En 2019 se crearon 450 nuevos empleos

Ascer cierra 2019 mejor de lo previsto al crecer las ventas un 3 por ciento

El ejercicio se cierra con crecimiento de las ventas en los mercados nacional e internacional, aunque la producción cayó en un 5 por ciento

El presidente de Ascer realizó un balance positivo de 2019.

El cierre del año ha sido positivo para la cerámica, con un incremento del 3% de la facturación, la generación de 450 empleos y un crecimiento dal 8% en el mercado doméstico. Sólo la caída de la producción un 5%, según el Índice de Producción Industrial, matiza el optimismo de los datos que ofreció ayer el recién reelegido presidente de Ascer, Vicente Nomdedeu, quien alertó de las incertidumbres del futuro que representan las trabajas arancelarias, guerras comerciales o el efecto del peaje del gas sobre los costes productivos. Aún así se espera un 2020 en crecimiento positivo.

Nomdedeu, que compareció ante la prensa menos de 24 horas después de cerrar la renovación de la mitad de la Junta Rectora de la Asociación Española de Fabricantes de Azulejos y Pavimentos Cerámicos (Ascer), desgranó los datos económicos que maneja el colectivo que apuntan que la actividad en el mercado nacional se cerrará en positivo, con un crecimiento, del 8% hasta alcanzar los 900 millones de euros, pese a que decaigan las ventas. Una tendencia que también se da en el mercado externo, donde las exportaciones crecen un 3%, unos 2.700 millones. Cifras que son mejor de lo esperado a principios de 2019.

Y esa buena salud económica del sector tiene su reflejo en la creación de empleo a lo largo de 2019, que la patronal cifra en el 2 por ciento, lo que conllevó la creación de 450 puestos de trabajo.

Sin embargo, este optimismo se enfrenta en los próximos 365 días con el incremento de las políticas proteccionistas en mercados referentes para las exportaciones de las empresas representadas por Ascer. Así, Nomdedeu hizo hincapié en la investigación antidumping abierta por países del Golfo contra las importaciones españolas. Pese a todo, esperan una resolución positiva para la industria, porque, añade, España no es el responsable del daño en la industria saudí.

Los países del Golfo son un mercado importante para las ventas de las empresas cerámicas españolas, ventas que ascendieron a 200 millones de euros. Es por eso que desde la patronal cerámica se busca una salida para solventar las trabas impuestas a las ventas , de la mano del Quality Mark, certificación o sello necesario para vender, y que está siendo muy difícil de obtener. “Estamos tratando de facilitar el camino a los asociados, pero hay mucha desinformación y confusión”, apuntó el presidente.

En lo que respecta a otra mercado importante para nuestra cerámica, el estadounidense, Nomdedeu indicó que el Departamento de Comercio de EE UU anunció el inicio de una investigación antidumping y antisubvenciones contra las importaciones procedentes de China. Se han publicado las medidas preliminares de ambas investigaciones. Sumando los aranceles que se imponen en ambas, el arancel mínimo que un importador tendrá que pagar para importar producto chino es del 271%.

Añadió que ambas investigaciones siguen en marcha y que a su cierre se impondrán medidas definitivas y este hecho va a suponer una oportunidad para el sector, especialmente para aquellas empresas que compitan en ese segmento de mercado. “Confiemos que la administración Trump no imponga nuevas medidas comerciales a nuestra industria”.

Otro de los caballos de batalla para el próximo año es el de los costes energéticos importante para mantener la competitividad empresarial en mercados con rangos de precios más reducidos según ha destacado Nomdedeu.En cifras, la energía supone el 13,3 % del valor de las ventas por lo que ha destacado que las variaciones de su precio tienen una alta incidencia en el coste del producto final.

Por ello es vital una reducción de los peajes del gas, “Nuestra industria es un alto consumidor de gas natural y la industria española paga el gas más caro de Europa. Las industrias españolas llevamos año sufriendo injustamente los crecientes costes del precio del gas, acentuando el agravio con nuestros industriales de países vecinos europeos y perdiendo competitividad”, apostilló.

Sobre los impuestos medioambientales, Alberto Echavarria, Secretario General de Ascer, ha destacado que “la evolución de la normativa sobre el comercio de emisiones y el aumento del precio de derechos aumentarán los costes de producción, ya que de momento no hay alternativas al gas natural a corto plazo”.

Añadió que “el reparto de derechos para el periodo 2021-26 se prevé que será más restrictivo que el actual y que el impacto en el sector del azulejo podría superar los 30 millones de euros por año“. Y resaltó que “los últimos 5 años el coste del comercio de emisiones para el sector ha sido de 20 millones de euros. Solo en 2018, debido al incremento del coste de derechos, la factura ha sido de 11 millones de euros. Por lo que se espera que la factura total de los próximos 5 años pase de los 20  a los 200 millones de euros”.

Suscríbete a nuestra newsletter