Decreto de Entidades Colaboradoras Urbanísticas (ECU)

Los promotores podrán elegir con qué entidad colaboradora tramitar sus licencias

Se establecerá una "relación privada" entre ambas entidades y, finalmente, la licencia pasará por el control municipal, que será "de menor intensidad"

Licencias de obras

Los promotores de las actuaciones urbanísticas podrán elegir con qué entidad colaboradora (ECU) tramitar sus autorizaciones administrativas a través del nuevo registro que creará la Generalitat. Fuentes de Urbanismo, de la Conselleria de Política Territorial, Obras Públicas y Movilidad, explican que estas entidades tendrán que cumplir unos requisitos, que se incluyen en el Decreto de Entidades Colaboradoras Urbanísticas (ECU), como estar certificadas por la Entidad Nacional de Acreditación (ENAC), que acredite que “por su organización de procesos de trabajo y recursos humanos tienen los suficientes medios para poder revisar estas funciones”.

Este decreto, que se prevé que esté listo entre mayo y junio, agilizará la tramitación de las licencias, pues entidades privadas y colegios profesionales podrán colaborar con los ayuntamientos para agilizar el tiempo de tramitación. Por ello, las federaciones de empresarios de la construcción y contratistas y el colegio de aparejadores celebraron esta norma, que provocará un “cambio radical”.

En este contexto, fuentes de Urbanismo señalan que cualquier empresa certificada por la ENAC, y que cumpla otros requisitos, podrá inscribirse en el registro de la Generalitat, para el que crearán una aplicación informática, que está “prácticamente terminada”. “Los promotores urbanísticos, si desean tramitar su autorización administrativa por medio de una ECU, acceden a ese registro, verán las que están autorizadas para ello y será una relación privada entre la ECU y el promotor de la actuación urbanística”, precisan.

En cuanto al decreto, el objetivo es regular las entidades colaboradoras de la administración que “efectuarán funciones de verificación relativas a los procedimientos de intervención previo de actuaciones urbanísticas y de control de su ejecución”. “Se creará un registro de estas entidades para que puedan realizar las funciones que establece el decreto”, detallan.


Urbanismo: “El control municipal, que siempre tendrá que haberlo, será de menor intensidad”


Estas entidades son Organismos de Certificación Administrativa (OCA), pero en el ámbito urbanístico reciben nombre de ECU, puntualizan. “Son organismos que van a certificar que un determinado proyecto se ajusta a la normativa técnica de edificación”, subrayan. Este decreto permitirá agilizar la tramitación de licencias, ya que el proyecto tendrá un certificado emitido por la entidad autorizada de que dicho proyecto se ajusta a la normativa que corresponda.

“Si un proyecto ya viene con certificación de un organismo autorizado para realizar esa función, el control municipal, que siempre tendrá que haberlo, será de menor intensidad, porque se ha incorporado a ese expediente un certificado. Eso tiene que agilizar en tiempo. Esperamos que la reducción sea suficiente para que la gestión esté dentro de los plazos que establece la legislación vigente”, sostienen.

De esta forma, pese a no contar con un estudio concreto, los resultados positivos de otras autonomías y municipios han hecho que desde la Generalitat se apueste por esta norma. En cuanto a la reducción de los tiempos, desde Urbanismo matizan que es “difícil” dar una respuesta genérica para todos los municipios de la Comunitat Valenciana, pues cada municipio tiene peculiaridades diferentes.


Urbanismo pidió el informe al CJC, que deberá emitirlo en 20 días y que puede “cambiar el sentido” del decreto


“Los tiempos, en cuanto a demora y concesión de estas licencias, varían muchísimo de un municipio a otro. Sería precipitado dar una respuesta global para una problemática tan diferente en cada municipio”, apuntan.

La dirección general de Urbanismo pidió el pasado viernes el informe al Consell Jurídic Consultiu (CJC), al que le han reclamado tramitarlo de urgencia, por lo que en vez de un mes tendrán 20 días para emitirlo. Según fuentes de Urbanismo, se trata del “dictamen más importante”, pues este informe puede “obligar a cambiar el sentido” del decreto, que está en tramitación. Tras el informe del CJC, será el Consell quien deberá aprobarlo.

“Trabajamos con nuestros tiempos. Es una prioridad y como tal es está tramitando, pero no lleva una tramitación acelerada ni diferente a otro decreto. Tiene carácter preferente y se pone mucha energía para que salga lo mejor posible y para que su puesta en marcha sea un éxito. Desde Urbanismo sabemos que es algo que está siendo muy demandado”, destacan.

Suscríbete a nuestra newsletter