Adscrito a la Conselleria de Economía Sostenible

Nace el Observatorio del Trabajo Decente para acabar con la economía sumergida

Entre las actuaciones que desarrollará se encuentran el seguimiento permanente del mercado laboral valenciano y de los programas de políticas activas de ocupación

Diferentes representantes de la Generalitat y de la patronal valenciana durante la presentación del Observatorio del Trabajo Decente | Imagen: E3

La Generalitat ha presentado el Observatorio del Trabajo Decente, que nace con el fin  de combatir la economía sumergida, la feminización de la pobreza y la precariedad laboral, un acto que ha estado presidido por el presidente de la Generalitat, Ximo Puig y al que también han asistido el conseller de Hacienda y Modelo Económico, Vicent Soler, y el de Economía Sostenible, Rafa Climent.

La puesta en marcha de dicho Observatorio se incorporó en los compromisos acordados por el Consell durante el seminario de Montanejos, con el fin de crear un instrumento que realice un seguimiento continuo del mercado del trabajo, que detecte sus necesidades y corrija sus desequilibrios.

Está adscrito a la Conselleria de Economía Sostenible como órgano de carácter consultivo, de participación y propuesta, en cuanto a las medidas y políticas que lleve a cabo la Generalitat en el ámbito del trabajo.

Entre las actuaciones a realizar se encuentran el Decreto de creación del Observatorio Valenciano del Trabajo Decente; seguimiento permanente del mercado laboral valenciano y de los programas de políticas activas de ocupación; detección de nuevos nichos de ocupación y de necesidades formativas en sectores económicos emergentes, así como el seguimiento de las actuaciones de control de la economía sumergida y precarización del trabajo, especialmente en jóvenes y becarios.

Este proyecto se enmarca en el debate sobre el nuevo modelo productivo y el papel de la empresa en la sociedad actual y su contribución tanto a la cohesión social como al desarrollo sostenible.

Puig ha destacado que el compromiso de la Generalitat “es aspirar a que en esta sociedad el factor clave de la producción económica, que es el empleo, sea decente y digno”. Por ello, ha recalcado que el Consell “trabajará para mejorar a través de ese empleo digno, la productividad, la capacidad de nuestras empresas de competir y de crear más empleo”.

El presidente de la Generalitat ha manifestado que esta plataforma, nace “del diálogo social“, que, para el Consell, “no es simplemente un instrumento, es un fin en sí mismo”. “Por eso -ha proseguido- consideramos la necesidad de establecer una sociedad civil articulada basada en el diálogo y en la concertación”.

Puig ha señalado que el Observatorio “será un instrumento comprometido con la realidad” para poder cambiarla y, además, ha indicado que Gobierno valenciano “trabajará conjuntamente con todas las administraciones para erradicar para siempre la economía sumergida que implica, no solo un problema de competencia desleal entre las empresas, sino una enfermedad de la sociedad”.

Compromiso con la gobernanza

El president de la Generalitat ha explicado que con la creación del Observatorio “se contribuirá acabar con esa clase de subempleo que son los trabajadores pobres, porque, al final, significa una degradación de las relaciones laborales y de la propia sociedad”.

Por su parte, el conseller de Economía Sostenible,  Rafa Climent,  ha declarado que esta plataforma emerge “para efectuar un seguimiento permanente del mercado laboral y, especialmente, en mercados emergentes como la economía circular, transición energética, economía azul o industrias creativas, con el fin de detectar las necesidades, vigilar la economía sumergida y la precarización laboral, y actuar de manera ágil en la aplicación de políticas activas de fomento del empleo”.

Además, el jefe del Consell, quien ha alabado a las organizaciones sindicales y empresariales por dar “un paso valiente” por su compromiso con la gobernanza y el diseño del futuro de la Comunitat Valenciana, ha subrayado que en los últimos años “hay casi diez puntos menos de desempleo y casi 300.000 personas más trabajando”.

Finalmente, Puig ha defendido el objetivo de “acercarnos a un crecimiento inclusivo y a la justicia social, con la colaboración de las organizaciones empresariales y sindicales, persistentes y resilientes”.

Suscríbete a nuestra newsletter