La circunvalación de Alicante de la AP7 tendrá tramos bonificados

Mañana, último día de peajes en el tramo Tarragona-Alicante de la Autopista del Mediterráneo

La Sociedad Estatal de Infraestructuras del Transporte Terrestre (Seittsa), dependiente del Ministerio de Fomento, aplicará a partir del próximo 1 de enero bonificaciones alrededor del 50 % y suprimirá peajes en algunos tramos de la autopista AP-7 Circunvalación de Alicante, según publica hoy el BOE. La bonificación temporal se justifica por la necesidad de construir un nuevo peaje en El Campello.

Seittsa asumió la gestión de esta autopista de peaje al término de la concesión de Autopistas del Mediterráneo, filial de Abertis, que finaliza mañana.

Para la Autopista AP-7 Circunvalación de Alicante, gestionada por Seittsa, existe actualmente un acuerdo de cobro conjunto con Aumar, que regula los procedimientos para la gestión del cobro a través de un sistema de peaje cerrado en el tramo Valencia-Alicante.

Por lo tanto, desde la finalización de la concesión de Aumar, es decir desde el 1 de enero de 2020, es necesario establecer unas bonificaciones temporales de determinados peajes de Autopista AP-7 Circunvalación de Alicante hasta la finalización de las obras y puesta en servicio de una nueva área de peaje troncal en el citado tramo de autopista.

Seittsa ha licitado y tiene en fase de adjudicación un contrato de servicios para la redacción del proyecto de construcción de la nueva área de peaje troncal en la Autopista AP-7 Circunvalación de Alicante, en el término municipal de El Campello.

Los recorridos a los que se aplicarán bonificaciones son todos los que salgan de la autopista AP-7 Circunvalación de Alicante en la prolongación AP-7, dado que estos recorridos son los que hasta el 31 de diciembre cobra Aumar a Seittsa.

También a todos los recorridos con origen o entrada en Monforte y destino o salida en Bussot, dado que al no ser posible determinar para ellos su origen cuando salen de Bussot (puede ser desde Monforte o desde Prolongación AP-7) se opta por cobrar el trayecto mínimo posible.

Asimismo, se aplican bonificaciones a los recorridos con origen o entrada en San Vicente de Raspeig y destino o salida en El Campello en el caso de que el pago del peaje se haga sin uso de dispositivo electrónico, al no ser posible determinar el origen para los usuarios que salen en El Campello sin ticket de recorrido.

Las bonificaciones aprobadas podrán revisarse una vez aprobado el proyecto de construcción de la nueva área de peaje de la autopista en El Campello y, en su caso, se elevará una nueva propuesta coherente con el proyecto de construcción.
Una vez se finalicen las obras y la nueva área troncal esté operativa, se dejarán de aplicar las bonificaciones en la fecha que se determine.


Hosbec considera que la liberalización de la AP7 perjudicará al sector turístico


Por su parte, la patronal hotelera Hosbec ha vuelto a poner de manifiesto su oposición con matices a la liberalización de la autopista AP-7, que entrará en funcionamiento a partir del 1 de enero.

La secretaria general de la patronal, Nuria Montes, ha indicado que comprenden “el hastío de las personas que viven en el área de la autopista”, pero ha añadido que no les “parece buena idea la liberalización a las bravas”.

Hosbec lo argumenta en base a que en todos estos años “no se ha mejorado la N-332 a su paso por las dos Marinas, ni hay Tren de la Costa”, lo que hace que la autopista sea la única vía “moderna y segura” con la que contamos.

La liberalización provocará, ha vaticinado Montes, que se desvíe buena parte del tráfico pesado que utiliza otras carreteras y ello puede conllevar que, “al final, se colapse al igual que ya ocurre con la A7 de Alicante a Murcia”.

Una de las consecuencias será que “estaremos más lejos del aeropuerto porque los tiempos de transporte serán mayores y, por lo tanto, se condicionará la seguridad”, ha apuntado.

Por otro lado, la secretaria general de Hosbec ha recordado que el mantenimiento de la vía “seguirá costando lo mismo, 200 millones al año, con la diferencia que ahora lo tendrá que asumir el Estado”. Ese gasto, en su opinión, puede condicionar “la realización de futuras infraestructuras que necesita la provincia” de Alicante.

No obstante, Montes considera que en breve plazo se introducirán “peajes blandos” en todas las autopistas y autovías, que contribuirán a afrontar el mantenimiento de dichas infraestructuras “y serán más justos porque pagarán todos los usuarios de autovías y autopistas”.

Suscríbete a nuestra newsletter