Abierto el plazo de inscripción

Torre Juana y Everis revalidan su apuesta por la competición mundial Hash Code de Google

El 20 de febrero acogerán la fase clasificatoria del concurso que seleccionará a los equipos para la ronda final que se celebrará  en abril en Dublín

Archivado en: 

Participantes del Hash Code 2019 en las instalaciones de Torre Juana |Foto: Torre Juana OST

Torre Juana y Everis revalidan en 2020 su condición de sede conjunta del Hash Code, la competición mundial de programadores consistente en resolver problemas de ingeniería planteados por Google. Los interesados en participar desde Alicante podrán hacerlo -previa inscripción- desde las instalaciones de ambas entidades.

El concurso se organiza a nivel internacional en dos rondas. La primera de ellas tiene carácter clasificatorio y se lleva a cabo desde los hubs seleccionados por Google en distintos países y ciudades.  Desde ellos, los participantes compiten en equipos de dos a cuatro personas con los lenguajes de programación que cada uno prefiera. Esta primera fase se celebrará el día 20 de febrero.

Entre 30 y 50 de los mejores equipos de la ronda de clasificación -hasta un límite de 150 personas- serán invitados a participar en la ronda final de Hash Code programada para el sábado 25 de abril en las oficinas de Google en Dublín (Irlanda).

El año pasado participaron más de 70.000 desarrolladores y, de ellos, 41 equipos fueron seleccionados para acudir a a Dublín y competir en la final.

Hash Code fue creado en 2014 por un grupo de ingenieros en la oficina de Google Francia. Entusiasmados con las competiciones de código, se preguntaron si sería posible crear una competición de codificación cuyas condiciones se parecieran al tipo de trabajo que realizaban cada día. Desde entonces, los equipos de Hash Code han abordado retos como diseñar un centro de datos de Google, compilar códigos a escala de la compañía o la transmisión perfecta de vídeo en YouTube.

Según sostienen los organizadores, los desafíos planteados en los Hash Code son únicos porque se centran en problemas reales que pueden resolverse con la tecnología actual. Aunque la capacidad de codificación es importante, también lo son el trabajo en equipo y las habilidades de comunicación. Bajo el lemaLanzar, iterar, repetir”, parten de un supuesto claro: nunca hay una sola respuesta correcta a un problema de Hash Code.

Los equipos pasan la totalidad de cada ronda trabajando en un desafío continuo tratando de mejorar su solución. En ciencias de la computación esta práctica es conocida como “problema de optimización” y es similar a la realidad que vivirían los participantes si trabajaran como ingeniero en Google.

Suscríbete a nuestra newsletter