El juzgado no aprecia amaño de partidos en el caso del Levante-Zaragoza

Condena a dos directivos por falsedad documental, pero no considera acreditado que se pagara a jugadores del Levante

Archivado en: 

Imagen de archivo de la celebración del juicio

El Juzgado de lo Penal número 7 de València ha condenado hoy a dos exdirectivos del Zaragoza por un delito de falsedad documental, pero no considera que hubiera amaño de partidos. La condena es a un año y tres meses de prisión y ha absuelto a los 36 jugadores acusados del delito de corrupción deportiva por un supuesto amaño de partidos por el caso Levante-Zaragoza en la última jornada de la temporada 2010-2011.

Los condenados por falsedad de documentos privados son el expresidente, Agapito Iglesias, así como el exdirector financiero del club maño Javier Porquera; por alterar las nóminas de los jugadores para ocultar el destino de 1,7 millones de euros, que sacaron de la entidad ante su inminente entrada en concurso de acreedores.

El juez apunta que no puede darse por probado que el destino de ese dinero fueran los jugadores del Levante.

Por tanto, el fallo de la primera macro causa por un delito de estas características en España, rechaza el amaño de partidos y que los jugadores del Levante percibieran una cantidad próxima a los 1,7 millones de euros para dejarse ganar.

La sentencia admite que los movimientos de cuenta de los jugadores del Levante son un indicio que permite sostener la acusación, pero que no resultan “suficientes” para ser una prueba del fraude deportivo.

La sentencia explica que las tesis de las acusaciones se apoyan en el testimonio del denunciante, el actual presidente de LaLiga, Javier Tebas, el informe estadístico de esta entidad sobre el partido y el informe de la Agencia Tributaria que apuntaba a un descenso de las extracciones de dinero en efectivo y de pago con tarjeta de los jugadores del Levante.


Las sospechas sobre los movimientos bancarios no son suficientes como elemento probatorio


Respecto al testimonio de Tebas lo admite como “testimonio de referencia”, pero recuerda que la jurisprudencia para argumentar que el valor de estos testimonios es el de “prueba complementaria para reforzar lo acreditado por otros elementos probatorios, o bien el de una prueba subsidiaria, para ser considerada solamente cuando es imposible acudir al testigo directo”.

El fallo subraya que “ninguno de los supuestos testigos aludidos en su denuncia por el señor Tebas confirmaron lo afirmado y recuerda que el partido estaba marcado por una circunstancia “extraordinaria” como era que el Levante ya estaba salvado.

De este modo, asume que el elemento central es el de los informes de la Agencia, de los que admite que “constituyen un indicio incriminatorio válido del posible amaño del partido, ya que revelan cambios del patrón de gasto y consumo de la mayor parte de los jugadores del Levante acusados en esta causa”.

La sentencia admite que para justificarlos “se habrían ofrecido, en muchos casos, explicaciones insuficientes o no justificadas y que en cualquier caso, valoradas de forma integral, revelan cambios de comportamiento generalizados y análogos que resultan compatibles con la recepción de dinero en efectivo en fechas próximas a la disputa del partido contra el Zaragoza, que es la tesis que mantienen las acusaciones”.

No resulta, en cambio, suficiente -añade la sentencia- para que podamos afirmar, sin ningún género de dudas, que constituye prueba bastante de la comisión del delito de fraude deportivo con el que se le relaciona y menos aun de la concreta participación de todos los acusados en el mismo”, expone.

De esta forma los 36 exfutbolistas de Zaragoza y Levante, entre los que se encuentran algunos todavía en activo como Ander Herrera, Vicente Iborra, Cristian Stuani y Gabi Hernández, así como el actual entrenador del Leganés, el mexicano Javier Aguirre, han quedado absueltos de un delito que les podía haber acarreado además su inhabilitación deportiva.


Duras críticas al presidente de la Liga Profesional, Javier Tebas


El excapitán del Levante, Sergio Ballesteros, uno de los 42 acusados por el presunto amaño del partido Levante-Zaragoza, señaló a la salida del Juzgado que Javier Tebas, actual presidente de la LFP,”ha hecho daño a mucha gente” con la denuncia que presentó en marzo de 2013.

“En la sentencia no se sabe si era abogado, vicepresidente de la Liga o candidato a presidente. Para ejercer un cargo con tanta responsabilidad como el que tiene él (Tebas) hay que medir mucho las palabras, ha estado 5 años haciendo declaraciones de todo tipo, ha hecho mucho daño a mucha gente y es la segunda vez que absuelven por esta denuncia falsa que él ha puesto. Es lo que tenemos ahora y con eso tiene que funcionar el fútbol español“, recalcó.

El exfutbolista indicó que tras conocer hoy el fallo del Juzgado Número 7 de lo penal de Valencia “estoy satisfecho de que, por segunda vez, se ha vuelto a demostrar que esto es todo una invención”.

Ballesteros comentó que lo peor de estos cinco años, desde que se abrieran las diligencias, ha sido “estar señalado continuamente, llevamos cinco años y no he hecho declaraciones y he respetado los procesos y en todo momento he sido muy respetuoso con todos los momentos del juicio”.

“Hoy la sentencia vuelve a dejar claro que quien acusa lo hace sin ningún tipo de fundamento, sin ningún tipo de criterio y acusando a unas personas que como yo hemos dedicado toda mi vida a un profesión a la que amo”, prosiguió

Suscríbete a nuestra newsletter