La necesidad de una nueva DIA para el Puerto debe basarse en criterios técnicos

Sandra Gómez propone abordar la ampliación norte desde criterios de sostenibilidad y oyendo el dictamen de los expertos

La vicealcaldesa de València y portavoz del grupo municipal socialista, Sandra Gómez, ha anunciado que su formación presentará una propuesta para que todos los grupos municipales acuerden someterse al criterio técnico sobre la necesidad de una nueva DIA para la ampliación del puerto.

Según Gómez, este es un debate que debe “alejarse de las posiciones partidistas y deben ser los técnicos los que se pronuncien sobre la necesidad o no de una nueva DIA”.

La propuesta de los socialistas quiere ser “un punto de encuentro que busca llevar al terreno de técnicos y expertos la declaración de una nueva DIA”, ha señalado en un comunicado donde subraya: “Creemos que no deben ser los políticos los que determinen este debate, sino que requiere de un estudio y una reflexión técnicas”.

Para la vicealcaldesa, es necesario que “cualquier infraestructura estratégica de la ciudad de València se ejecute haciéndose compatible con la sostenibilidad económica y ambiental”.

“El puerto debe incardinarse en el nuevo Plan Verde anunciado por la Comisión Europea”, ha añadido Gómez, pues en su opinión “tiene que apostar por un nuevo modelo económico sostenible que conjugue la lucha contra el calentamiento global y la reducción de emisiones contaminantes con la creación de nuevos empleos”.

Por todo ello, presentará un texto que como primer punto contempla que “remitido el informe múltiple de los diferentes servicios municipales sobre la materia a la Autoridad Portuaria, ésta deberá cumplir con toda la normativa medioambiental vigente y si así se estima oportuno a la luz de dichos informes, solicitar al órgano competente que evalúe bajo criterios técnicos la necesidad de una nueva declaración de impacto ambiental”.

En segundo lugar, plantea “instar a la Autoridad Portuaria a que cualquier infraestructura estratégica que se implante aplique medidas correctoras y compensatorias de sus posibles externalidades negativas, promoviendo en todo caso una actividad sostenible que haga que su crecimiento atienda a los criterios de desarrollo esgrimidos por la Unión Europea, conjugando la creación de riqueza económica y empleo con la lucha contra el cambio climático”.


Para la vicealcaldesa, el Puerto es un activo estratégico, pero se le debe exigir que cumpla con la normativa ambiental


Finalmente, insta “a todas la Administraciones competentes a vigilar por el estricto cumplimiento de las normas, evaluando las consecuencias de las obras a ejecutar y su consecuente explotación puedan provocar en el medio ambiente de la ciudad, vigilando por ello de manera exhaustiva la aplicación de las medidas correctoras que puedan derivarse de la ejecución de las mencionadas obras”.

Se trata, para la portavoz municipal socialista, de “un texto que busca acabar con el enfrentamiento político interesado en un asunto donde el Puerto debe ser tratado por todas las instituciones como un activo estratégico de esta ciudad pero que al que también se le debe exigir cumplir con la normativa ambiental”.

Esta iniciativa coincide en parte con las declaraciones de la portavoz del PP en el Ayuntamiento de València, María José Catalá, ha criticado este martes que el equipo de gobierno local no solicite a los técnicos del Estado un informe para comprobar si es necesaria una nueva Declaración de Impacto Ambiental (DIA) por el proyecto de ampliación del puerto.

Catalá ha asegurado que “no deben ser ni los jefes de servicio del Ayuntamiento ni el alcalde ni el ministro quienes decidan si debe hacerse una nueva DIA por la ampliación del puerto”, sino que tienen que ser “los técnicos del Estado los que realicen un informe”.

María José Catalá ha remarcado que lo “más grave” es que el alcalde, Joan Ribó, “no puede ordenar a sus jefes de servicio que le hagan los informes a la carta para justificar su posición política”.

Suscríbete a nuestra newsletter