El BEI concede a Iberdrola dos préstamos por valor de 690 millones

En el marco de COP25, las inversiones se realizarán en parques eólicos en Brasil y avanzar en la digitalización de las redes españolas

Ignacio Galán y Emma Navarro en la firma del préstamo realizada en el marco de COP25

El BEI e Iberdrola han anunciado en la Cumbre del Clima (COP25) que se celebra en Madrid, dos nuevos acuerdos para promover la acción climática mediante inversiones en proyectos de energías renovables y redes de distribución eléctrica. Para ello, la vicepresidenta del banco de la UE, Emma Navarro, y el presidente de Iberdrola, Ignacio Galán, han suscrito dos préstamos por un volumen total de 690 millones de euros.

250 millones de euros se destinarán a financiar la construcción de 15 parques eólicos que Neoenergia, filial de Iberdrola en Brasil, desarrollará en el país. Las inversiones que se acometerán en estos nuevos parques se ejecutarán a lo largo de cinco años y permitirán la creación de 2.300 puestos de trabajo.

Neoenergia se ha convertido en una de las dos mayores eléctricas de Brasil por número de clientes, con 13,9 millones de puntos de suministro.

Con su apoyo a este proyecto, el banco de la UE contribuye al cumplimiento de los Objetivos de Desarrollo Sostenible marcados por Naciones Unidas. El BEI trabaja en América Latina desde hace cerca de 30 años y una de sus grandes prioridades en la región es promover la acción contra el cambio climático.

El otro préstamo, de 440 millones de euros, se destina a financiar nuevas inversiones en España para infraestructuras que contribuirán a mejorar la fiabilidad de la red y la calidad del suministro del país.

Iberdrola que atiende a una población de 17 millones de clientes. En los últimos años, la compañía ha destinado 2.000 millones de euros a la digitalización de sus redes, con la instalación de casi 11 millones de contadores digitales y la infraestructura que los soporta y la adaptación de alrededor de 90.000 centros de transformación en España, a los que ha incorporado capacidades de telegestión, supervisión y automatización.

El BEI es uno de los mayores proveedores multilaterales de financiación a escala mundial para luchar contra el cambio climático. El objetivo del Banco es liderar la movilización de la financiación necesaria para mantener el calentamiento global por debajo de los 2 ˚C y limitar el aumento de la temperatura a 1.5 ˚C con el fin de cumplir con los objetivos del Acuerdo de Paris.


El BEI dejará de financiar proyectos energéticos basados en combustibles fósiles a partir de 2021


El pasado 14 de noviembre, el Consejo de Administración del BEI aprobó sus nuevos objetivos climáticos y la nueva política de préstamos energéticos: el Banco aumentará gradualmente la financiación que destina a objetivos climáticos y medioambientales hasta el 50 % en el año 2025, con el fin de que el Grupo BEI movilice, hasta el año 2030, al menos 1 billón de euros para favorecer inversiones que contribuyan a lograr estos objetivos.

Asimismo, anunció el propósito de alinear todas las actividades del Grupo BEI con el Acuerdo de París. Para ello, dejará de financiar proyectos energéticos basados en combustibles fósiles a partir de finales de 2021.

En 2018, el BEI facilitó cerca de 1.300 millones de euros en España para apoyar la acción a favor del clima, financiando proyectos destinados al desarrollo de medios de transporte más limpios y a la puesta en marcha de nuevos procesos productivos menos contaminantes y más respetuosos con el medio ambiente.

 

Suscríbete a nuestra newsletter