Las personas, en el centro de la transformación digital

www.equipohumano.net
www.equipohumano.net
Logo firma
Archivado en: 

Ya hace más de cinco años hablábamos de ser capaces de convertirnos en una persona con gran capacidad de adaptación, ya que veíamos cómo las tendencias europeas estaban dirigidas hacia la transformación digital de las empresas y que, dentro de ese proceso, las personas jugaban un papel fundamental.

A estas personas las llamábamos los adapters, haciendo un símil con un camaleón, y describiendo las principales características que debían cumplir dichas personas siempre mirando al futuro. En el año 2015, en el foro de Davos, se comentaba la llegada de la Industria 4.0 y el rol tan importante que las personas jugaban en esta nueva revolución industrial.

En su momento no se le prestó mucha atención a nuestro consejo ni tampoco a las conclusiones de Davos, pues quizás podría resultar una moda más que una necesidad. Pues ya estamos en plena inmersión de la transformación digital en las empresas y en sus procesos de implantación no se cuenta con las personas en un porcentaje elevado.


“Estamos en plena inmersión de la transformación digital en las empresas y no se cuenta con las personas de forma adecuada”


Pero, ¿qué debemos hacer para contar con las personas en la transformación digital? En un primer lugar, tener claro que las personas influyen de forma directa en los procesos de implantación de cualquier cambio, y que son ellas las que determinan en gran medida que las cosas ocurran de forma natural. En el momento que se toma conciencia de ello, debemos establecer un plan para el cambio, comenzando por una etnografía de la propia organización, para conocer si está preparada para afrontar los retos que nos va a ofrecer el cambio en sí mismo.

Posteriormente, cuando nosotros abordamos un proceso del cambio en empresas comenzamos creando una “oficina del cambio”, que aglutina a personas de todos los departamentos o áreas de la empresa, y que van a ser los embajadores, los adapters, los change makers, etc., del proceso del cambio.

Correctamente formados en gestión del cambio y en los procesos mentales que suceden cuando una persona se enfrenta al cambio, se dedican a difundir, a ser los altavoces de las ventajas que estos escenarios ofrecen para la empresa y para ellos mismos.


“No debemos olvidar que cualquier cambio genera una resistencia al mismo y debemos romper las barreras mentales”


Al mismo tiempo, las personas deben ver desde el principio pequeños logros con el fin de establecer recompensas al esfuerzo que se está realizando.

En la misma línea natural, el plan de comunicación interna es fundamental, pues debemos brindar a los usuarios finales las bondades de cambiar y las oportunidades que nos genera a todos de forma global.

No debemos olvidar que cualquier cambio genera, en función del perfil de la persona, una resistencia al mismo, y debemos romper con esas barreras mentales. Así que es la hora de convertirse en un adapter de la empresa y la oportunidad la tienes delante de ti.

Suscríbete a nuestra newsletter