Turkish Airlines inaugura nueva ruta a la ciudad china de Xi’an

La ciudad recibe cada año a más de dos millones de visitantes atraídos por el célebre Ejército de Terracota

Archivado en: 

Turkish Airlines ha abierto una nueva ruta que desde finales de año une Estambul con la ciudad china de Xi’an. La trimilenaria ciudad se convierte asi en el cuarto destino de la aerolínea turca en el gigante asiático y el 318 del mundo.

La frecuencia es de tres vuelos semanales que serán operados con Airbus 330.

Turkish Airlines inició los vuelos a la República Popular China en 1999, con un primer destino en Pekín. Con la nueva incorporación, la aerolínea abarca la totalidad de la histórica Ruta de la Seda que tenía su origen en Xi’an y concluía en Venecia.

Durante la ceremonia de inauguración del vuelo, el director feneral de Turkish Airlines, Bilal Ekşi, declaró: “Empezamos 2020 añadiendo una ciudad muy especial a nuestra red de vuelos después de numerosas innovaciones en diversas áreas, y del traslado a nuestro nuevo hogar que tuvo lugar el último año. Llevaremos a nuestros clientes a 126 países desde Xi’an, una de las capitales históricas más importantes, mientras trasladamos la histórica Ruta de la Seda a las nubes con nuestras operaciones de carga. Nuestros nuevos vuelos también contribuirán al número de turistas que llegan a nuestro país con la creciente demanda de los clientes chinos a los centros turísticos de Turquía.”.

Los pasajeros de Turkish Airlines que viajen a Xi’an, una de las civilizaciones más antiguas del mundo con tres mil años de antigüedad, tendrán la oportunidad de explorar los numerosos patrimonios culturales en el punto de partida de la histórica Ruta de la Seda.

Fue la capital del imperio durante 13 dinastías y hoy día es un destino turístico y cultural ineludible que atrae a más de dos millones de visitantes anuales para admirar el Ejército de Terracota de los Guerreros de Xi’an.

Este tesoro arqueológico permaneció oculto bajo tierra durante casi 2200 años y fue descubierto en 1974 durante unas excavaciones en la que fuera primera capital del imperio chino. En total, son ocho mil soldados de terracota, todos ellos distintos, que se considera como la octava maravilla del mundo.

 

Suscríbete a nuestra newsletter