El Cabanyal registra la mayor subida de precios en la ciudad de Valencia, según E&V

Los datos de Engel & Völkers indican que los precios suben más del 20%, aunque viviendas en la calle de la Reina o en casas tradicionales típicas han crecido un 30%

Archivado en: 

El barrio del Cabanyal lleva siendo objeto de deseo por parte de los compradores internacionales desde hace tres o cuatro años, pero ha sido esta semana cuando ha centrado las miradas de todos los inversores tras haber sido elegido entre los 10 barrios más ‘cool’ de Europa por parte del diario británico The Guardian. El rotativo destaca su personalidad tradicional en un ambiente cosmopolita y alejado de las zonas turísticas de la ciudad.

“La idiosincrasia típica del barrio, junto al esfuerzo económico que está haciendo el Ayuntamiento por la rehabilitación de la zona, ha incrementado la presencia de los compradores internacionales en el Cabanyal”, destaca Enrique Martínez, director de ventas de Engel & Völkers en Valencia Playa. Tanto es así, que el 40% del total de las compraventas realizadas por la inmobiliaria en la zona ha estado protagonizada por clientes extranjeros con un claro perfil inversor.

Esta elevada demanda ha tenido un impacto directo en el incremento de los precios, hasta tal punto que el Cabanyal ha registrado la mayor subida de precios de toda la ciudad de Valencia. Aunque la variación de precios fluctúa según las zonas, ha subido un 20% de media, si bien las viviendas en la calle de la Reina o las casas tradicionales han llegado a incrementarse un 30% en 2019.

Martínez confirma que “existen zonas y tipologías de vivienda muy concretas que superan ya los 2.200 euros/m2 cuando en el verano de 2018 se situaban en 1.750 euros/m2”. “La previsión para 2020 apunta a una fuerte demanda en las propiedades ubicadas en el Cabanyal que dará lugar a un proceso de consolidación de cara a los próximos ejercicios”, añade Martínez.

En su opinión, la transformación cultural y de ocio junto a los cambios producidos en la infraestructura urbana adaptándola a la calidad de vida de las personas ha revitalizado la zona. También ha cambiado el perfil de comprador hacia un cliente más preocupado por el plan urbanístico de una zona sostenible. No obstante, cabe destacar que las casas típicas de la zona han sufrido un incremento mayor en el precio por la facilidad de convertirlas en alquileres vacacionales.

Dentro del interés internacional, sobresalen tres nacionalidades: francesa, suiza y colombiana, a las que se ha unido un mayor número de solicitudes por parte de clientes de otros países europeos, y tanto norteamericanos como de Latam, así como por parte de otras zonas menos habituales como Israel.

Suscríbete a nuestra newsletter