Maroto pide firmeza a la UE frente a los aranceles de Trump

La ministra de Industria y Comercio en funciones defiende en Bruselas los intereses de la industria agroalimentaria

Reyes Maroto junto al comisario europeo de Comercio Phil Hogan en Bruselas

La ministra española de Industria, Comercio y Turismo en funciones, Reyes Maroto, pidió este miércoles “firmeza” a la Comisión Europea en la defensa de los productos comunitarios afectados por los aranceles impuestos por Estados Unidos tras el fallo de la OMC sobre Airbus, si la Administración Trump decide ampliarlos.

“Creemos que la Comisión Europea tiene que tener una respuesta firme y contundente en el caso de que finalmente se adoptaran más represalias contra un sector muy afectado”, el agroalimentario, que en el caso de España sufre “efectos muy negativos”, indicó Maroto tras reunirse con el comisario europeo de Comercio, Phil Hogan.

Hogan viajará la próxima semana a Washington para mantener reuniones bilaterales acerca de los aranceles que EE.UU. impuso en octubre a productos europeos, que pueden ascender hasta 7.500 millones de dólares, legitimados por un fallo de la Organización Mundial del Comercio (OMC) a raíz de ayudas ilegales comunitarias a su gigante aeronáutico Airbus.

“Unos aranceles que, a raíz de la nueva consulta que EE.UU. ha abierto, pueden incluso incrementarse y entrar nuevos productos”, advirtió Maroto.

En el caso de que se amplíen esos aranceles del 25 % o entren en la lista de productos afectados nuevos artículos, la ministra pidió a la CE “una respuesta muy firme en defensa de los intereses” de esos sectores.

En paralelo, afirmó que abordaron la posibilidad de contemplar “nuevas medidas de ayuda” tanto en el marco de la Política Agrícola Común (PAC) como fuera del marco comunitario, tras los apoyos de Bruselas al almacenamiento del aceite de oliva o las medidas de promoción por más de 200 millones de euros que empezarán a aplicarse a partir de este mes.

Asimismo, Maroto informó al comisario de las iniciativas a través del ICEX para la promoción de los productos afectados en terceros mercados, a fin de “paliar de alguna manera el perjuicio negativo que los aranceles impuestos en el panel Airbus han tenido en nuestro sector agroalimentario”.

En todo caso, la ministra aseguró que Hogan ha abierto la puerta a lograr una solución negociada con EE.UU., que según el comisario ha manifestado un “cambio de actitud” frente a su negativa en julio pasado de aceptar la propuesta de la CE de acordar un esquema de apoyos públicos para el sector aeronáutico.

La CE aseguró que está dispuesta a responder con represalias a EE.UU. cuando, en los próximos meses, la OMC publique un fallo similar al de Airbus sobre las ayudas ilegales de EE.UU. a su fabricante aeronáutico Boeing, que permitirá a Europa contraatacar con aranceles a productos estadounidenses.

“Entrar en una deriva de yo impongo y tú impones, creemos que no es la solución (…) Si EEUU está en posición de negociar, tenemos que aprovechar esa ventana de oportunidad”, concluyó Maroto.

Suscríbete a nuestra newsletter