Economía 3: Noticias económicas e Información para el liderazgo Economía 3 menú
Newsletter Suscripción revista 5€/mes
El turismo y el consumo, los más castigados por los efectos del coronavirus

El turismo y el consumo, los más castigados por los efectos del coronavirus

La pandemia provocada por el coronavirus tendrá un impacto muy directo en sectores como el turismo y el consumo en todo el mundo, pero también en la industria, más acusado por la creciente apertura de la economía china al exterior y la globalización de las cadenas de valor.

Aunque los análisis son todavía muy preliminares, los efectos del virus podrían restar entre un 0,7 y un 1,2 % al crecimiento chino pero el impacto en el PIB mundial es todavía incierto. Los sectores que más se resentirán serán el turismo y el comercio, especialmente porque ha coincidido con las celebraciones de Año Nuevo, la época del año con mayor propensión a viajar y consumir en el país asiático.

En el caso de la economía española, la incidencia es clara en el sector turístico -líneas aéreas, hoteles, restaurantes, entre otros- por el fuerte crecimiento de las entradas de visitantes chinos, y algo menos evidente en otros sectores.

Turismo
El turismo chino hacia España aumenta a tasas por encima del 20 %, aunque en cifras absolutas todavía está por debajo del millón de visitantes, pero, sobre todo, el gasto medio por turista es muy elevado, por encima de los 2.500 euros, frente a una media en torno a los 1.000 euros.

La mayoría de las aerolíneas del mundo -entre ellas Iberia- han cancelado sus vuelos al país durante el mes de febrero y las cadenas hoteleras con presencia allí -Meliá es la única española- reconocen que su ocupación en China es muy baja.

En cifras globales, China es el primer emisor de turistas, con un gasto estimado de 277.000 millones de dólares (250.820 millones de euros). Además fue el cuarto destino más visitado del mundo en 2018 (últimas cifras de la Organización Mundial del Turismo).

Consumo
El patrón de la economía china ha mutado desde la crisis del Síndrome Agudo Respiratorio Severo (SARS) de 2003 -la referencia para comparar que están usando los analistas- que se asentaba sobre todo en el sector exterior, hasta ahora, cuando el consumo explica más de la mitad del crecimiento del país. Entonces restó un punto porcentual al aumento de las ventas minoristas.

Ahora ese efecto podría ser mayor porque coincide con la temporada de compras del Año Nuevo, la más potente del año y semejante a la Navidad en Europa, por lo que tendrá un impacto directo en el agregado que mide el consumo y, por ende, en el PIB nacional.

La incidencia sobre el consumo en España será inapreciable, porque pese a que los turistas chinos gastan muy por encima de la media sólo representan un 0,9 % sobre el conjunto de las entradas de turistas mundiales, según datos de Turespaña.

Mercados
El principal indicador de la bolsa china, el CSI 300, cayó un 3,6 % desde el pasado día 20 hasta el 23 (el último día que operó antes de los festivos del Año Nuevo) con lo que a la vuelta de las vacaciones podría tener una corrección severa, y la bolsa de Hong Kong se ha dejado desde entonces un 9,4 %. Las bolsas americanas y europeas han tenido reacciones más contenidas.

El mercado de bonos mundiales ha repuntado con fuerza, actuando como refugio, al igual que el oro, que está en sus valores máximos desde 2013, en tanto que el petróleo ha caído algo más del 10 %, reflejo del miedo a la desaceleración de China, cuyo consumo de crudo se ha multiplicado por tres desde la crisis del SARS.

Industria Tecnológica
El alcance en la industria en general, y en la tecnológica en particular, dependerá del tiempo que las fábricas estén cerradas en China. La zona de Shanghái ha desarrollado una potente industria de componentes para el sector tecnológico, que podría poner en peligro las cadenas de valor, cada vez más globales.

En este caso, según destaca Raymond Torres, podría producirse un desplazamiento de la producción a otros países del Sudeste asiático, un área del mundo muy integrada, que neutralizaría en parte el impacto en la producción de la industria mundial.

Así, Apple sostiene que sus cadenas están distribuidas por todo el planeta, desde la extracción de las materias primas, hasta la fundición, el aprovisionamiento de componentes o el montaje final.

Tierras raras
En este contexto, el temor de los analistas se centra en cómo afectará la extensión del virus a la producción de las llamadas “tierras raras” (17 metales difíciles de extraer), de las que China concentra el 90 % y que son vitales para fabricar componentes en la industria tecnológica.

Deportes
El virus ha tocado también al mundo deportivo, con el consiguiente impacto, aunque sea localizado, en la economía: se ha suspendido la superliga china de fútbol y las pruebas de la Copa del mundo de esquí alpino, previstas para mediados de marzo, y se ha pospuesto a 2021 el Mundial de atletismo en sala. Además se han trasladado a otros países las pruebas del preolímpico de boxeo (a Amán, en Jordania); el preolímpico de baloncesto femenino, que se hará finalmente en Belgrado (Serbia) y los clasificatorios para el torneo olímpico de fútbol femenino, que se irán a Australia.

riba-Mundo-Black-friday-300x300
PrestamosGedesco-300x300

Dejar una respuesta

*

Este sitio usa Akismet para reducir el spam. Aprende cómo se procesan los datos de tus comentarios.