Inicio sesión E3 TV Revista E3 Eventos E3 Editorial E3 Newsletter Suscripción revista 5€/mes
Economía 3 menú
Newsletter Suscripción revista 5€/mes

Grado Leinn

Keep the tupp o la reutilización del táper a través de recompensas

La emprendedoras de Valway Company buscan darle una segunda vida a los tápers en la industria del take away con puntos de recogida en los centros urbanos

Publicado el:
Keep the tupp o la reutilización del táper a través de recompensas

Las emprendedoras de Valway Company: Carmen Gasch, Marta Quintana y Paula Meseguer | Imagen: E3

Contribuir a cuidar el medioambiente. Con esta finalidad nació ‘Keep the tupp’, un proyecto que pretende reutilizar tápers a través de un sistema de recompensas al portador. Bajo la filosofía de la economía circular, el grupo de emprendedoras formado por Marta Quintana, Carme Gasch y Paula Meseguer, de Grado Leinn, busca darle una segunda vida a los tápers en la industria del take away con puntos de recogida en los centros urbanos. El usuario depositará el envase en un punto de recogida y por su reutilización obtendrá una recompensa a través de una aplicación. Dependiendo del nivel de huella de carbono que haya reducido tendrá una recompensa mayor o menor. A cambio, se entragará un descuento en el lugar de restauración en el que funciona ‘Keep the tupp’.

La recompensa por llevar los tápers al punto de recogida será dinero, comida o bonos descuento en restaurantes. Una vez el táper no pueda tener más usos se transformará en un nuevo objeto, dándole una segunda vida. Volverá a la planta de reciclaje para transformarse en otro producto. En definitiva, las emprendedoras de Valway Company pretenden asegurar una trazabilidad completa en todo el ciclo del plástico.

Sostenibilidad desde Grado Leinn

El proyecto entra en la economía circular y desde el mismo grado Leinn. “Llegar a economía circular es complicado. Si quieres puedes, pero debes tener muchos factores en cuenta, muchos obstáculos y hay que pensar en el usuario: fácil, rápido y que no nos cueste nada reutilizar los envases”, explica Carmen Gasch.

Hay que invertir una gran cantidad de dinero para recompensar al que devuelve el táper, según apuntan las emprendedoras. Y por ahora, solo van a recompensar al usuario aunque los beneficios tarden más en llegar. “La recompensa es lo que más estamos estudiando. Estamos valorando más al usuario para ofrecer una recompensa que sea atractiva y realizable”, subraya Quintana.

En Finlandia, están más avanzados en este sentido del reciclaje y del compromiso en el reciclaje y en España se están encontrando estas necesidades. “El problema no es el plástico, sino el que no se reutiliza. El plástico es un material muy duradero, que pesa poco, que no contamina mucho co2. Hay que utilizarlo bien”, analiza Marta Quintana.

Tal y como comenta la emprendedora, en breve firmarán la fabricación del táper para tener los primeros prototipos en los primeros cuatro restaurantes ya en el mes de mayo. “Queremos que sea un fabricante local, que genere empleo en Valencia y que el material de plástico no genere residuos, sea totalmente reciclable y que tenga trazabilidad”, indica.

El proyecto ‘Keep the Tupp’ nace de la rutina diaria de comer fuera de casa y la conciencia medioambiental de sus creadoras. “Comíamos muchos días fuera de casa a sitios de táper y en el momento de tirarlos nos sabía mal”, cuenta Quintana. Por este motivo, su iniciativa contempla la fabricación del táper con un plástico duradero y que resista una gran cantidad de lavados. De hecho, las emprendedoras de Leinn tienen previsto fabricar en una primera fase 400 unidades.

Mientras en España desarrollan la aplicación para ‘Keep the Tupp’, en China e India grabarán un documental cuyo objetivo es testear con este tipo de mercados el producto. El vídeo pretende mostrar el impacto de la incitativa y transmitir lo que aprendan.