Conversión tecnológica en la consultora alicantina

Orizon salta del algoritmo a la Inteligencia Artificial para crecer a la velocidad del móvil

El número de consultas y operaciones de banca se disparan con el acceso por teléfono las 24 horas y la firma alicantina se prepara para multiplicar su volumen

Personal de Orizon, en sus oficinas de Alicante. /Orizon

La empresa alicantina Orizon, especializada en mejorar el rendimiento tecnológica de grandes compañías, última la puesta a punto de sus herramientas con recursos de Inteligencia Artificial (IA) más evolucionados que el funcionamiento por algoritmos empleado hasta ahora, para poder gestionar volúmenes mucho mayores de información y multiplicar su facturación hasta alcanzar los 13 millones de euros anuales en 2022.

El camino para esta expansión desde la cifra actual de negocio, de algo más de un millón de euros, además con la previsión de duplicar su plantilla, al pasar de 20 a 42 empleados, está vinculado a una auténtica revolución en marcha por el uso de los teléfonos móviles -en vez del ordenador- por los clientes de las entidades bancarias, una nueva tendencia imparable del mercado.

Hoy cualquier joven consulta su cuenta a la una de la madrugada con su app, por ejemplo, y por eso los bancos se han visto de pronto con miles de millones de operaciones en sus redes a diario, con lo que tienen unas nuevas necesidades“, describe José Manuel Desco, director general de Orizon. Ese crecimiento exponencial de los datos que circulan por su software obliga a las empresas del ramo financiero a actualizar y revisar sus sistemas cada cuatro, seis meses, y para evitar sobrecostes y, sobre todo, para que la velocidad de respuesta al cliente sea buena, optan por un soporte externo como el de esta compañía alicantina, fundada hace 15 años y en cuya cartera de clientes todas son sociedades que cotizan en Bolsa, una docena de grandes firmas del IBEX 35.

Ampliación de capital

En el desarrollo de IA para afrontar estas nuevas necesidades, Orizon ha invertido más de medio millón de horas de programación y ha consumado una reciente ampliación de capital de un millón de euros suscrita por uno de sus principales socios, el grupo también alicantino Alzis, en noviembre de 2019.

Ángel Pineda, CEO de Orizon.

Ángel Pineda, CEO de Orizon.

En Alicante estamos demostrando que existe un tejido empresarial en torno a la tecnología muy inquieto y tremendamente emprendedor, pero sobre el que no repara la administración pública, y que es capaz de contribuir a la diversificación económica de la zona, muy centrada en sectores tradicionales como el turismo, la restauración o el inmobiliario“, subraya Ángel Pineda, CEO de Orizon.

No obstante, a pesar de que se encuentran en una fase de “búsqueda de talento” para reforzar su plantilla, Pineda asegura que no encuentran los perfiles adecuados y también están intentando atraer a técnicos cualificados de otras ciudades para que se vengan a vivir a Alicante. También mantienen una relación estrecha con la Universidad de Alicante y el rector, Manuel Palomar, para tratar de incorporar personal motivado y formado para contribuir a la expansión de Orizon.

Aparte del ramo bancario, donde se encuentran implantados ahora, aspiran a abordar un proceso de internacionalización, aunque en los próximos tres ejercicios se centrarán en el mercado nacional, buscarán ahora el sector de los seguros, el retail y las utilities.

Suscríbete a nuestra newsletter