Presupuesto 2020

València aprueba el mayor presupuesto de su historia con 898 millones de euros

La portavoz del PP, María José Catalá, ha calificado el presupuesto de "estafa porque suben los impuestos pero no se ejecutan las inversiones"

El pleno también ha aprobado las Ordenanzas fiscales y reguladoras de los impuestos y tasas municipales| Foto: Ayto. Vlc

El pleno del Ayuntamiento de València ha aprobado definitivamente este jueves el presupuesto para 2020, el mayor de su historia al superar los 898 millones de euros, y que ha contado con los votos de los grupos del gobierno (PSPV y Compromís) y en contra de los partidos de la oposición (PP, Ciudadanos y Vox).

Las cuentas municipales para el próximo año suponen un incremento de 49,1 millones respecto al actual ejercicio y según ha destacado el alcalde, Joan Ribó, València vuelve a ser una de las grandes ciudades en disponer con más anticipación los presupuestos aprobados, lo que, a su juicio, es “sinónimo de estabilidad de gobierno”.

El presupuesto municipal contempla partidas por importe de 31 millones de euros, dedicadas a bienestar social, limpieza urbana, mantenimiento de jardines y gastos corrientes, y supone un aumento de 4,7 millones de euros en inversión, el 6,2 % respecto a 2019.

Ese “esfuerzo inversor”, según el alcalde, va destinado a infraestructuras urbanas, reinversiones del alcantarillado, adquisición de programas y herramientas informáticas, instalaciones deportivas y viviendas municipales, entre otros recursos.

El alcalde de València, durante el pleno| Foto: Ayto. Vlc

El pleno también ha aprobado las Ordenanzas fiscales y reguladoras de los impuestos y tasas municipales, que supone aprobar bonificaciones del Impuesto de Bienes Inmuebles (IBI) para distintos colectivos comerciales, artesanales y artísticos.

La oposición ha votado en contra de todas las propuestas referidas a Presupuestos y fiscalidad, salvo en casos como la de prestación de servicios en centro residencial municipal para personas con discapacidad intelectual o del uso de dominio público por vehículos de movilidad personal, entre otros, en las que han variado su voto.

La portavoz del PP, María José Catalá, ha calificado el presupuesto de “estafa porque suben los impuestos pero no se ejecutan las inversiones” y de “antisociales y antiecológicos”, además de denunciar el volumen de subvenciones y ayudas a determinados colectivos.

En cuanto a los impuestos, ha afirmado que València es la segunda ciudad de España con mayor presión fiscal, y ha descrito una urbe caracterizada por “la inseguridad, la pobreza infantil y la baja calidad de los servicios públicos”.

El portavoz de Ciudadanos, Fernando Giner, ha repetido la crítica “al bajo porcentaje de ejecución de las inversiones, pese al aumento de los impuestos” y ha solicitado una partida específica de 4 millones para la EMT, además de criticar el incremento por los servicios de agua y alcantarillado.

El concejal de Vox Vicente Montáñez ha criticado que “el aumento de los impuestos va dirigido a que los políticos y los funcionarios ganen más” y, aunque ha reconocido la labor en materia de deuda, ha criticado también el porcentaje de ejecución de las inversiones.

Ribó ha recordado que la ejecución presupuestaria es del 77 % y ha añadido que, a fecha de este miércoles, ya se habían ejecutado en materia de inversiones 62,4 millones, lo que “contrasta” con lo que ejecutaban los gobiernos del PP.

El concejal de Hacienda, Ramón Vilar, ha recordado que las ordenanzas fiscales prevén una bonificación del 95 % del IBI a los comercios tradicionales y emblemáticos de la ciudad y a todos los talleres o actividades de construcción de Fallas y similares, y una bonificación del 60 % a los espacios estables dedicados a las artes escénicas.

Además, ha incidido en que se mantienen las bonificaciones de los vehículos eléctricos y quedan exentos los vehículos históricos y los tractores de uso agrícola, y ha rechazado el “paisaje catastrofista” que describe la oposición.

Suscríbete a nuestra newsletter