonio familiar”.

Por último, sobre el “apetito inversor en Alicante”, Javier Gómez explicó que “se está produciendo una concentración de los negocios en el ámbito internacional. Las empresas que tenían un reducido tamaño han pasado a formar parte de proyectos mayores”.

Gómez recordó que en “Alicante tenemos mucha empresa familiar y negocios muy bien gestionados, esto es muy atractivo para el capital riesgo que busca comprar una parte que luego se añadirá a un proyecto mayor o bien compañías que dentro del mismo sector buscan una integración vertical u horizontal y compran a un competidor, proveedor o cliente”.

Javier Gómez se mostró convencido de que “este tipo de operaciones van a continuar porque la viabilidad de  muchos negocios depende de que se sigan manteniendo y sigan creciendo las economías de escala que permitan tener una oferta hacia el cliente a la altura de lo que la economía está demandando”.

Suscríbete a nuestra newsletter