Entrevista a Ignacio Osorio, CEO de Ampere Energy

Ampere Energy participa en el desarrollo de un ecosistema europeo de baterías eléctricas

La Comisión Europea ha aprobado una ayuda de 3.200 millones de euros para un proyecto paneuropeo de investigación e innovación en baterías eléctricas

Ignacio Osorio, CEO de Ampere Energy. Foto: Archivo E3.

La empresa valenciana, Ampere Energy, participa en un proyecto paneuropeo para desarrollar un ecosistema propio de baterías eléctricas. Se trata de una iniciativa de la Comisión Europea (CE) enmarcada dentro de los proyectos PIICE (Proyecto importante de interés común europeo) para la que se destinan más de 3.200 millones de euros, y que espera desbloquear 5.000 millones de euros adicionales de inversiones privadas antes de la finalización del proyecto prevista para el 2031.

Se trata de un proyecto de investigación e innovación en todos los segmentos de la cadena de valor de las baterías eléctricas del que se beneficiarán Alemania, Francia, Italia, Bélgica, Finlandia, Polonia y Suecia. El hecho de que España no haya entrado en el reparto de ayudas de la CE, como apuntan desde el Ministerio de Industria, Turismo y Comercio, no implica que no pueda sumarse en el futuro.

De hecho, varias empresas españolas presentaron sus proyectos empresariales a la CE y cuatro de ellas van a participar en la iniciativa: Endesa, Ampere, Ferroglobal y Little Electric Cars. Hablamos de esta iniciativa europea con el CEO de Ampere Energy, Ignacio Osorio.

-¿En qué consiste el proyecto presentado por Ampere Energy a la Comisión Europea?

El proyecto presentado por Ampere Energy a la CE consiste en la fase de industrialización de un cargador para vehículo eléctrico (VE) doméstico, gestionable y bidireccional que optimice el actual proceso de carga.

La integración de este cargador con su propio gestor energético permitirá convertir al VE en un recurso energético gestionable durante los periodos de conexión al cargador, con el fin de maximizar el autoconsumo (en caso de existir una fuente de energía autoproducida) y modular el consumo de energía de la red, durante las horas más económicas del día.

Además, permitirá el flujo bidireccional de energía, en concreto hará posible poder extraer energía del vehículo y aportarla a la red, ya sea en la instalación local (el llamado V2H o Vehicle-to-Home) o con una perspectiva de aportar energía y servicios de flexibilidad a la red eléctrica (el llamado Vehicle-to-Grid o V2G).

De este modo, el usuario no solo repostará su vehículo de una forma más rápida, sino que además podrá alimentar su vivienda con la energía almacenada o aportarla a la propia red, lo que en la práctica convierte el parque móvil eléctrico en baterías portátiles.

-La vinculación a las baterías eléctricas para automóviles, ¿se trata de una nueva línea de negocio iniciada por Ampere o ya trabajaban esta vertiente?

-Ampere Energy ya inició una línea de desarrollo de nuevos productos y servicios en el área de la electromovilidad. En concreto, se trabaja desde hace tiempo con Nissan para el desarrollo de productos que permitan el reaprovechamiento de baterías de vehículos eléctricos, como los Nissan Leaf por ejemplo, que, tras su uso en movilidad eléctrica, pueden reutilizarse en lo que se llaman aplicaciones de segunda vida para estas baterías, en concreto para suministrar energía a instalaciones distintas de vehículos eléctricos.

-¿Qué objetivos se marcan en este proyecto?

-El proyecto comprende la fase de industrialización de dos prototipos de cargador de VE en corriente continua bidireccional, uno con el protocolo CHAdeMO (CHArge de MOve, un protocolo de recarga de baterías para automóviles eléctricos que suministra hasta 62.5 kW, 500 V, 125 A de corriente continua DC de alta tensión a través de un conector eléctrico) y otro con el Standard Combo CCS.

La fase previa de desarrollo ya se está realizando actualmente, en el marco de un proyecto de I+D financiado parcialmente por la Agencia Valenciana de la Innovación (AVI), en su convocatoria de Consolidación de Cadena de Valor Empresarial. Estos prototipos estarán listos para su comercialización en la segunda mitad de 2020.

-Por último, preguntarles por nuevos desarrollos, nuevas iniciativas que vayan a emprender desde Ampere. ¿Hacia dónde orientan sus esfuerzos de innovación?

-En 2020 Ampere Energy tiene previsto el lanzamiento de distintas innovaciones y productos, siguiendo su hoja de ruta. Entre ellos figura Amperia, nuestra Virtual Power Plant para la gestión de baterías distribuidas, permitiendo ofrecer sus capacidades agregadas para distintos servicios de flexibilidad y gestión de la demanda.

Todas estas novedades permitirán a los sistemas Ampere facilitar la gestión de comunidades energéticas según el RD de Autoconsumo, y la gestión de recursos distribuidos por la futura figura del Agregador de demanda.

Suscríbete a nuestra newsletter