Ha calificado la ley como "una de las más importantes de la legislatura"

F. Ferri (Compromís): “La adicción al juego es comparable a la de la heroína en los 80”

Proponen establecer una distancia mínima de mil metros entre locales de juego y centros educativos, y una moratoria de 5 años para la autorización de nuevos locales

Fran Ferri durante una intervención en Les Corts. | Foto: Archivo E3

El síndic de Compromís en Les Corts, Fran Ferri, y la diputada Graciela Ferrer ha presentado las enmiendas de la coalición a la ley del Juego, cuya aprobación quedó paralizada debido al avance de la convocatoria de las elecciones autonómicas. La presentación de diez enmiendas a la ley se debe, en palabras de Ferri, a la urgencia de “atajar la adicción al juego que vivimos hoy, que es una pandemia comparable a la que en los años 80 provocó la heroína”. Por este motivo, Ferri ha calificado esta ley como una de las “más importantes de la legislatura por el hecho que trata”.

En primer lugar, la coalición valencianista ha propuesto un nuevo nombre a la ley: Ley valenciana de regulación del juego y prevención y lucha contra el juego patológico, remarcando el hecho de que las medidas propuestas se centran en prevenir que se convierta en un “problema social y sanitario para quienes la sufren y su entorno cuyas consecuencias en muchos casos se traducen en pérdida de trabajo y delincuencia”, según ha indicado la diputada Graciela Ferrer. La diputada se ha preocupado de subrayar que “queremos trasladar el mensaje de que el juego es legal, pero no apoyamos su promoción” -especialmente entre los menores- “porque conlleva riesgos importantes”.

Entre las medidas propuestas, se incluye fijar una distancia mínima de mil metros entre los locales de juego y los colegios, centros sanitarios y recintos deportivos, así como entre los propios locales de juego, y que se prohíba su instalación en espacios socialmente vulnerables; modificar la composición de la Comisión del Juego, para que sea “multidisciplinar, no sólo económica y sectorial” en la que también participen expertos, asociaciones que atienden a afectados y las Consellerias con competencias en la materia, con el objetivo de de elaborar una estrategia integral de prevención; excluir la publicidad sobre juego y apuestas en los medios de comunicación valencianos autonómicos y locales, y fortalecer la prohibición de introducir publicidad institucional de la Generalitat en medios que tengan publicidad sobre juego y apuestas; establecer una moratoria de cinco años para la autorización de la apertura de nuevos locales de juego; y la prohibición de la instalación de máquinas de juego y de apuestas, así como la no renovación de las autorizaciones de explotación de las máquinas instaladas en recintos deportivos.

Graciela Ferrer ha señalado que con las enmiendas, que también incluyen reforzar la inspección, buscan avanzar en la lucha contra el juego patológico y en la protección de los jóvenes para que la práctica del juego, que es legal, no se convierta en un problema socio sanitario. La diputada también ha detallado que la Comunitat tiene en la actualidad 452 salones de juego (más 60 en tramitación), 63 bingos y 33 locales de apuestas.

Los representantes de Compromís han negado que la batería de propuestas sean una enmienda a la totalidad de la ley. Así, Ferri ha declarado que “cada grupo presenta sus propuestas para ser debatidas, como es normal en un parlamento plural” para que la ley definitiva sea fruto del consenso.

 

Suscríbete a nuestra newsletter