España liderará la demanda de estudios superiores en los tres próximos decenios

España liderará la demanda de estudios superiores en los tres próximos decenios

La demanda de estudios universitarios será mayor cuanto mayor sea el tamaño de la población y, en particular, del número de jóvenes con edades susceptibles de cursar estudios superiores. Las previsiones apuntan que España tendrá en las tres próximas décadas ( hasta el 2050) una posición ventajosa a nivel europeo. Se prevé un aumento demográfico del 6% frente al 4% previsto para la UE, aunque lo más significativo es que la evolución de la población entre 18 y 24 años crecerá un 12’1% cuando en el conjunto de Europa decrecerá un 5,5%.

Así se desprende del informe ‘La contribución socioeconómica del sistema universitario español’, elaborado por el Instituto Valenciano de Investigaciones Económicas ( Ivie ) por encargo de la Conferencia de Rectores (CRUE) y la Conferencia de Consejos Sociales hecho público la pasada semana.

España, según este estudio, es el quinto mayor de la UE en cuanto a crecimiento poblacional en ese tramos de edad. Además es uno de los diez países con una tasa positiva junto a Austria (0,3%), Dinamarca (3,2%), Reino Unido (6,0%), Países Bajos (6,2%), Bélgica (10,2%), Francia (13,0%), Suecia (16,0%), Irlanda (19,3%) y Luxemburgo (48,5%).


Suscríbete gratis a nuestra Newsletter
Y recibirás en exclusiva la actualidad económica y empresarial.

En sentido contrario, destacan las negativas proyecciones estimadas para los países del centro y este europeo, así como para el resto de países del sur de la UE. Las caídas acumuladas previstas llegan a superar incluso el 30% en algunos de ellos: Lituania (-57,6%), Letonia (-38,6%), Polonia (-34,6%), Chipre (-33,9%), Grecia (-31,6%) y Bulgaria (-30,7%).

En Italia y Alemania, dos de los países con mayor población de la UE, las caídas previstas son también sustanciales (-16,2% y -6,4% respectivamente).

El estudio también subraya que España y Francia son los dos únicos países de la UE en que está previsto que los jóvenes de entre 18 y 24 años crezca a mayor ritmo que la población total. En este sentido, “el caso español resulta anómalo en el escenario europeo”, apunta el estudio. “Por esa vía cabe esperar, por tanto, una situación futura más favorable para la demanda de estudios universitarios en España que en el conjunto de la UE, donde va a estar condicionada durante los próximos años por una demografía menos dinámica”, añade.

Sin embargo, el futuro de los estudios universitarios no depende solo de la evolución de la población, sino también de la proporción de estudiantes jóvenes que optan por cursar estudios universitarios,  la extensión de los estudios universitarios a cohortes de población de edades superiores que desean acceder por primera vez a la universidad y la demanda de graduados universitarios que buscan complementar o actualizar su formación para su desarrollo profesional y deciden cursar formación adicional en la universidad.

Aún así, mientras la demanda de estudios universitarios no aumente considerablemente entre la población con edades superiores, la edad de 18 a 24 años es uno de los factores más determinantes del volumen de demanda potencial de estudios universitarios.

La digitalización y los intensos cambios tecnológicos a los que se está viendo sometida la economía mundial implicarán transformaciones profundas en el contenido de las tareas que componen cada ocupación y cambios sustanciales en su peso relativo en el empleo total. En ese contexto es razonable suponer que la demanda de formación permanente a lo largo de toda la vida se vea incrementada en España y el conjunto de la UE.

Datos demográficos actuales

La población total residente en España el 1 de enero del año 2018 ascendía a 46.698.569 personas, de las que el 49,0% del total son varones y el 51,0% mujeres. Los 3.173.827 jóvenes con edades entre 18 y 24 años representan el 6,8% de la población total.

La población menor de 25 años asciende a 11.464.811 personas, un 24,6% del total. Un 10,1% de la población residente en España es extranjera2 (4.719.418 personas entre las que 1.780.698 proceden de la Unión Europea).

En el curso académico 2017-18 se encontraban matriculados en el Sistema Universitario Español 1.291.144 alumnos en estudios de primer y segundo ciclo y grado3 , de los que 990.411 -el 76,7% del total- tenían entre 18 y 25 años de edad.

El 5% de los alumnos matriculados en estudios de grado eran de nacionalidad extranjera (61.124 estudiantes). Aunque es previsible que la movilidad internacional de los universitarios aumente en el futuro, estas cifras permiten situar en su justa medida la magnitud de los aportes de estudiantes procedentes del extranjero.

Dejar una respuesta

*

Este sitio usa Akismet para reducir el spam. Aprende cómo se procesan los datos de tus comentarios.