Inestabilidad en el golfo Pérsico

La subida del petróleo puede traer un “shock negativo” a la economía española

En la Comunitat el precio de los combustibles ha crecido durante los últimos dos meses y la gasolina se sitúa en 1.311 euros el litro y el gasóleo en 1.234 euros

El año empieza con malas noticias en el panorama internacional. A la guerra comercial entre Estados Unidos y China, la salida de Reino Unido de la UE o la crisis en Latinoamérica, se une la escalada de tensiones entre el gigante norteamericano e Irán tras el asesinato del general iraní Qasem Soleimani por parte de EEUU el pasado 3 de enero. Un situación que no tardó en trasladarse a las bolsas de todo el mundo que muestran una creciente intranquilidad ante lo que pueda pasar en Oriente Próximo.

Este lunes, el precio del barril de Brent llegó a superar los 70 dólares, aunque al cierre de la jornada retrocedió hasta los 69. Una cifra similar alcanzó ayer al superar los 68 dólares por barril. Datos que sitúan el precio del petróleo a niveles de septiembre del año pasado, cuando dos plantas petrolíferas de Arabia Saudí fueron atacadas por rebeldes Huthi.

Ahora se espera una reacción análoga al ataque estadounidense que podría comprometer la extracción del crudo de la región e incluso amenazar el estrecho de Ormuz, a medio camino entre Irán y el reino saudita y por el que pasa casi el 20% del petróleo mundial, lo que dispararía aún más el precio del barril de Brent.

“Si los precios del petróleo se consolidan en niveles elevados, estaremos ante un shock negativo de la productividad que afectará a la economía española”, alerta Manuel Sanchís, profesor titular de economía aplicada en la Universitat de València y antiguo economista de la Comisión Europea. Señala, a su vez, que “al quedar disponible menos dinero en los bolsillos de los consumidores e inversores españoles” debido a la subida de costes, “la economía tiende a desacelerarse o a perder impulso en términos de crecimiento”.

Evolución del precio del barril de Brent en dólares entre julio de 2019 y el 6 de enero de 2020. Fuente: Infobolsa.

Por su parte, Gonzalo Escribano, director del programa de energía en el Real Instituto Elcano, señala que “una subida de los precios del petróleo es un choque de oferta, lo que conlleva un aumento de los costes”. Añade que España “ha mejorado mucho en los últimos años, pero sigue siendo muy dependiente del petróleo”.

Explica Escribano que más que la situación “puntual” de la última subida de los precios del petróleo, lo que preocupa es la inestabilidad que vive el golfo Pérsico, una situación que “lleva coleando desde hace casi un año” y que los mercados “están un poco cansados de las primas de riesgo geopolítico. El seguro es más caro para los tanqueros, las compañías tienen que poner servicios de seguridad en los petroleros… Tiene un impacto en el coste”.

Para mitigar los posibles impactos que pueda tener una escalada en los precios del crudo, señala la necesidad de que la UE tome partido para evitar un aumento de las tensiones en Oriente Medio. A su vez, en el medio-largo plazo, indica que “España debe seguir reduciendo su dependencia de los combustibles fósiles”. Y por último, apunta que ante una circunstancia sobrevenida como el cierre del estrecho de Ormuz, “una catástrofe para la economía mundial”, España seguiría contando “con una reserva estrategia de petróleo con la que funcionar un par de meses”.

Sanchís, añade que “no hay forma de mitigarlo” y que lo único que puede hacerse es posponerlo o transformarlo en otro problema económico, por ejemplo, con aumentos salariales para compensar el incremento de costes, pero esto “nos lleva a crecimientos de la inflación por encima del coste laboral, lo que repercute en la competitividad de las empresas”. “No es una forma de resolver el problema, es una forma de distribuir el coste a lo largo del tiempo”, apunta.

Indica que a largo plazo, la solución pasa, igual que apunta Escribano, por reducir la dependencia de España de los combustibles fósiles. “Espero que España, que tiene tantísimas oportunidades en cuanto a energía solar, se ponga a trabajar rápidamente y salga de la dependencia del petróleo”, asevera Sanchís.

¿La subida del petróleo se trasladará a la gasolina?

Sí, pero es difícil calcular en qué medida. Según expone la Asociación de Operadores Petrolíferos (AOP), la materia prima solo supone una tercera parte del coste final de la gasolina o los gasóleos. Según la patronal, los impuestos suponen el 50% del precio del combustible que se paga en las gasolineras. Y un 15%, el margen bruto, en el que se incluirían gastos de distribución, cuota de biocombustibles y los costes de explotación

Además, apuntan desde la AOP que los precios de los carburantes no tienen una relación directa con la cotización del barril de petróleo, sino que dependen de las cotizaciones de la gasolina y gasóleo en los mercados al por mayor todos ellos en dólares. En el caso de España los mercados de referencia son el del Mediterráneo y del Norte de Europa. Estos mercados, aparte de la cotización del crudo, están influidos por la oferta y demanda de dichos productos y el tipo de cambio Euro/Dólar.

Fuente: AOP

En la Comunitat Valenciana, el precio de los combustibles ha experimentado un crecimiento paulatino durante los últimos dos meses según los datos del ministerio para la Transición Ecológica. La gasolina ha pasado de los 1.295 euros el litro en noviembre a los 1.311 de enero de 2020. Lo mismo sucede con el gasóleo que pasa del 1.203 registrado hace dos meses a los 1.234 de este inicio de mes.

Por provincias, tanto en gasolina como en gasóleo, la de Valencia es la que tiene los precios más bajos (1.303 gasolina/1.231 gasóleo). Por su parte Castellón registra unos precios de 1.308 euros por litro de gasolina y de 1.26 euros en gasóleo, mientras que Alicante presenta unos precios de 1.33 euros la gasolina y 1.237 el gasóleo.

Respecto a los municipios, en la provincia de Valencia es el de Ontinyent el que tiene las gasolineras más baratas (1.109 gasolina/0.99 gasóleo). En Castellón es Villareal el municipio con la estación de servicio más económica  en cuanto a gasolina (1.185 euros el litro) y la localidad del Pantano del Sichar el que cuenta con el gasóleo más barato, 1.115 el litro. Por último, en Alicante es la capital la que tiene el surtidor más barato para la gasolina (1.199 euros el litro) y Jávea es la que tiene el gasóleo más económico con 1.117 el litro.

Suscríbete a nuestra newsletter